Azteca21 Magazine

Topada con Tobías Hernández y sus "Huapangueros de la Sierra de Xichu" en el CENART

E-mail Imprimir PDF


Los huapangueros se
presentarán en el marco
del ciclo 'Música, baile
y versada de la Huasteca'
Foto: Cortesía CENART
Ciudad de México.- 18 de Septiembre del 2008.- (CONACULTA) Tobías Hernández y sus Huapangueros de la Sierra de Xichu, Guanajuato,  contagiarán la alegría del huapango arribeño y la topada, el domingo 21 de septiembre a las 13:30 horas, en la Plaza de las Artes del Centro Nacional de las Artes, en el marco del ciclo Música, baile y versada de la Huasteca.

 

Estos poetas, trovadores y repentistas interpretarán temas como El caballito, La Cecilia, El querreque y El ausente; así como las décimas: Patria chica, Miguel Hidalgo y su movimiento, Tierra campirana, Hasta el final y Queremos la paz.

 
 
El huapango arribeño es un género musical y poético que se manifiesta o se declama tradicionalmente bajo la forma de décima; su riqueza estriba en que los versos o estrofas se componen al momento, se improvisan repentinamente, y aluden a lo más relevante que le parezca al trovador.

 

Esta tradición pertenece a la Sierra Gorda –-zona media de San Luis Potosí, norte de Querétaro y noreste de Guanajuato– y generalmente es ejecutada por cuatro músicos: un “guitarrero” o poeta, en compañía de dos violinistas y un vihuelista.

 

Tobías Hernández, guitarrero, poeta y trovador, nació en la cabecera municipal de Victoria, en Guanajuato. A principios de los años 80 tuvo su primer acercamiento con el huapango de la sierra. Sus primeras composiciones fueron versos en cuartetas, posteriormente décimas y seis años más tarde comenzó tocar sus primeras poesías.

 

Sebastían Salinas, primer violín, nació en el municipio de Xichu, Guanajuato. Desde temprana edad tuvo conocimiento de la tradición pues su papá era “versero”, sin embargo fue hasta que radicó en la  ciudad de México cuando aprendió a tocar el violín,  su talento lo ha llevado a ser uno de los mejores violinistas de la tradición, acompañando a los mejores trovadores de la región.

 

Nicacio López Rodríguez, segundo violín, nació en Río Verde, San Luis Potosí; heredó el talento de sus tíos, dos grandes violinistas: Isidro Rodríguez y Refugio Rodríguez. A partir de 2006, colabora con distinguidos poetas.

 

Adrián Calzada, vihuelista, nació en el municipio de Tlalnepantla, Estado de México. Desde hace más de 30 años incursionó en la tradición del huapango y ha acompañado a poetas y trovadores de la Sierra Gorda.

 
 
El ciclo Música, baile y versada de la Huasteca finalizará con el huapango huasteco y jarocho de Los huapangueros de Querétaro y Los parientes de Playa Vicente, Veracruz, el 28 de septiembre a las 13:30 horas, en la Plaza de las Artes del Cenart, Tlalpan y Churubusco. Cerca del metro General Anaya. Entrada libre. Consulte cartelera en www.cenart.gob.mx

Actualizado ( Jueves, 18 de Septiembre de 2008 13:23 )  

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Facebook Twitter Digg Delicious Google Bookmarks RSS Feed