Azteca21 Magazine

Humberto Cravioto cantó a los tres grandes

E-mail Imprimir PDF

Humberto Cravioto se encargó de brindar una serenata mexicana a cientos de personas.

En la explanada del Espacio Cultural Metropolitano

Tampico, Tamaulipas. 16 de octubre de 2004. Esta noche, las canciones más populares de nuestro folclore se escucharon por toda la Laguna del Carpintero, pues el tenor Humberto Cravioto se encargó de brindar una serenata mexicana a cientos de personas que presenciaron su actuación en la Explanada del Metro, el moderno y majestuoso escenario que está llamado a ser el testigo de las más diversas manifestaciones artísticas en esta ciudad.

Acompañado por el Mariachi de la Universidad Autónoma de Tamaulipas, Cravioto supo emocionar y complacer a los asistentes, ya que incluso cantó un tema a capela -"Hilos de plata"- porque no lo tenía ensayado con el mariachi, lo que motivó al público a hacerle "segunda".

Ataviado con un sobrio traje de color verde aceitunado, el reconocido cantante interpretó temas como "Mujeres divinas", de Martín Urieta, "Novia mía", de Álvaro Carrillo, "Granada", de Agustín Lara, entre otros más, para lograr estremecer a la gente reunida en torno del escenario al aire libre.

Además, quiso compartir con el público las canciones "de tres glorias nacionales": Pedro Infante, José Alfredo Jiménez y Jorge Negrete, "quien tanto le cantó a Tampico, a Ciudad Madero, a Tamaulipas, a nuestro México…", aseguró.

Así, interpretó temas que fueron éxitos de los tres artistas mencionados y que fueron coreados por el respetable: "No vale nada la vida", "No volveré", "México lindo y querido", "Serenata huasteca", "Si nos dejan", "Camino de Guanajuato", etcétera.

Al finalizar su actuación, el público lo ovacionó y le solicitó "otra, otra…", a lo que el cantante accedió de muy buena gana y le brindó una más, para después conceder autógrafos y tomarse fotos con sus admiradores, quienes agotaron los ejemplares de los discos compactos que contienen sus últimas grabaciones y que una persona puso al alcance de todos los que querían llevarse la voz y las interpretaciones de este infatigable defensor y promotor de nuestra música: Humberto Cravioto.

Por Gregorio Martínez Moctezuma
Corresponsal Azteca 21

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Facebook Twitter Digg Delicious Google Bookmarks RSS Feed