En esta ocasión el jueves santo tendrá una vez más como estelares a "Los Camperos de Valles", que compartirán escenario con los tríos "Oro Hidalguense", "Juvenil Hidalguense", "Herencia Serrana" y una agrupación que ya se ha vuelto constante, el "Trío Chicontepec", de don Rolando ‘Quecho’ Hernández.

Por Mauro García Velázquez
Reportero Azteca 21

Pahuatlán, Puebla.- 14 de abril de 2014. Una semana plena de tradición y música es lo que promete el Festival de la Sierra, que por octava ocasión se celebra en Pahuatlán, Puebla, hasta el 20 de abril y que esta vez privilegia más los espectáculos populares, dándole un giro al contenido más cultural que pudimos apreciar en años anteriores, cuando se presentaron artistas de la talla de Héctor Infanzón –considerado el mejor pianista de jazz latino en México– y otros más de gran calidad que dieron gran lustre al encuentro serrano.

La naciente administración municipal, aunque apostó más a brindar espectáculos para diversos gustos, sí cuidó que una de las noches más esperadas por todo el que conoce del festejo, la que muchos denominan ‘la huapangueada más grande del mundo’, tenga exponentes de primer nivel. En esta ocasión el jueves santo tendrá una vez más como estelares a "Los Camperos de Valles", que compartirán escenario con los tríos "Oro Hidalguense", "Juvenil Hidalguense", "Herencia Serrana" y una agrupación que ya se ha vuelto constante, el "Trío Chicontepec", de don Rolando ‘Quecho’ Hernández.

Muchos seguro extrañarán a un trío que en cada presentación alcanzó gran éxito, que en ediciones pasadas lograron impactar sobre todo a las generaciones jóvenes con su destacada manera de dominar los instrumentos musicales y darle un giro espectacular a su show, el "Ensamble Huasteco", aunque los bailadores no pierden la esperanza de verlos, pues en alguna ocasión no estaban anunciados en el programa oficial y tocaron.

Otro día que sin duda atrae sobre todo a la juventud, que ya ha tomado a este lugar ubicado en la Sierra Norte de Puebla como un punto de encuentro, es el viernes, cuando la "Sonora Balkanera" espera refrendar el éxito alcanzado el año pasado, ahora junto con "Salón Victoria" y la "Sonora Skandalera"; es decir, una noche plena de ska y balkan, aderezada con un performance que esperamos sea tan atractivo como el show que presentó en otras ocasiones "Zaiko Circo", y música brasileña con la batucada "Som do Brasil".

En cuanto a lo tradicional, una vez más Pahuatlán será sede y hará el encuentro de danzas autóctonas: Negritos, Quetzales, Acatlaxquis y Santiagueros, mientras que diario los Voladores (y Voladoras) que aquí provienen de dos comunidades, tendrán presentaciones.

Pero toda la semana estará plena de espectáculos, el sábado 12 habrá encuentro de bandas, el domingo los niños tendrán una función de títeres y la familia completa desde un imitador de Adrián Uribe, hasta el cantante Julián Jaramillo y la emoción de la lucha libre mexicana AAA.

El lunes será día de nostalgia, pues estarán Los Pasteles Verdes y Rigo Tovar Jr., como principales, en tanto que el martes estará dedicado a la niñez, habrá payasos, magos y otros espectáculos que seguro gustarán a los pequeños. Para el miércoles las cosas prometen ponerse más interesantes, pues se ofrecerá el espectáculo Parváz, de la compañía teatral Rodará; asimismo, los años del rock and roll se revivirán con los Hermanos Carrión, pero también habrá son cubano con el "Cuarteto Sabrosón", y jazz con Beto Cobos y Ana Sánchez. Para cerrar, el tradicional jaripeo de media noche con el grupo "Vagón Chicano".

Como también ya es costumbre, se realizará una muestra y expoventa de las artesanías que han dado fama a este municipio: bisutería (pulseras, collares, anillos, etcétera) de chaquira, cuadros y artículos a base de papel amate, éstos provenientes de la vecina comunidad de San Pablito, blusas bordadas, tanto de chaquira como de tela, servilletas, ceñidores y otros artículos que las indígenas de la región bordan y madera tallada.

En cuanto a gastronomía no hay restaurantes de cinco estrellas, pero sí sabrosa comida regional; si puede, váyase al mercado y busque a doña Chea, que el viernes santo seguro tiene preparada su famosa salsa de chicalas (también conocidas en otros lados como chicantanas u hormigas sanjuaneras, porque se recolectan justo en esos días) y otros suculentos guisos, mientras que para el sábado la barbacoa de doña Luz María, la Güera -en la zona conocida como La Loma- es otro manjar que hay que disfrutar. También se expenden antojitos como tostadas, quesadillas y los muy buscados molotes, que si se acompañan con un buen pulque de la región es mejor.

Pahuatlán se encuentra a unos 30 kilómetros de Tulancingo, Hidalgo, viajando por la carretera federal 132, México-Tuxpan, desviándose en el poblado de San Pedro Tlachichilco.

Cómo llegar: http://www.puebla.travel/es/pahuatlan

Comentarios a esta nota: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Foto 2: Muy querido en Pahuatlán, donde se ha presentado en diversas ocasiones, el Trío (aunque el año pasado fueron cuatro los integrantes) Chicontepec será uno de los participantes en la huapangueada del jueves santo.
Azteca 21/Mauro García V.