Nicolás Cárdenas, "Tempach"
Colaboración especial para Azteca21

Ahuacatlán de Guadalupe 26 y 27 de octubre de 2011
Purísima  de Arista 28 de octubre de 2011
Agua Zarca 29 y 30 de octubre de 2011

Ciudad de México.- 17 de Diciembre de 2011.-(2a parte)

Jueves 27 de octubre: Amanece, desayunamos e iniciamos el siguiente recorrido, por la carretera nacional 120 con rumbo a Pinal de Amoles, a escasos 5 kilómetros de Ahuacatlán de Guadalupe se encuentra la entrada a la cascada “El Chuveje”; se recorren 4 kilómetros de carretera pavimentada y después de llegar a la entrada que anuncia el lugar, caminamos sobre veredas algo así como 800 metros, todo rodeado de enormes álamos, pinos, abetos y enebros entre una gran variedad de hermosa vegetación.  Bordeando una cañada que serpentea hacia nuestro destino, se empieza a escuchar el suave sonido de un arroyuelo de aguas cristalinas; el lugar emana un sentimiento de gozo y comunión con la naturaleza que alcanza su máximo esplendor al arribar a esta hermosa cascada denominada “El Chuveje”.

Una sensación de armonía y silencio me invade al ver y escuchar el murmullo de la caída de agua de esta atractiva cascada que parece salida de un cuento. La contemplación del paisaje es un regalo para todos los sentidos, me dejo envolver por la mística de este maravilloso paraje…órale, me dicen y despierto, hay que regresar.

Regresando por la carretera nacional, hacia Pinal de Amoles, 10 kilómetros adelante,  a mano izquierda, está la entrada al poblado de San Pedro Escanela, se recorren 15 kilómetros de carretera pavimentada y se llega a al pueblo, y un kilómetro más de terracería está el acceso a la cascada “El Salto”. Pues bien, llegar ahí bajar 360 escalones, no muy me gusta, pero es saludable el ejercicio, el cual tiene su recompensa cuando se está frente a esta otra esplendidez natural; el follaje de los árboles, el gorjeo de las aves, el olor de la hierba y el arrullo del agua, invitan al descanso, previo al ascenso de los 360 escalones que me están esperando, pero no importa, sigo gozando de este momento, porque vivir el hoy, el aquí y el ahora es mi premisa.

¡¡Uufff, aahhh, ajajá!! Todavía con aliento emprendo el regreso para Ahuacatlán de Guadalupe, en donde continúan los eventos del XVI Festival de la Huasteca. Presentan los libros “El maíz es nuestra sangre” de Alan Sandstrom e “Historia de la Medicina Tradicional Totonaca”, de la autoría de Gabriel Sainos Guzmán. Luego se hace la presentación oficial del disco compacto “A mi Huasteca Tamaulipeca” de Porfirio Pacheco Sandoval con la participación del “Trío Herencia Huasteca”. Para cerrar con broche de oro este segmento se presenta el disco compacto y dvd “Patria Mía” del “Trío Tradición Genuina”, con décimas, trovas y versería, del gran decimista tamaulipeco Fernando Méndez Cantú.

Foto: Cortesía "Tempach"