Aunque en el estado aún es poco el conocimiento sobre este tipo de evidencia paleontológica y de los antiguos pobladores, el INAH se ha encargado de atender los hallazgos, cada vez más frecuentes, derivados muchas veces a partir de obras de infraestructura. Entre otras piezas, se han rescatado defensas, fémur y pelvis de mamut, además de huesos de gonfoterio, bisonte, caballo y camello prehistóricos.

Durango, MX.- 17 de Diciembre de 2018.- Este 17 de diciembre, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), a través del Centro INAH Durango, y el Centro Cultural y de Convenciones Bicentenario abrirán al público la exposición Mamut de Ecatepec, el gigante de la prehistoria, que presenta el esqueleto completo de un mamut colombino de cuatro metros de altura y 12 mil años de antigüedad, compuesto por 132 piezas ―120 originales y 12 recreadas― armadas y montadas para su exhibición en pie, acompañado de contenidos que detallan su existencia en el pasado.

El Mamut de Ecatepec estará en exhibición en la sala Andrea Palma del recinto mencionado, como una de las muestras más importantes con las que cierra el año este instituto. El público la podrá visitar hasta marzo de 2019.

Sirle Rojas Rodríguez, directora del Centro INAH Durango, dijo que por primera vez con esta exhibición los duranguenses tendrán la oportunidad de apreciar de cerca un esqueleto completo del gigante de la prehistoria, en especial el público infantil y juvenil; “la finalidad del montaje es difundir el conocimiento sobre su especie y hacer una reflexión sobre la importancia del patrimonio paleontológico.

“Asimismo, la exhibición es excelente oportunidad para difundir las investigaciones más recientes, desarrolladas en el ámbito de la arqueología y paleontología en el estado. El montaje fue supervisado por la arqueóloga Cindy Sandoval Mora, investigadora del INAH en la entidad”, señaló.

De acuerdo con Cindy Sandoval Mora, en Durango se tienen registradas evidencias de megafauna del Pleistoceno (aproximadamente 1.8 millones de años hasta hace 10,000 años). Las investigaciones de los restos prehistóricos han sido realizadas por diversos investigadores, principalmente en los municipios de San Juan del Río, San Pedro del Gallo, Coneto de Comonfort, Vicente Guerrero, General Simón Bolívar, Nuevo Ideal, Canatlán, Rodeo, en la ciudad de Durango, en el barrio de Analco y la comunidad de Navacoyan y, recientemente, en Gómez Palacio.

Aunque en el estado aún es poco el conocimiento sobre este tipo de evidencia paleontológica y de los antiguos pobladores, el INAH se ha encargado de atender los hallazgos, cada vez más frecuentes, derivados muchas veces a partir de obras de infraestructura. Entre otras piezas, se han rescatado defensas, fémur y pelvis de mamut, además de huesos de gonfoterio, bisonte, caballo y camello prehistóricos.

Ahora, Mamut de Ecatepec, el Gigante de la Prehistoria será un montaje museográfico de importancia para dar cuenta sobre esta fauna y su transitar en Durango.

El mamut en exhibición es el icónico morador del Centro Comunitario Ecatepec desde 2003, pero ha salido a recorrer los principales museos del país, mientras el espacio mexiquense es reparado por los daños derivados del sismo del 19 de septiembre.

El ejemplar fue hallado fortuitamente en abril de 1995 por pobladores del ejido de San Cristóbal, en Ecatepec, dentro de un depósito que los arqueólogos han fechado en 10 mil 500 años de antigüedad. Con el apoyo de la comunidad fue rescatado, estudiado y ahora conservado por especialistas del INAH. Durante su rescate sólo se encontró 80 por ciento de su esqueleto, a partir de reproducciones de los faltantes, fue armado en su totalidad y desde su montaje ha sido el mayor atractivo del centro comunitario.

En su itinerancia, la osamenta lleva consigo, además de sus dos vistosas defensas, el conocimiento sobre su especie, a través de contenidos museográficos que detallan su existencia en el pasado y una reflexión sobre la importancia del patrimonio paleontológico: el mamut es la especie más representativa de la Era de Hielo, vivió en Norteamérica y se extinguió hace 11,000 años. Aunque es proboscídeo (mamífero con trompa), no es ancestro del elefante moderno que alcanza tres metros de altura y pesa seis toneladas, pero hace seis millones de años, compartieron un ancestro común.

Uno de los grupos con amplia distribución en México durante la época del Pleistoceno fueron los proboscídeos, de los cuales en el territorio que hoy ocupa nuestro país había las siguientes especies: Mamut colombiano (Mammuthus columbi), mastodonte americano (Mammut americanum) y los gonfoterios (Stegomastodon y Cuvleronius).

El ejemplar en exhibición fue identificado como Mammuthus columbi, de los animales más grandes del planeta, con una altura superior a los cuatro metros y un peso de 10 toneladas. Necesitaba comer alrededor de 200 kilogramos de alimentos diarios y beber 250 litros de agua. Su gestación duraba 22 meses y posiblemente llegó a vivir alrededor de 80 años.

En el recorrido museográfico se explica que los numerosos lagos y pastizales del centro de México fueron hábitat natural de la especie, donde encontraba suficiente comida y agua para abastecer sus amplias necesidades. En la exposición se incluyen infografías sobre la historia y vida del animal durante la prehistoria.

Asimismo, la exposición explica las posibles causas de extinción de estos gigantescos animales: la evolución de los desiertos y el crecimiento de los pobladores humanos que se dedicaban a cazarlos para alimentarse.

Se incluirán actividades interactivas, destaca un arenero en el que los niños podrán simular el trabajo que realizan los arqueólogos.

Durante los próximos cuatro meses, esta exhibición también impulsará el turismo de la región y beneficiará a los habitantes del centro histórico de la capital, entre muchos otros, a los prestadores de servicios, dijo Sirle Rojas Rodríguez.

Mamut de Ecatepec, el gigante de la prehistoria se quedará en Durango hasta el 31 de marzo de 2019. La entrada a la exposición es gratuita y se podrá visitar de martes a domingo de 10:00 a 17:00 horas.

Fuente: (INAH)