Por: Jaime Oaxaca

Los forcados Anuar Nahara y Carlos Tirado se llevaron la tarde del domingo pasado en la plaza México en la corrida número diez del serial. Con el cuarto de la lidia, Anuar logró una de las mejores pegas en La México; Carlos también realizó una pega muy buena al cierraplaza; ambos son integrantes del grupo de Los Forcados Mazatlecos.

Fue emotivo ver a Anuar Nahara sujetarse del toro, que en su carrera tiraba fuertes derrotes para quitarse al intrépido hombre, al caer el cornúpeta clavo los pitones en la arena, rápidamente se levantó, Anuar siguió aferrado.

El desaire de cronistas de todos los medios a los forcados es de lo más común. La mayoría de las veces lo hacemos por desconocimiento, pareciera suficiente que con mencionar el nombre del grupo en turno es suficiente.

La parte más emocionante de la larga corrida del domingo, tres horas y veinte minutos, corrió a cargo de quienes, literalmente, agarran al toro por los cuernos. Actuaron Los Forcados Mexicanos y Los Forcados Mazatlecos, además de tres rejoneadores.

Si la antigüedad es importante entre los matadores de a pie, matadores a caballo y las ganaderías, también lo es para los forcados.

Suele pensarse que los forcados son puro relleno, cuando en realidad se la juegan igual que los toreros.

En los carteles suelen menospreciarlos.

Por ejemplo, el que publicó la plaza México para la corrida del domingo pasado, invirtió el orden de los dos grupos que actuaron; en primer lugar debieron anotar a los Forcados Mexicanos quienes, con 37 años de actividad, son los más antiguos de los que existen en nuestro país.

En los carteles de la pasada feria de Tlaxcala, la empresa mostró desconocimiento absoluto ya que en las dos fechas que actuaron rejoneadores y forcados, publicaron que el rejoneador alternaría con los forcados, situación falsa. Rejoneadores y forcados realizan actividades diferentes, jamás alternan.

Todos los grupos de forcados en México actúan de manera gratuita, las empresas sólo les proporcionan una cantidad de dinero para cubrir sus gastos, no siempre alcanza y más de una vez las empresas los han dejado colgados de la brocha.

Actúan por verdadero amor al arte.

Literalmente le salen a lo que les echen. Invariablemente el rejoneador autoriza el grupo va a intervenir con ellos.

Las injusticias con ellos no sólo son por parte de cronistas, o de las empresas que no cubren todos sus gastos. Cuando algún forcado sale lesionado, que es frecuente, generalmente son ellos mismos quienes cubren sus gastos médicos.

El que se queme que se sople, dice el refrán, con ellos se aplica muy bien. Por supuesto que entre todos los compañeros del grupo cooperan para los gastos.

Los que están registrados en el IMSS, por su trabajo cotidiano y personal, al menos tienen ese beneficio. Cuando sufren alguna lesión en el ruedo que les impide trabajar, el IMSS les paga el 40 por ciento de su salario. Al no estar asegurados como toreros, el IMSS cataloga el percance en el ruedo como enfermedad general.

De los grupos que existen en la República Mexicana, sólo cinco están registrados en la Asociación de Matadores: Mexicanos, Queretanos, Mazatlecos, Teziutecos e Hidalguenses. Cuando la empresa contrata una póliza de seguro médico entonces tienen derecho a ser atendidos las primeras 24 horas; sin embargo, sólo ocho del grupo tendrán el servicio. La lista de esos ocho la entrega el responsable del grupo (el cabo) a la empresa que los contrató, antes del día de la actuación. Si es lesionado alguno que está en dicho listado, ya verá cómo le hace para resolverlo.

Por si fuera poco, algunas veces suelen ser ninguneados por los propios rejoneadores. Si el jinete con el que actuaron no invita a dar la vuelta al ruedo al que realizó la pega, éste se queda en el callejón. Cuando hay una buena pega que merece el reconocimiento del público y el rejoneador no ha tenido una buena actuación, éste se aprovecha para dar la vuelta con el forcado. Sin ir más lejos, el domingo sucedió en la monumental capitalina.

Total, en la corrida número 10, los Forcados Mazatlecos se llevaron la tarde.

Fotos: (facebook.com/pg/LaPlazaMexico/photos)