En algunos casos el organismo podrá
reducir en un ciento por ciento
 el interés moratorio
Foto: Sitio Oficial

Ciudad de México.- 20 de Febrero del 2007.- El Fideicomiso Nacional de Habitaciones Populares (FONHAPO) obtuvo autorización para aplicar beneficios a las familias que deseen regularizar sus créditos, como reducir en algunos casos el ciento por ciento del interés moratorio.

En un comunicado precisó que lo anterior será en beneficio de aquellas personas en condición de pobreza y para facilitar la reestructuración financiera de los institutos estatales de vivienda.

 Detalló que hasta el próximo 28 de febrero se aplicarán diversos beneficios económicos a aquellas familias que decidan regularizarse en el pago del crédito federal que recibieron para adquirir, ampliar o mejorar su vivienda.

El organismos dependiente de la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL) explicó que los incentivos económicos aplican para los casos de liquidación anticipada, regularización o reestructuración de los adeudos.

 Dentro de estas acciones, los beneficios podrán reducir hasta en ciento por ciento de los intereses moratorios, siempre y cuando se liquide en una sola exhibición el capital vencido y los intereses ordinarios, así como los seguros.

 Además, de manera adicional, mediante la liquidación anticipada, quienes decidan regularizar su situación pueden obtener un descuento de 25 por ciento sobre el saldo por vencer y si las familias optan por la reestructuración de su crédito el descuento será de cinco por ciento.

 Como parte de esas acciones en favor de su población beneficiaria, se decidió que por única ocasión, también se pueda reestructurar a un plazo máximo de cinco años cuando se trate de créditos individualizados.

 En este caso, las personas que opten por ese beneficio podrán obtener un descuento adicional sobre el saldo por vencer, detalló la FONHAPO.

 Además, explicó que si por causa de la reestructuración del adeudo, la escrituración de la vivienda se realiza en el mismo año, el organismo podrá otorgar un crédito especial hasta por 100 veces el salario mínimo vigente en la zona a cada beneficiario individual para cubrir sus gastos en ese trámite.

 Por otra parte, a los beneficiarios cumplidos desde 11 meses continuos a partir de mayo de 2004, se le concederá la condonación del pago de la mensualidad 12, aplicable en el primer mes del año siguiente, y así sucesivamente hasta la liquidación total, siempre y cuando continúe al corriente.

 En tanto, mayores de 65 años de edad, jubilados y pensionados, también pueden regularizar su crédito, para lo cual deberán establecer como pago mínimo mensual 25 por ciento de sus ingresos, y si oportunamente cumplen con sus obligaciones crediticias, se les aplicará 40 por ciento de descuento de cada pago al saldo por vencer.

(Notimex)