El aguacate mexicano retornó hoy a California, con lo que pone fin a un embargo de 93 años impuesto por Estados Unidos bajo pretextos sanitarios, y llega a salvar la tradición...

Aguacate mexicano llega a
tiempo para salvar la tradición
 de consumir guacamole
 en el Súper Tazón
 Foto: Internet

San Diego, California.- 1º de Febrero del 2007.-  El aguacate mexicano retornó hoy a California, con lo que pone fin a un embargo de 93 años impuesto por Estados Unidos bajo pretextos sanitarios, y llega a salvar la tradición de consumir guacamole en el Súper Tazón de Futbol Americano.

California fue este jueves el último de los 50 estados del país que permitió la entrada de aguacate tipo hass producido en México, con lo que concluye un embargo que comenzó en 1914.

El retorno del aguacate mexicano a California coincide con un desabastecimiento del producto local, luego que una helada acabó con la cosecha de este invierno en el área de San Diego, región que produce el 95 por ciento de la fruta en Estados Unidos.

Fuera de esta zona, sólo Florida y en menor proporción Louisiana y Texas producen aguacate, pero debido a las condiciones geográficas es más parecido a la pagua latinoamericana que al tipo hass.

El comisionado de Agricultura del condado de San Diego, Eric Larson, dijo que el hass michoacano salvar  una tradición creciente entre fanáticos del futbol americano de consumir guacamole el fin de semana del Supertazón.

La final del futbol americano coincide con el periodo de mayor producción y distribución de aguacate en la zona de Escondido, en el condado de San Diego y una franja del vecino condado de Riverside.

"Los fanáticos no tienen de que preocuparse; habrá suficiente aguacate mexicano para cubrir la demanda", dijo Larson.

La Comisión del Aguacate de California descartó, por su parte, que el producto mexicano pudiera estar infectado, argumento que llevó al embargo que el gobierno de Estados Unidos eliminó gradualmente a partir de 1999.

California fue la primera región a la que llegó el aguacate, que fue traído por misioneros, quienes al parecerles difícil llamarlo por su nombre en lengua náhuatl "ahuacatl", lo llamaron aguacate.

A mediados del siglo XIX, los anglosajones nombraron a la fruta como "avocado", ya que se les dificultó nombrarlo.

Aunque las primeras empresas aguacateras se instalaron en el área de Los Ángeles, la mayor producción se generó en Escondido y Riverside, donde los productores argumentaron que la fruta mexicana tenía larvas de mosca del mediterráneo.

El gobierno de Estados Unidos inicio pruebas científicas en 1997 y dos años después levantó el embargo al aguacate mexicano, pero sólo para 31 estados de la región noreste del país. En 2004 amplió el fin del embargo a otros estados y California quedó al final.

(Notimex)