De manera inesperada el príncipe tomó el pañuelo y siguió los pasos de los bailarines, lo que provocó un estallido de aplausos, porras y gritos.

Campeche, México.- 4 de Noviembre de 2014.- El príncipe Carlos convivió con los campechanos en el corazón del centro histórico, donde recibió porras y, de manera inesperada, al son de la música de “El sarao”, estampa tradicional, siguió por un instante, con pañuelo en mano, el paso del grupo de bailarines.

El dignatario inició su recorrido por diferentes stands de artesanías instaladas en el parque principal de la ciudad, en donde había muestra de trabajos manuales de bordados, tejidos de vestidos tradicionales y urdidos de hamaca de artesanos campechanos.

Acompañado por el secretario de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade, y el embajador de México en el Reino Unido, el príncipe recorrió los stands.

También se unieron al recorrido el gobernador de Campeche, Fernando Ortega Bernés y la alcaldesa Ana Martha Escalante Castillo, mientras decenas de ciudadanos, respetando las medidas de seguridad, observaron al príncipe y lanzaron algunas porras.

Sin prisa, el príncipe Carlos recorrió los stands, y mediante un intérprete dialogó con los artesanos, observó la elaboración de sombreros de jipi y luego se detuvo a disfrutar del espectáculo protagonizado por 16 bailarines del Gran Ballet Folklórico del Gobierno del Estado.

Tocaron los temas “Guaranducha” y “Charanga”, y posteriormente tocaron la estampa “El Sarao”, baile tradicional de Campeche, donde de manera inesperada el príncipe tomó el pañuelo y siguió los pasos de los bailarines, lo que provocó un estallido de aplausos, porras y gritos.

Luego se acercó a los campechanos, se dejó tomar fotografías y se despidió en medio de aplausos, para participar en una reunión privada en el Salón de Protocolos de la Biblioteca Campeche, lo que marcó el fin de su gira por la entidad.

Visita Edzná y es recibido por indígenas mayas

Un músico tradicional y una promotora cultural, ambos indígenas mayas, recibieron al príncipe Carlos de Gales en la plaza principal de la zona arqueológica de Edzná, a donde el dignatario británico llegó como parte de su visita a México.

Así, el indígena Jesús Alfredo Euan Xool, músico tradicional de Pomuch, con vestimenta regional, intercambió palabras con el príncipe, a quien dijo haberle referido el patrimonio cultural de Campeche con algunos de sus rasgos como la música, la danza, la lengua y la gastronomía.

Facilitado el diálogo por un intérprete, Xool y su acompañante, Juana Segovia Bonilla, le plantearon al visitante europeo que las tradiciones pueden ser preservadas y permanecer de manera sustentable.

Dijo que están dispuestos a trabajar siempre de manera sustentable, respetando el medio ambiente, y refirió que la respuesta del príncipe, es que a él le gusta la cultura y las expresiones de Campeche.

Juana Segovia Bonilla, originaria de la comunidad de Pocyaxum, con su tradicional hipil (vestido), dijo sentirse contenta de saludar al príncipe, el cual, aseguró, se mostró sencillo y amable.

Como promotora cultural, Segovia Bonilla le habló sobre las tradiciones y cultura viva de la mezcla maya con europea, y recordó que a los pueblos de esta etnia se les debe inculcar la tradición para no perderla con el tiempo.

Actualmente, indicó, se trabaja en el rescate de las tradiciones y costumbres, y señaló también que el príncipe se interesó por el hipil (atuendo de las mujeres de la península de Yucatán), y por saber si ellas mismas lo elaboraban, a lo que ella le contestó que su confección es una tradición y arte.

Mientras, en el Centro Histórico de la ciudad de San Francisco de Campeche, decenas de campechanos aguardan el paso por esa zona de la ciudad del príncipe Carlos, donde el acceso ha sido limitado por personal de seguridad, acorde el estatus del visitante.


Fuente:  (Notimex)