Por: Sam Taylor

Gerardo Jr., quien ha disfrutado de una carrera de 19 años en CPS Energy, se enorgullece de caminar junto a sus compañeros de trabajo y su papá en la marcha anual para celebrar las libertades y oportunidades que disfrutan debido a personas como su padre y César Chávez.

San Antonio, TX.- 29 de Marzo de 2018.- El pasado sábado, empleados de CPS Energy se reunieron con cientos de personas mas en nuestra comunidad para celebrar la vida y el legado de César Chávez. Durante la última década, el empleado de CPS Energy, Gerardo Escamilla Jr., ha caminado codo a codo con su padre en la marcha anual. Además de recordar al líder histórico, la tradición le ha dado la oportunidad de celebrar el legado de su padre.

"Cada vez que marchamos, pienso en lo dificil que fue para mi papá ser un obrero de México que trabajaba en California en los años 60", dijo Gerardo Jr., un asociado de ingeniería en nuestro Centro de Administración de Energía. "Fue una parte muy importante de esa época y con frecuencia se unió a los trabajadores sindicales en los piquetes para protestar por el maltrato a los trabajadores agrícolas y los bajos salarios".

Durante la última década, Gerardo Escamilla Jr. ha caminado codo a codo con su padre en la Marcha anual de César Chávez. Este año, padre e hijo continuaron la tradición con CPS Energy en la 22 ° edición anual de "Cesar Chavez March"

Como miembro del Centro Social Obrero y La Causa, Gerardo Escamilla Sr. participó activamente en el movimiento de César Chávez. Se unió a miles de trabajadores sindicales para protestar por el sufrimiento de los trabajadores agrícolas y sus familias, la supresión de sus derechos, el uso de pesticidas peligrosos y la negación de elecciones justas y libres. Mientras estaba en MacFarlane, California, él y otros trabajadores tuvieron problemas para vivir con $1.25 por hora.

"Fue muy difícil para las familias latinas vivir con ese tipo de salario", dijo Escamilla. "Hubo mucha discriminación. Cuando miro hacia atrás en ese momento, me produce una profunda satisfacción saber que hice mi parte para ayudar a mejorar las condiciones de vida de estas familias ".

El boicot de César Chávez en 1968 resultó en un acuerdo de negociación colectiva que garantizaba a los trabajadores el derecho a sindicalizarse. En 1972, Gerardo padre y los salarios de sus compañeros de trabajo habían aumentado a $ 8 por hora. El aumento de los salarios lo ayudó a mantener a su creciente familia que vivía en Nuevo León, México. Sin embargo, la tensión de vivir tan lejos el uno del otro llevó a los Escamillas a moverse bajo un mismo techo a la ciudad de San Antonio.

El cambio de ciudad estuvo pleno de desafíos. Gerardo Jr., de 10 años en ese momento, recuerda las dificultades de adaptarse a una nueva cultura y aprender inglés. Fue el firme ejemplo y la determinación de su padre lo que lo inspiró a él y a sus cuatro hermanos a tener éxito. Gerardo Sr. asistió a las clases nocturnas para aprender inglés y obtuvo un título de asociado en AC, Refrigeración y Calefacción del St. Philip's College.

"Mi papá siempre nos animaba a estudiar mucho", dijo Gerardo Jr. "Quería que tuviéramos oportunidades que él nunca tuvo. Eventualmente, todos desarrollamos un gran interés en las matemáticas y vimos nuestro propio potencial para ingresar a los campos de la ingeniería ".

Gerardo Escamilla Jr. (extrema derecha) se reúne con sus hermanos - Samuel, Eduardo, Edgar y Rolando - y sus padres, Rosa-Elvia y Gerardo Escamilla Sr.

A la edad de 74 años, Gerardo padre ahora disfruta de los frutos de su trabajo al ver a sus cinco hijos continuar su legado con carreras gratificantes en ingeniería y tecnología de la información.

"Estoy muy orgulloso de mis hijos y de lo que han logrado", dijo con una sonrisa. "Son trabajadores duros. Ver cuánto han tenido éxito me hace muy feliz. Me recuerda que valió la pena todo esfuerzo y sacrificio ".

Los empleados de CPS Energy celebraron la vida y el legado de César Chávez en la marcha anual del sábado 24 de marzo.

Gerardo Jr., quien ha disfrutado de una carrera de 19 años en CPS Energy, se enorgullece de caminar junto a sus compañeros de trabajo y su papá en la marcha anual para celebrar las libertades y oportunidades que disfrutan debido a personas como su padre y César Chávez.

"Al crecer, mi padre siempre nos enseñó a nunca olvidar de dónde venimos y a ser humildes", dijo. "Marchar con mi papá me da la oportunidad de recordar y celebrar su viaje".