Se trata tanto de una experiencia mística que rompe las barreras de los idiomas y el tiempo, como también una obra maestra de la interpretación coral salida de la genial mente de Peter Sellars.

Guanajuato, MX.- 14 de Octubre de 2018.- Los Angeles Master Chorale inaugura la programación del Teatro Juárez en la edición XLVI del Festival Internacional Cervantino con Lagrime di San Pietro del compositor Orlando Di Lasso.

Está considerada una obra maestra del Renacimiento italiano, que a través de la figura evangélica de san Pedro explora emociones atemporales como la culpa, el remordimiento y la tristeza; por tal razón esta interpretación fue montada en un escenario minimalista, donde la luz juega un papel esencial en la comunicación de los estados anímicos.

La actuación del conjunto coral imprime marcada profundidad a su interpretación, dado que logra realzar el mensaje y, en ocasiones, funciona como un oxímoron durante el diálogo entre los cantantes.

Simulando distintas escenas de pena, muerte y resurrección, el conjunto coral entrega a su audiencia, a través de una diáfana interpretación, una metáfora que enfrenta a los rapsodas consigo mismos con el único fin de buscar perdón y redención ante aquellos actos que los avergüenzan o les crean conflicto.

La directora concertadora, Jenny Wong, demuestra su maestría al conducir al coro en esta puesta poco ortodoxa, que no guarda un lugar fijo para el conjunto ni para su batuta. Recorren el escenario acostándose, abrazándose o corriendo de espaldas, mientras recitan los 20 madrigales y el motete que componen esta pieza.

Se trata tanto de una experiencia mística que rompe las barreras de los idiomas y el tiempo, como también una obra maestra de la interpretación coral salida de la genial mente de Peter Sellars.

Precisamente es Sellars quien retoma esta obra renacentista sobre el dolor del padre de la Iglesia católica y la transforma en una metáfora del siglo XXI, donde las etapas del duelo encuentran su correspondencia con cada una de las partes de la obra de Di Lasso.

El concierto concluyó con emociones de aceptación, liberación, rescate y absolución. En cuanto al público, demostró su agradecimiento al conjunto estadounidense con tres minutos de aplausos.

Los Angeles Masters Chorale fue fundado en 1964 y tiene como sede permanente el Walt Disney Music Hall.

Fuente: (festivalcervantino.gob.mx)