Eva Walker nació en Amatitlán, Guatemala, pero creció en la ciudad de Guatemala. Realizó secundaria en el Instituto de Señoritas llamado Belén, donde recibió su título de profesora de educación primaria. Trabajó de diseñadora y fue propietaria de su propia fábrica y boutique de ropa durante quince años. En 1974 emigró con sus cuatro hijos a Estados Unidos, donde todos se naturalizaron poco después.

SANTA CLARITA, California – 11 de Mayo de 2017.- Eva Walker publica “Castillo del Lago” (publicado por Palibrio), una novela cuya historia nos muestra que el altruismo y el amor se imponen al egoísmo y pueden transformarlo en felicidad y armonía. 

La historia se desarrolla en torno al lago Izabal, en Guatemala. En ella se relata cómo Marisol, una maestra de educación primaria, lucha para construir una escuela en la zona. En este contexto conoce a Mauricio, un joven de familia adinerada que se ofrece a ayudarla y que ha sufrido un fracaso romántico poco tiempo atrás. Marisol cambiará la vida de Mauricio, enseñándole el significado del amor puro y sincero y sacándolo de su egoísmo personal para luchar desinteresadamente contra la miseria de personas menos favorecidas con quién él no tiene ninguna deuda ni responsabilidad. 

Para Eva Walker esta obra tiene la importancia de dar una visión altruista del ser humano que engrandece el espíritu ya que “en la sociedad actual el egoísmo resulta en codicia y corrupción que dan miseria a gente que no lo merece’. Inspirada por su viaje a la región del Lago Izabal y Río Dulce en 1952, así como por las ruinas del castillo militar de San Felipe, y conmovida por la miseria de los más pobres, la autora decidió escribir esta novela para que el lector experimente ‘un retrato de la vida como debe ser, y como puede ser’.

“Castillo del Lago” de Eva Walker

Tapa blanda | $17.95 | 212 páginas | ISBN 9781506519289

Tapa dura | $33.95 | 212 páginas | ISBN 9781506519272

Libro electrónico | $3.99 | ISBN 9781506519265

Disponible en Amazon y Barnes & Noble 

Acerca de la autora:

Eva Walker nació en Amatitlán, Guatemala, pero creció en la ciudad de Guatemala. Realizó secundaria en el Instituto de Señoritas llamado Belén, donde recibió su título de profesora de educación primaria. Trabajó de diseñadora y fue propietaria de su propia fábrica y boutique de ropa durante quince años. En 1974 emigró con sus cuatro hijos a Estados Unidos, donde todos se naturalizaron poco después.