El editor de la revista, José Antonio Rodríguez, apunta en la página editorial del número 58 de Alquimia, que a lo largo de estas dos décadas de vida se han dado a conocer diversas historias de la fotografía mexicana, procesos de investigación, exposiciones, libros, documentos, curadurías, conformación de nuevos archivos históricos y contemporáneos, que enriquecen el conocimiento de la cultura fotográfica.

Ciudad de México.- 2 de Abril de 2017.- La revista Alquimia, órgano de difusión del Sistema Nacional de Fototecas (SINAFO), del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), celebra 20 años de vida y los festeja con una edición especial dedicada a La fotografía en color, cuya historia estaba pendiente de ser abordada en su amplitud y diversidad.

La idea de ahondar en el tema responde a los escasos estudios que hay en este campo, no obstante que el surgimiento de la fotografía en color representa un gran avance tecnológico y una herramienta esencial para aquellos que buscaban reflejar lo que pasaba en la naturaleza, comentó Juan Carlos Valdez, director del Sinafo.

“Los precursores de la fotografía deseaban capturar un instante o una imagen, pero también buscaban registrar las tonalidades lo más fidedignamente posible, es así que inician la investigación técnica que derivaría en el conocimiento y desarrollo de lo que hoy denominamos fotografía en color”.

El también titular de la Fototeca Nacional del INAH expresó que desde los daguerrotipos y ambrotipos sutilmente coloreados, pasando por el desarrollo del autocromo de los hermanos Lumière y las tarjetas de visita impresas a la albúmina coloreadas, hasta el desarrollo de la técnica de dye transfer o transferencia de colorantes comercializada por la Eastman Kodak en 1946, es posible, hoy día, contar con una amplia gama de procesos en los que se ha intentado reproducir los tonos de la naturaleza.

El editor de la revista, José Antonio Rodríguez, apunta en la página editorial del número 58 de Alquimia, que a lo largo de estas dos décadas de vida se han dado a conocer diversas historias de la fotografía mexicana, procesos de investigación, exposiciones, libros, documentos, curadurías, conformación de nuevos archivos históricos y contemporáneos, que enriquecen el conocimiento de la cultura fotográfica.

El año pasado, la publicación obtuvo el Premio al Arte Editorial que otorga la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana en la categoría de Revistas: cultura, literarias, religiosas, académicas y universitarias, cuyo número 57 estuvo dedicado al 40 aniversario de la Fototeca Nacional.

La edición conmemorativa de su cuarto lustro está integrada por cinco artículos que abordan la evolución de la fotografía a color en México. Daguerrotipos. La verdad de los colores, de Mariana Rubio de los Santos, muestra las técnicas de coloreado iniciadas en nuestro país en 1840 a la par de los intentos retratísticos.

En búsqueda de la ilusión: la fotografía iluminada en el siglo XIX, la investigación realizada por Gustavo Amézaga Heiras, remite a los vínculos entre la pintura y la fotografía, destacando la aparición de los estudios fotográficos y las tarjetas de visita en la segunda mitad del siglo XIX en México, periodo en el que la fotografía alcanzó la categoría de objeto cultural.

Simplemente el color, artículo de José Antonio Rodríguez, presenta el devenir de la fotografía a color, el uso en México de la fotografía química y la autocromía. La degradación del color en el cine mexicano, de Fernando del Moral González, habla de la problemática en la que se encuentra el patrimonio cultural cinematográfico de México, debido a que los tonos originales, brillantes y espectaculares de las primeras películas mexicanas producidas a color, han ido desapareciendo física y materialmente.

En El cine en color en México: figuras esenciales, Elisa Lozano alude al technicolor, una técnica que permitía registrar en la película virgen los colores primarios; la investigadora hace referencia a los primeros filmes a color realizados a partir de 1936 y a las personalidades del cine mexicano que se vieron favorecidas con esta nueva forma de filmar.

El trabajo de 20 años de la publicación cuatrimestral ha sido posible gracias a la voluntad de múltiples historiadores, instituciones, coleccionistas y jóvenes investigadores, quienes han mostrado su interés por el estudio de la fotografía.

“En estas páginas se piensa la fotografía como una manera de conocimiento. Con todo y la complejidad del medio y que siempre plantea nuevas interrogantes, veinte años sí que son algo”, escribe José Antonio Rodríguez.

El más reciente número de Alquimia está disponible en las librerías del INAH. La consulta digital se puede realizar a partir de este mes a través de la página revistas.inah.gob.mx. La descarga será gratuita. 

Fuente: (INAH)