La obra, dirigida por Edgar Cañas y producida por José Dolores González y Juan Torres, es protagonizada por Jimena Pares, Manuel Landeta, Hugo Serrano, Eduardo Partida y José Antonio López Tercero, con el montaje musical de Ricardo Robledo, quien dirige a una agrupación de 10 músicos, la coreografía de Gerry Pérez y el vestuario de Jessa Núñez

Ciudad de México.- 26 de Julio de 2017.- Creada desde 2010 para celebrar el Bicentenario de la Independencia de México, la obra Josefa, el musical de México, fue estrenada la noche del viernes 23 de junio con una nueva producción que tiene como escenario el emblemático Teatro Hidalgo y que ofrece un recorrido ameno, humorístico y dramático por la vida de Josefa Ortiz de Domínguez y la manera como influyó para construir una nueva nación.

La obra, dirigida por Edgar Cañas y producida por José Dolores González y Juan Torres, es protagonizada por Jimena Pares, Manuel Landeta, Hugo Serrano, Eduardo Partida y José Antonio López Tercero, con el montaje musical de Ricardo Robledo, quien dirige a una agrupación de 10 músicos, la coreografía de Gerry Pérez y el vestuario de Jessa Núñez

El público celebró el sentido del humor de las letras y los diálogos de la obra que retratan a una luchadora social que lo mismo puede mostrar ternura que una gran fuerza y rebeldía al tratar de ganar apoyo en favor de los insurgentes y denunciar las injusticias del régimen.

También destacó la ágil estructura del montaje que después de un diálogo se complementa con una canción, como cuando los personajes hablan de lograr un cambio y comienza la letra que dice: “Construiremos un país donde todos sus hijos puedan comer, donde no haya esclavitud ni inquisidores o razas que impongan su voluntad”.

Presentada por un breve tiempo durante las celebraciones del 2010 en Querétaro con el acompañamiento de la orquesta del estado, esta nueva producción de la obra reúne a 20 actores y cantantes en escena, quienes recrean la escalada de acontecimientos que marcaron la vida de Josefa Ortiz de Domínguez.

En el transcurso de la obra se suceden diversos diálogos que dan cuenta del idealismo que se respiraba en la nación en los años previos a la Independencia, como aquellos que rezan: “Los hechos dificultosos como los presentes los inician los valientes, pero los concluyen los dichosos”, o “Esta es nuestra cita con la historia, la Nueva España no seremos más, nos llamaremos México”.

A lo largo de más de 70 minutos el público puede conocer los matices de Josefa Ortiz de Domínguez a través de diversos cuadros musicales donde se muestra su vida cotidiana en la clase acomodada de la ciudad como esposa de corregidor, así como las reuniones que tienen lugar en su casa para hablar de diversas injusticias sociales, las cuales llevan al movimiento rebelde.

Asimismo se muestra la incertidumbre que vivía la nación con la invasión francesa, la Intervención de Calleja como elemento militar principal de la Corona Española, el Imperio de Iturbide, y sobre todo, el papel que jugó la Santa Inquisición como autoridad fundamental, en un momento en que Napoleón ha secuestrado a los monarcas españoles, y ese vacío de autoridad es llenado en la Nueva España por la Iglesia sin ningún control superior. 

El público celebró con un aplauso de pie de varios minutos el final del musical que, con las voces de la Guerra Civil, sorprende por combinar el dramatismo con el canto de esperanza de los intérpretes que acompañan a la protagonista.

Josefa, el musical de México se presenta los viernes a las 20:30 horas, sábados a las 18:00 y 20:30 horas y los domingos a las 13:30 y 18:30 horas. Teatro Hidalgo. Avenida Hidalgo 23, Centro Histórico. Costo: $450, $600 y $750.

Fuente: (CONACULTA)