Ante un gran número de asistentes a este espacio de espectáculos, Reyes apareció en la oscuridad, luego se iluminó el escenario, para verlo como una estatua viviente, destacando su sombrero claro, al momento en que empezó a aplaudir pausadamente y mover poco a poco sus piernas. 

Ciudad de México.- 4 de Febrero de 2016.- El bailaor español Manuel Reyes y con la bailaora mexicana Erika Suárez se presentaron anoche con éxito en el Lunario del Auditorio Nacional, donde ofrecieron el espectáculo "Tan solo", que cautivó a la concurrencia.

Baile y cante se unieron en una cátedra de flamenco en su estilo puro que reafirmó el talento y capacidad del bailaor, hasta el punto que se le desprendió el micrófono inalámbrico. 

Por su parte, la bailaora mexicana Erika Suárez dejó claro por qué fue invitada por el maestro Reyes a su espectáculo, pues durante su interpretación el público disfrutó de su actuación con un flamenco elegante. 

Ante un gran número de asistentes a este espacio de espectáculos, Reyes apareció en la oscuridad, luego se iluminó el escenario, para verlo como una estatua viviente, destacando su sombrero claro, al momento en que empezó a aplaudir pausadamente y mover poco a poco sus piernas. 

Elegantemente vestido, el bailaor empezó el zapateo cadencioso, sin necesidad de músicos y cantaores, que casi al final de ese cuadro cantó y bailó para darle un plus a su actuación, que fue ovacionada por los asistentes. 

El espectáculo continuó con la entrada de dos músicos y dos cantaores que empezaron a tocar y a cantar para dar entrada a la bailaora Erika Suárez, quien poco a poco empezó a bailar flamenco, muy lentamente para después subir de intensidad, terminando con fuerza.

La belleza de la bailaora Suárez y su elegancia en el escenario se constató con los pasos, giros y movimientos de brazos, así como con la fuerza en el zapateado que transmitió toda su pasión por el género, que la gente la despidió con enormes aplausos.

Suárez, quien empezó a bailar flamenco profesionalmente a los 15 años, aseguró que este género a nivel nacional se encuentra en una búsqueda interesante como para encontrar una densidad propia.

“Porque han surgido muchos bailaores y también músicos con una calidad buena y la búsqueda va más como una línea de identidad del flamenco a la mexicana, más que repetir lo que sucede en España, es como hacer un flamenco con las bases de allá, pero a partir de nuestra identidad”, explicó la también bailarina de danza contemporánea.

Fuente: (Notimex)