Luego de que los alebrijes salieron del Ángel de la Independencia acompañados por la Banda de la Marina, siguieron por los carriles centrales y en la Diana Cazadora dieron vuelta en Sevilla, luego tomaron Salamanca y Oaxaca, hasta llegar a Álvaro Obregón, donde estarán en exhibición hasta el 21 de diciembre. Admirarlos no cuesta nada.

Ciudad de México.- 13 de Diciembre de 2014.- Don Roberto tomó con la mano derecha a Beto y con la izquierda a Juan para decirles: "¡Abusados, fíjense, ya va a comenzar!". Los dos chicos abrieron aún más sus ojos para ver cómo las colosales figuras de "Yaotecatl" y "Quetzil" encabezaban el 8° Desfile de Alebrijes del Museo de Arte Popular (MAP).

"¡Les presentamos a "Oblitus"!", señaló una entusiasta voz para presentar a otro de los alebrijes que esta tarde desfilaron por calles de la Ciudad de México, desde la glorieta del Ángel de la Independencia hasta el ancho camellón de la avenida Álvaro Obregón, como punto terminante del Concurso de Alebrijes Monumentales correspondiente a 2014.

Fueron alrededor de 210 alebrijes creados por artesanos de la Ciudad de México, Oaxaca, Hidalgo, Querétaro, Aguascalientes, Guanajuato y San Luis Potosí.

En su oportunidad, el secretario de Cultura de la Ciudad de México, Eduardo Vázquez Martín, señaló que "la fiesta de la cultura no puede suspenderse, pues acompaña la vida social de los pueblos".

"Cacatúa" y "Pumachero" también desfilaron y como cada una de las figuras fantásticas, se hicieron acompañar por sus creadores, quienes a su vez llevaron a la fiesta a familiares y amigos para hacer una verbena diurna que arrastró a los transeúntes por su periplo que, realizado a pie, no representó cansancio alguno. ¡El ánimo pudo más que la caminata!

Cada una de las escuelas participantes, los artesanos y otros asistentes se vistieron para la ocasión. Playeras de vistosos colores, con leyendas que dejaban ver su origen o el nombre de la escuela a la que pertenecen, y de donde salió su alebrije gigante, identificaron a los contingentes que llenaron de color la ruta que les fue asignada.

"Juggler", de Raymundo Ramírez, llamó poderosamente la atención de los niños y niñas por su cabeza de toro y cuerpo de… de quién sabe, pero era impresionante y por tal razón, numerosas personas activaron sus teléfonos celulares en función de cámara fotográfica y dispararon repetidas ocasiones. La foto del recuerdo quedó garantizada en ese instante.

Ocho piezas elaboradas en las Fábricas de Artes y Oficios (Faros), de la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México, participaron en el 8° Desfile y Concurso de Alebrijes Monumentales, organizado por el MAP; fueron cinco del Faro de Oriente, dos del de Tláhuac y uno del de Milpa Alta. En todos, la creatividad y el colorido fue evidente.

Eso significa que los proyectos de cartonería en los Faros se han convertido en referencia de la vida cultural y del proyecto educativo-artístico de los recintos de la Secretaría de Cultura, de acuerdo con Vázquez Martín, y muestra de ello, aseguró el funcionario, son también las enormes calaveras que se exhibieron el Día de Muertos en el Zócalo capitalino.

Debido a que el desfile se pospuso hasta el día de hoy debido a las marchas que en fechas recientes paralizaron el centro de la ciudad, y por otras razones inscritas en el rubro de seguridad pública, el responsable de la política cultural de la ciudad manifestó tajante que "la cultura no puede suspenderse ni por la barbarie, el horror, el duelo o la indignación"

Sobre el concurso, se informó que se premiará a los tres primeros lugares con 60, 40 y 30 mil pesos, respectivamente. Además, se otorgarán cinco menciones honoríficas con 10 mil pesos de premio cada una, y habrá un estímulo económico indivisible de 60 mil pesos, el cual se determinará con la votación del público que admire estas enormes obras.

Luego de que los alebrijes salieron del Ángel de la Independencia acompañados por la Banda de la Marina, siguieron por los carriles centrales y en la Diana Cazadora dieron vuelta en Sevilla, luego tomaron Salamanca y Oaxaca, hasta llegar a Álvaro Obregón, donde estarán en exhibición hasta el 21 de diciembre. Conocerlos y admirarlos no cuesta nada.

Fuente:  (Notimex)