Tres equipos ganadores de la edición 2016 de Vive conCiencia participaron en el Talent Hackathon de Campus Party 2017, evento realizado del 5 al 9 de julio en Guadalajara, Jalisco.

Guadalajara, Jalisco. 14 de agosto de 2017 (Montserrat Muñoz-Agencia Informativa Conacyt).- El concurso Vive conCiencia, impulsado desde 2014 por el Foro Consultivo Científico y Tecnológico (Fccyt), busca el fortalecimiento de la cultura ciudadana en materia de ciencia y tecnología.

1 HEAD hackaton1108

Cada año, esta estrategia convoca a jóvenes mexicanos a crear soluciones en uno de los 10 retos definidos por la Agenda Ciudadana de Ciencia, Tecnología e Innovación, con el objetivo de mejorar la calidad de vida.

Tres equipos ganadores de la edición 2016 de Vive conCiencia participaron en el Talent Hackathon de Campus Party 2017, evento realizado del 5 al 9 de julio en Guadalajara, Jalisco. Esta actividad reunió a más de 427 equipos que durante cuatro días desarrollaron en total 267 proyectos enfocados en resolver problemas de alguna de las nueve verticales —salud, educación, digitalización de pymes, inclusión financiera, inteligencia artificial y robótica, gobierno digital, transporte y movilidad, cultura digital e internet de las cosas y ciudades inteligentes— basados en tecnología.

El proyecto ganador del reto Salud Pública en Vive conCiencia participó en la vertical de Inteligencia Artificial y Robótica en el hackatón, con el proyecto Interfaz cerebro-computador para silla de ruedas.

El líder del proyecto, Óscar Cantera Cantera, comentó en entrevista para la Agencia Informativa Conacyt que su participación en el hackatón le supuso adaptar el proyecto a los requerimientos que estipulaba la vertical en la que participó. Uno de estos era la implementación de la plataforma de computación cognitiva abierta Watson, creada por la empresa IBM.

1 oscar1108Óscar Cantera Cantera, ganador de Vive conCiencia reto Salud Pública.“También renombramos la silla como la X chair, porque uno de los retos consistía en traer a la realidad un elemento que se hubiese visto en una película de ciencia ficción utilizando inteligencia artificial. Nosotros escogimos la silla del profesor Charles Xavier, de los X-men”, señaló el ingeniero en mecatrónica.

La X chair consiste en una silla de ruedas eléctrica controlada a través de los estados mentales de la meditación y la concentración. El sistema cuenta con una diadema capaz de leer señales eléctricas del cerebro, mismas que son interpretadas por un microcontrolador Arduino que, a su vez, controla los motores eléctricos que mueven la silla.

“El usuario define la dirección con la meditación. Si uno empieza a relajar los músculos y respirar profundamente, se entra en un estado de meditación. Y cuando suben los niveles de concentración, empieza a avanzar la silla”, comentó el emprendedor.

El recién egresado del Instituto Tecnológico de Celaya —que pertenece al Tecnológico Nacional de México (Tecnm)— compartió que su experiencia en Vive conCiencia, que se remonta hasta el 2015, le ha ayudado a mejorar continuamente el producto, al grado de obtener el primer lugar en la edición 2016 y abrir una empresa propia con el fin de perfeccionar la silla y eventualmente sacarla al mercado.

Una opción para la educación de migrantes retorno

Por otra parte, el proyecto Tengo derecho a estudiar, ganador del reto de migración en el Vive conCiencia 2016, participó en el Talent Hackathon bajo el nombre Linkeando en la vertical de Educación.

Las jóvenes Etziba Yhorleni Álvarez Pérez y Soar Rebeca Vega Marín presentaron este proyecto, mismo que consta de una plataforma virtual bilingüe que concentra información de importancia para los migrantes retorno, especialmente la relacionada con las opciones educativas a las que tienen derecho, fortaleciendo una reinserción exitosa de estas personas a la sociedad.

A decir de Álvarez Pérez, Vive conCiencia sentó las bases del proyecto y el hackatón aumentó el alcance del mismo, ya que pasaron de cubrir las opciones únicamente para educación básica y media superior para ahora incorporar también las de nivel superior, además de informar sobre otras ofertas como carreras técnicas.

“Lo que buscamos con el proyecto es que a los interesados les llegue esta información; para nosotras como migrantes retorno fue muy difícil regresar (a México) y encontrarnos con mil trabas cuando intentamos ingresar a la universidad o a la preparatoria”, señaló.

En tanto, Vega Marín apuntó que a través de la página web, los interesados podrán encontrar qué escuelas están disponibles para ellos o sus hijos, cuáles son los trámites necesarios para la revalidación y/o inscripción y cuál se adapta mejor al estudiante dependiendo su perfil, por ejemplo.

1 soar1108Soar Rebeca Vega Marín y Etziba Yhorleni Álvarez Pérez, ganadoras de Vive conCiencia reto Migración.“Estamos buscando crear un sistema que pueda perfilar el tipo de personalidades y que eso se conecte a la base de datos que tendremos de las escuelas”, dijo. Ambas jóvenes tomaron como principal motivación sus experiencias como migrantes retorno y los retos que esta situación les supuso al querer retomar su educación.

Según las estudiantes de la Universidad Veracruzana (UV), cada año retornan a México alrededor de 150 mil migrantes en edad escolar. Sin embargo, son pocas las plataformas que ofrecen información relevante al respecto. Dado el actual panorama político, confían en que pronto se dé un espacio importante para estudiar el tema de las poblaciones retornantes y asegurar la mejor reintegración de estas a la sociedad mexicana.

“Este año, la temática de los migrantes retorno tiene una luz. Al fin, los medios y el gobierno están volteando a ver este problema”, afirmó Álvarez Pérez.

Agua, una prioridad

El arquitecto egresado de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, Ezequiel González Valdez, fue el ganador del reto Agua de Vive conCiencia con su proyecto Concreto ecológico: regreso al ciclo natural del agua.

“Se trata de un concreto permeable que permite la filtración de agua pluvial para recargar los mantos acuíferos de manera natural”, comentó el creador del material.

La alta porosidad y permeabilidad del concreto permitiría evitar inundaciones en vialidades de tráfico ligero, ya que cuenta con una absorción de 400 litros por metro cuadrado por minuto. Además, podría complementarse con un sistema para reutilizar el agua pluvial para riego o uso doméstico, entre otros.

Con algunas adaptaciones, el joven buscó participar con este proyecto en la vertical de Ciudades Inteligentes del Talent Hackathon. Sin embargo, el equipo decidió inscribir otro proyecto para automatizar el cierre de válvulas ante fugas de agua, a la vez, de cuantificar el consumo de agua en las ciudades por día, hora o mes. Ambas iniciativas coinciden al ser herramientas de concientización acerca del uso indebido del agua y procurar su preservación.