Una de las capacidades más notorias de este recinto de divulgación científica que lo diferencia de algunas otras megapantallas es que, gracias al nuevo sistema de proyección controlado por computadora, se puede proyectar lo que sea, no solo imágenes y producciones astronómicas. “Por ejemplo, podemos proyectar moléculas, simulaciones del funcionamiento del cuerpo humano, sitios arqueológicos u obras arquitectónicas”.

Ciudad de México. 3 de junio de 2017 (Hugo Valencia Juliao-Agencia Informativa Conacyt).- El Planetario Luis Enrique Erro del Instituto Politécnico Nacional (IPN) fue el primero en su tipo en México y el tercero en Latinoamérica, las autoridades encargadas de la administración del recinto de divulgación astronómica estiman que desde su apertura, en 1967, lo han visitado más de 10 millones de personas.

1 HEAD planetario0206

Esa es una de las razones por las cuales este icónico edificio de características hemisféricas se ha convertido con el paso de los años, según Rocío Ledesma Saucedo, editora de la revista Conversus del IPN, en uno de los referentes turísticos, culturales y científicos de la Ciudad de México.

En el marco de la celebración del 50 aniversario del Planetario Luis Enrique Erro, el Centro de Difusión de Ciencia y Tecnología (Cedicyt) remodeló las instalaciones; entre las diversas mejoras que introdujeron, destaca el nuevo sistema de proyección de última tecnología para planetarios, el sistema Digistar 6, dijo el doctor Reynold Ramón Farrera Rebollo, director de dicha entidad politécnica.

“El nuevo sistema de proyección usa cañones láser que pueden reproducir cualquier tipo de contenido en una resolución 8K, es decir, ocho veces los estándares de lo que conocemos como alta definición”, explicó Reynold Farrera en entrevista con la Agencia Informativa Conacyt.

Con estas mejoras sustanciales, explicó el directivo politécnico, el planetario del IPN se convierte en el más moderno de México y se coloca dentro de los seis primeros a nivel mundial dada su capacidad de proyectar más de 23 millones de pixeles, con seis cañones y doce computadoras conectadas a una computadora central.

“Con esta tecnología, el planetario se vuelve uno de los más modernos del mundo, teniendo la capacidad de recrear con exactitud asombrosa la posición de las estrellas y planetas, que son el resultado de problemas matemáticos complejos introducidos en la computadora central”, aseguró Reynold Farrera.

Para la reapertura del recinto de divulgación científica, se estrenarán tres nuevas producciones que se sumarán a las 14 ya existentes en el catálogo, de las cuales varias son de realización mexicana con colaboración del IPN.

“Se continúan desarrollando producciones con el fin de nutrir la oferta que se puede ofrecer, pero es una tarea muy compleja pues una producción para un planetario de este tipo requiere mucho trabajo”, dijo Reynold Farrera.

El directivo politécnico reconoció que anteriormente el planetario ocupaba una tecnología optomecánica que contaba con más de nueve mil piezas y nueve proyectores, la cual duró casi 40 años. “A partir de 2006 se cambió el sistema a uno digital que utiliza cañones controlados por computadora que se coordinan entre sí de una manera muy compleja”, agregó.

Una de las capacidades más notorias de este recinto de divulgación científica que lo diferencia de algunas otras megapantallas es que, gracias al nuevo sistema de proyección controlado por computadora, se puede proyectar lo que sea, no solo imágenes y producciones astronómicas. “Por ejemplo, podemos proyectar moléculas, simulaciones del funcionamiento del cuerpo humano, sitios arqueológicos u obras arquitectónicas”.

Solo hay otros seis o siete planetarios en el mundo que cuentan con este tipo de tecnología, por lo que el Planetario Luis Enrique Erro se coloca como el más avanzado de América Latina y uno de los mejores del mundo, aseguró el directivo politécnico. 

1 luis0206Fuente: Luis Enrique Erro.