Dicho elemento químico, además, podría ser una pista para encontrar la tumba de un antiguo gobernante, mencionó el encargado de los trabajos arqueológicos en la llamada "Ciudad de los Dioses". 

Ciudad de México.- 4 de Mayo de 2015.- Como un material vinculado con el agua y asociado a un personaje "mágico" definió el arqueólogo mexicano Sergio Gómez el mercurio hallado en un túnel bajo la pirámide de la Serpiente Emplumada, en la Zona Arqueológica de Teotihuacán.

Dicho elemento químico, además, podría ser una pista para encontrar la tumba de un antiguo gobernante, mencionó el encargado de los trabajos arqueológicos en la llamada "Ciudad de los Dioses". 
 
En entrevista, Gómez se dijo sorprendido por el hallazgo del mercurio en el sitio, pues se trata de un material que no es propio de la región y que hasta ahora, en México sólo se había encontrado en algunos sitios de la zona Maya.
 
"Todavía estamos tratando de entender el significado de este material encontrado, y que debió haber sido traído de algún lugar lejano como Querétaro o San Luis Potosí, porque se trata de un mineral que no hay aquí, es decir, no es propio de la región. Seguramente puede estar vinculado con el agua, su significado es acuático totalmente", dijo.
 
"Las únicas referencias de este material es en la zona Maya, donde se fue encontrado en las tumbas de personajes de alto estatus", mencionó Gómez, quien agregó que su equipo continúa la búsqueda de un gobernante y "confiamos en ello, no hemos perdido la esperanza".
 
Asimismo, señaló que hasta el momento se desconoce la cantidad de material que fue encontrado, hace a penas unos días en una cámara al final de un túnel sagrado, que estuvo sellado por casi mil 800 años.
 
"Cuanto se encontró y cómo, no lo tenemos, lo cierto es que es un cantidad considerable y está revuelta con la tierra, se está extrayendo junto con ella, lo tenemos en pequeñas gotas", comentó.
 
El mercurio, de difícil extracción y apreciado por sus propiedades refractantes, aclaró el especialista, era poco común en el México antiguo.
 
"Lo que representa ésto, sobre todo, es la capacidad para obtenerlo, porque el mercurio no es fácil de localizar, hay que hacer excavaciones muy profundas en la zona de la Sierra Gorda de Querétaro, en las minas. Es complejo y se necesita de un esfuerzo descomunal para tener algunos gramos de este material.
 
"En términos rituales, (el personaje) debió haber sido alguien considerado como mágico y en términos económicos representa algo muy costoso obtener algunos gramos", refirió el arqueólogo para quien tras el hallazgo la historia de Teotihuacán no cambia en nada.
 
Por otra parte, comentó que en antiguas ciudades en la India, Egipto y China, se ha encontrado este metal, el cual es considerado, en el caso de los chinos, con propiedades mágicas y curativas, aunque para el ser humano se trata de un elemento tóxico.
 
"En la India se ha empleado en contextos funerarios y eso es algo que nos ha sorprendido encontrar", agregó.
 
Mientras que los antiguos mexicanos tenía un amplio sentido científico sobre este material, "pues estaba asociado con al cinabrio de manera natural, el cinabrio es un mineral, sulfuro de mercurio.
 
"De tal manera que ellos estaban en busca de cinabrio que se emplea para fines rituales y seguramente encontraron, cuando realizaban la línea, estas pequeñas vetas de mercurio y eso implica un conocimiento sofisticado para encontrar esta veta del mercurio en terrenos profundos", comentó.
 
En lo profundo de un complejo integrado por tres cámaras, Gómez expresó su confianza de encontrar la última morada de un rey en esta antigua ciudad que fue el hogar de cerca de 200 mil personas y centro de un imperio que floreció entre los años 100 y 700 DC.

Fuente: (Notimex)