La elaboración del documento conllevará durante un periodo de cuatro años, la recopilación de información bibliográfica combinada con trabajo de campo que se desarrollará en la península de Baja California.

Ensenada, Baja California. 28 de agosto de 2017 (Karla Navarro-Agencia Informativa Conacyt).- Información relativa a la distribución y abundancia de 120 especies de mamíferos marinos que habitan en los mares mexicanos, será concentrada en un atlas nacional.

1 HEAD mamifero2508

La elaboración del documento conllevará durante un periodo de cuatro años, la recopilación de información bibliográfica combinada con trabajo de campo que se desarrollará en la península de Baja California.

El atlas nacional de mamíferos marinos reunirá el conocimiento base con el que investigadores diseñarán medidas de mitigación ante la posible instalación de infraestructura para la generación de energía renovable a partir del océano.

Es por ello que el atlas forma parte de una de las líneas transversales del Centro Mexicano de Innovación en Energía Océano (Cemie-Océano), financiado por el Fondo Sectorial Conacyt-Sener.

En entrevista con la Agencia Informativa Conacyt, la doctora Gisela Heckel Dziendzielewski, experta en mamíferos marinos del Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (CICESE), expuso que, eventualmente, el atlas servirá para medir posibles impactos de la infraestructura para generación de energías alternativas, sobre recursos naturales y ecosistemas.

El golfo de California, el Pacífico Tropical, el golfo de México y el mar Caribe serán estudiados bibliográficamente, ya que existe información disponible respecto a la abundancia de mamíferos marinos y sus zonas de distribución.

La investigadora precisó que con el atlas podrán determinar las zonas en las que no se debe instalar infraestructura, por representar sitios clave para una o varias especies.

“Hay especies muy sensibles que están en peligro de extinción y si sabemos dónde se distribuyen, sobre todo dónde se concentran para actividades importantes como reproducción, vamos a hacer la recomendación para que no se instale ningún tipo de equipo”, subrayó.

 

 

 

 



¿Qué es el Cemie-Océano?

Es el centro de investigación en energía del océano con mayores capacidades para el desarrollo de tecnologías de alto impacto social e industrial, así como con el mayor número de líneas de investigación exitosas en Latinoamérica.

El Cemie-Océano se encarga de generar productos innovadores, técnicas y tecnologías que exploten la diversidad de recursos energéticos oceánicos disponibles para suministrar sustentable, efectiva y rentablemente una parte cada vez mayor de la demanda energética de la República Mexicana.

Fuente: Cemie-Océano.

Ejemplificó con el caso de la ballena gris (Eschrichtius robustus), especie de la que se cuenta con información sobre el tamaño de su población y los lugares exactos donde se reproduce: las lagunas Ojo de Liebre, San Ignacio y Bahía Magdalena.

“Si alguien piensa que la boca de la laguna San Ignacio es un buen lugar para poner una granja de aparatos de producción de energía por corrientes de marea, de entrada recomendaría que ni siquiera se intentara poner un prototipo, sería una inversión inútil porque poner una granja ahí sería muy peligroso para las ballenas”, enfatizó la doctora Gisela Heckel.

Cetáceos en Baja California

Debido a la escasa información disponible sobre cetáceos que habitan en la costa occidental de la península de Baja California, el proyecto coordinado por la doctora Gisela Heckel contempla por lo menos tres años de trabajo de campo en esta zona y un año para la interpretación de datos.

La especialista del CICESE mencionó que son entre 30 y 35 especies de cetáceos las que se encuentran en la costa occidental bajacaliforniana y de todas se contará con una estimación, para lo cual sobrevolarán el mar en avioneta y aplicarán el método de transecto lineal en forma de zigzag, desde Tijuana hasta Los Cabos.

“En esos transectos detectamos los grupos o individuos de ballenas o delfines, anotamos la distancia del transecto, identificamos la especie, estimamos el tamaño de grupo y tomamos la localización geográfica exacta”, describió.

Agregó que con los datos del número de animales, número de avistamientos y distancia al transecto, podrán aplicar la estadística denominada muestreo de distancias, con la que estimarán la abundancia de cada una de las especies y subespecies que se hayan observado en la costa occidental.

Pinnípedos actualizados

La doctora Yolanda Schramm Urrutia, profesora investigadora de la Facultad de Ciencias Marinas de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), colabora en el proyecto como experta en pinnípedos.

En entrevista con la Agencia Informativa Conacyt, la investigadora comentó que en México hay cuatro especies de pinnípedos (lobos marinos y focas), las cuales habitan en la región noroeste del país.

“Se distribuyen alrededor de la península de Baja California, por preferir condiciones de ambientes de aguas frías y como tenemos el efecto de la corriente de California que viene desde Alaska, tenemos la fortuna de tener estas especies”, destacó.

Apuntó que gracias al trabajo que han realizado sobre distribución y abundancia de pinnípedos, la contribución al atlas de mamíferos marinos será principalmente con la actualización de datos, ya que los últimos conteos sobre las cuatro especies se obtuvieron durante 2010.

1 gisela2508Dra. Gisela Heckel.“Podemos trabajar en estimación de abundancia contando los animales o hasta cuestiones de biología molecular con técnicas de secuenciación masiva, por ejemplo”, adelantó la especialista de la UABC.

Aunque la información que se obtendrá sobre pinnípedos será del mismo tipo que la que han generado con anterioridad para conocer su distribución y abundancia, la variación se dará en la interpretación de los datos para relacionarlos con la posible instalación de equipo para producir energía renovable.

Yolanda Schramm refirió que en otros casos se ha documentado que las obras de infraestructura o instalación de equipamiento en el mar no aleja a los pinnípedos, por el contrario, su curiosidad los acerca.

“A veces lo que hay que hacer es poner atención a la hora de la construcción y saber si se van a acostumbrar, a diferencia de las especies de cetáceos que evaden las zonas de construcción”, precisó.

Colaboración a favor de los mamíferos marinos

Como en muchos proyectos de investigación, la colaboración entre científicos que trabajan desde distintos puntos del país también será fundamental para garantizar la protección de mamíferos marinos ante la posible instalación de equipo para la generación de energías limpias desde el mar.

La doctora Gisela Heckel puntualizó que una de las primeras colaboraciones está surgiendo en torno al golfo de California, donde se instalará equipo en la zona noroeste, para conocer el potencial para producir energía a partir de las mareas.

Añadió que en la zona ya hay un grupo de investigación haciendo estudios sobre mamíferos marinos, perteneciente al Centro de Estudios Culturales y Ecológicos Prescott College en Bahía de Kino, Sonora.

“Probablemente cuando se decida que se va a poner algún otro tipo de generador de energía en el océano, contactaremos a colegas que trabajan en esa zona y que tienen información al respecto y que sean ellos quienes determinen si habría una afectación y qué medidas de mitigación se pueden proponer”, comentó.

Enfatizó que por ahora el proyecto está en la etapa de exploración y podría avanzar hasta la instalación de prototipos, pero será hasta entonces cuando podrán hacer estudios específicos sobre posibles efectos en los mamíferos marinos.

1 focas2508

arroba14010contacto 1 Dra. Gisela Heckel Dziendzielewski
 corrico dos    Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.