El Templo de Ehécatl, divinidad del viento, se localizaba frente al adoratorio del dios de la lluvia, Tláloc

Ciudad de México.- 28 de Junio de 2017.- Después de siete años de estudiar y excavar el subsuelo de las calles aledañas al Centro Histórico de la Ciudad de México, fueron encontrados en el predio ubicado en la calle de Guatemala número 16, los restos del principal Templo de Ehécatl (dios mexica del viento), así como de una esquina del Juego de Pelota de la antigua Tenochtitlan.

El descubrimiento de ambos edificios, que constituyen secciones del Templo de Ehécatl y del Juego de Pelota, son parte del Programa de Arqueología Urbana, un proyecto constituido hace 25 años, el cual recupera los vestigios de lo que fue el Recinto Ceremonial de México-Tenochtitlan, y que yacen bajo el subsuelo de siete cuadras del Centro Histórico de la capital del país.

El Templo de Ehécatl, divinidad del viento, se localizaba frente al adoratorio del dios de la lluvia, Tláloc, deidad que residía en el Templo Mayor junto al dios de la guerra, Huitzilopochtli. 

Durante los trabajos se descubrió también una plataforma limitada por la Cancha del Juego de Pelota, uno de los rituales religiosos más importantes de la cultura mesoamericana. En este espacio, que estaba alineado al adoratorio de Huitzilopochtli, se detectaron los restos de una escalinata por donde debieron ingresar los combatientes a la cancha y bajo el piso, los arqueólogos ubicaron una ofrenda ritual conformada por varios grupos de cervicales humanas que aún guardaban su posición anatómica y que correspondían a cerca de 30 personas, se piensa que pertenecían a niños y jóvenes.  

Para que la población pueda conocer más sobre este descubrimiento, se abrirá próximamente un Museo de Sitio, en el que podrá apreciar de cerca, cada uno de estos hallazgos arqueológicos.  

Video: https://www.youtube.com/watch?v=MHE065rGAgM

Fuente: (CONACULTA)