Seguramente conoces la célebre pintura de Saturnino Herrán, "La Ofrenda", en la que el pintor, nacido en Aguascalientes en 1887, plasmó una escena del México de principios del siglo XX, en la que hace referencia al Día de Muertos, celebración en la que se conmemora el ciclo de vida y que se puede ver reflejado en la obra, a través de la edad de los personajes.

San Antonio, TX.- 4 de Noviembre de 2018.- Saturnino Efrén de Jesús Herrán Guinchard fue un artista precoz. Ingresó a la Escuela Nacional de Bellas Artes a los 17 años, donde pronto despertó el interés de maestros como Antonio Fabrés y Germán Gedovius. A temprana edad pintó grandes obras en las que plasmó costumbres y escenas cotidianas de la ciudad.

Herrán murió de manera prematura en 1918, a los 31 años, dejando como legado grandes obras como "La leyenda de los volcanes", "La criolla del mantón", "El cofrade de San Miguel", "Nuestros dioses" y "Tehuana", cuya modelo en esta última fue su esposa, Rosario Arellano.

Es considerado uno de los nueve artistas patrimoniales de México, entre José Clemente Orozco, Diego Rivera, David Alfaro Siqueiros, María Izquierdo, Frida Kahlo, Remedios Varo, Gerardo Murillo “Doctor Atl” y José María Velasco.

Si quieres conocer más sobre la vida y obra de este y otros grandes artistas de su época, visita la muestra Saturnino Herrán y otros modernistas, exposición que explora la obra del artista mexicano, a cien años de su muerte.

La exposición

Presenta un recorrido cronológico por las etapas de producción artística de Saturnino Herrán, desde el nacionalismo modernista hasta la Escuela Mexicana de Pintura y el muralismo, a través de cinco ejes temáticos: La formación académica con Fabrés y Gedovius, 1904-1910; Realismo social y simbolismo: el indio desdeñado del progreso”; Vanguardia internacional; La influencia del modernismo español; y Cuerpo místico y las tipologías decorativas del "alma nacional”.

La exposición "Saturnino Herrán y otros modernistas" pone al alcance del público la versátil gama de géneros que orbitaron su obra, hoy patrimonio artístico de México. Herrán, célebre representante del modernismo plástico mexicano, se nutrió de tendencias internacionales para retratar tanto exotismos y simbolismos como figuras de la vida cotidiana y de la gente común, que configuraron en sus pinturas un imaginario del “alma nacional”. Este imaginario se nutrió del trabajo de la generación del 98 española y del modernismo latinoamericano configurando un movimiento cultural orgulloso de sus raíces sincréticas y reivindicador de la hispanidad.

El Ateneo de la Juventud, del cual formó parte Herrán, trabajó también en este sentido, a lo que se sumó además el factor político, la discusión sobre el patrimonio y la soberanía nacionales que tuvo lugar en el carrancismo. El diálogo, entonces, con diversos colegas, maestros e influencias internacionales y locales permite un análisis de la obra del pintor con una visión renovada, para entender un fenómeno plástico cuya simbología forma parte esencial de nuestra identidad.

"Saturnino Herrán y otros modernistas", podrá ser visitada del 29 de septiembre de 2018 al 19 de febrero de 2019, de martes a domingo de 10:00 a 18:00, en el Museo Nacional de Arte, ubicado en Tacuba núm. 8, Centro Histórico de la Ciudad de México.

 Fuente: (gob.mx/cultura)