La exposición, que estará abierta al público hasta el 25 de febrero próximo, consta de 30 fotografías en blanco y negro, que incluyen tanto piezas recientes de Garduño (Ciudad de México, 1957) como algunas de las imágenes más representativas de su prolífica carrera.

Nueva York, EU.- 28 de Diciembre de 2016.- La galería Throckmorton Fine Arts de Nueva York exhibe a partir de este mes una selección de algunas de las más representativas piezas de la artista mexicana Flor Garduño, considerada una de las más influyentes fotógrafas contemporáneas en América Latina.

La exposición, que estará abierta al público hasta el 25 de febrero próximo, consta de 30 fotografías en blanco y negro, que incluyen tanto piezas recientes de Garduño (Ciudad de México, 1957) como algunas de las imágenes más representativas de su prolífica carrera.
 
"Las fotografías de Garduño ofrecen imágenes poéticas tomadas de la naturaleza, los sueños y las formas femeninas. Sus imágenes, a menudo con pocos elementos, son elegantes y ricamente sugerentes", de acuerdo con los curadores de la exposición.
 
Los curadores añadieron que la obra de Garduño tiene una cualidad onírica y surrealista, lo que ofrece a sus fotografías una "cualidad mística" que demanda una "segunda mirada" y una prolongada contemplación.
 
Estudiante de la Academia de San Carlos de la UNAM, Garduño fue atraída a la pintura antes de concentrarse en la fotografía. En 1979, comenzó a trabajar como asistente de uno de los más grandes fotógrafos de América Latina, Manuel Álvarez Bravo.
 
Álvarez Bravo (1902-2002), quien tuvo una inmensa influencia en Garduño, ayudó a que la artista comenzara a desarrollar su propio estilo.
 
Además de haber sido incluida en numerosos libros, la obra de Garduño se encuentra en colecciones de varias instituciones como el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA), el Instituto de Arte de Chicago y la Biblioteca Nacional de Francia, entre otros.

Throckmorton Fine Art is pleased to announce

An exhibit of the photography of one of Latin America’s most celebrated contemporary artists, Flor Garduño. The exhibit will present 30 black-and-white images, highlighting her most recent work, but also including some of the most iconic images from her prolific career.

Garduño was born in Mexico City in 1957. She studied visual arts at the San Carlos Academy of the Arts at the Universidad Nacional Autónoma de México.  Although she was first attracted to drawing, she was captivated by photography. In 1979, she began working as an assistant to Latin America’s greatest photographer, Manuel Ávarez Bravo (1902-2002).  He had an indelible influence on Garduño, but she developed her own “eye”—and style. 

Garduño’s photographs offer poetic images drawn from nature, dreams, and the female form.  Her images are often sparse, but they are elegant and richly suggestive. Garduño has a surrealist, dream-like perspective, giving her photographs a mystical quality.  They elicit a “second look,” and invariably contemplation. Garduño is technically accomplished and demanding—and her photographs are always luminous and beautifully printed.  All the works exhibited are gelatin silver prints.

Garduño has published many collections of her photographs, beginning in 1985 with Magic of the Eternal Game. Other notable titles include Witness of Time and Inner Light. Her photographs have been widely exhibited in Latin America, the United States, and Europe.  Garduño’s photographs are held in the permanent collections of prominent museums and libraries, including The Museum of Modern Art in New York, the Art Institute of Chicago, the Bibliothèque nationale de France, and the Museum Ludwig in Cologne. Garduño resides in Mexico City. A catalogue accompanies the exhibit.

Fuente: (Notimex & throckmorton-nyc.com)