De entre los nacimientos más peculiares fabricados en México, sobresalen los elaborados en Michoacán y Jalisco, principalmente de Tlaquepaque por ser una zona rica en producción artesanal. Algunos de estos pesebres son aproximadamente de mediados del siglo XX.

Ciudad de México.- 4 de Diciembre de 2015.- Alrededor de 30 nacimientos, unos en miniatura y otros de gran formato, elaborados con diferentes técnicas y materiales, procedentes de colecciones privadas de la República Mexicana y países como Alemania, Francia y Egipto, se exhiben en el Museo de El Carmen, dentro de la exposición temporal Nacimientos tradicionales.

La muestra tiene como finalidad preservar y difundir una de las tradiciones navideñas más significativas para la sociedad mexicana, al presentar nacimientos (también conocidos como belenes o pesebres) de diversas manufacturas y orígenes en el Refectorio y Anterrefectorio del recinto del Instituto Nacional de Antropología e Historia, hasta finales de enero de 2016.

De esta manera, el público podrá apreciar belenes hechos en México y el mundo que datan de los siglos XVIII, XIX, principios del XX y contemporáneos.

La diversidad de materiales utilizados para su fabricación —cera, barro policromando, cartón, madera, bronce y cristal de Baccarat (Francia), piedra, entre otros— y la complejidad de las escenas representadas hacen de esta exposición un medio para conocer las formas en que dicha tradición se hace tangible tanto en el país como en otras latitudes.

Algunos utilizan fibras naturales como el algodón y la seda para la vestimenta de los personajes, dijo Luis Espinosa Bulloli, gestor de patrimonio cultural del recinto.

Indicó que los pesebres que conforman esta muestra provienen de diversas colecciones particulares y del acervo del propio museo. Uriarte Talavera, tradicional taller de cerámica de Puebla, e instituciones como la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, también contribuyeron a la exposición prestando belenes hechos en diversas partes del país, que muestran el ingenio y creatividad de los artesanos mexicanos.

De entre los nacimientos más peculiares fabricados en México, expresó Luis Espinosa, sobresalen los elaborados en Michoacán y Jalisco, principalmente de Tlaquepaque por ser una zona rica en producción artesanal. Algunos de estos pesebres son aproximadamente de mediados del siglo XX.

Los nacimientos son representaciones plásticas que recrean el día en que la Virgen María dio a luz. El iniciador de esta tradición fue San Francisco de Asís, fundador de la orden franciscana, quien pidió autorización al papa Honorio III, en 1223, para escenificar la Natividad de Jesús con personas y animales en Italia. Posteriormente, esta costumbre se extendió por Europa y América adoptando elementos característicos de cada lugar.

En México, los nacimientos navideños son otra prueba de la unión entre el culto católico y el prehispánico, tangible también en otras tradiciones como el Día de Muertos. Cuando los frailes encargados de la labor evangelizadora llegaron a la Nueva España, buscaron transmitir la fe en Cristo a través de manifestaciones que la población pudiera reconocer. De esta manera, utilizaron representaciones teatrales, música y danza para celebrar el nacimiento de Jesús.

Al inicio fue común la recreación de este día con personajes reales, posteriormente se construyeron figuras de barro y otros materiales. También fue frecuente la transformación de algunos personajes bíblicos, como es el caso de los pastores de Belén, en figuras populares como las chinas poblanas, carboneros y aguadores, entre otros.

Paralelamente a la exposición, se impartirá un taller gratuito de nacimientos, elaborados con hojas de maíz, el domingo 6 de diciembre a las 12:30 horas.

Asimismo, habrá un taller el sábado 12 y el domingo 13 de diciembre a las 12:30 horas, en el cual, con materiales como cartulina, foami, pinturas y otros elementos de decoración, se enseñará a fabricar un calendario navideño.

El Museo de El Carmen se localiza en avenida Revolución No. 4 y 6, colonia San Ángel. El horario de visita es de 10 a 17 horas, de martes a domingo. Costo: 52 pesos. Domingos, la entrada es libre.

Fuente: (INAH)