Por Gregorio Martínez Moctezuma
Corresponsal Azteca 21

La tarde del viernes 20 de agosto charlaba con el profesor Víctor Galiano Romero Cortés en uno de los locales desocupados del “Tianguis huasteco”, en la Explanada del Espacio Cultural Metropolitano (“Metro”) de Tampico, acerca de la poca concurrencia, de su nuevo dispositivo digital de grabación y del mezcal

tamaulipeco, de sabor tequilero, cuando nos abordó un hombre que andaba ofreciendo un disco, el primero en su haber, Javier Hernández Aquino. Como es habitual en él, “El kikapú huasteco” adquirió uno para apoyar al trovador hidalguense, quien accedió a charlar conmigo acerca de su propuesta musical.

Observé la portada del disco comprado por Galiano y dos aspectos llamaron de inmediato mi atención: el nombre del fonograma y la participación de un trío conocido. Respecto del primero, incluso el profesor coahuilense avecindado en Tamaulipas le preguntó, en tono de broma, si no tendría problemas legales con Miguel Compeán, trovador veracruzano radicado en Tampico, conocido precisamente como el título del disco de Javier.

Bueno, se trata de “Huasteco de corazón” (Gobierno del Estado de Hidalgo-Consejo Nacional para la Cultura y las Artes-Programa de Apoyo a las Culturas Municipales y Comunitarias [PACMyC Hidalgo]-Comisión de Planeación y Apoyo a la Creación Popular de Hidalgo [CACREPH], México –“Hecho en Provincia”–, 2009). Si no me equivoco, tengo entendido que, al menos, hay otras dos producciones discográficas homónimas. Recuerdo una de Leo de Swaan y otra de Real Hidalguense; en otras entregas de estas “Memorias...” abundaremos al respecto. En fin, ésta que comento es reciente y Javier se lanzó a Tampico para venderla y darla a conocer entre los huapangueros. En cuanto al segundo aspecto, se trata del trío Los 3 Alacranes, de Huejutla de Reyes, es decir, paisanos del compositor, quienes tocaron al concluir la conferencia de prensa del XIV Festival de la Huasteca, en la Sala “Adamo Boari” del Palacio de Bellas Artes, y también tienen un disco grabado. Al grano, en seguida lo que nos compartió Javier Hernández Aquino acerca de su disco, en el que aparece en la portada como lo que dice ser: “un huasteco sincero de corazón” y una guitarra sexta que revela, de algún modo, su pasión por componer, ya que el valor agregado del disco es que son letras y música inéditas.

Cuéntame un poco de este “Huasteco de corazón”.

Sí, son doce temas inéditos, los cuales yo quise que se grabaran, porque ésa es la meta después de componer algunas canciones, esto lo trae uno desde el nacimiento.

¿Dónde naciste?

En Coacuilco, municipio de Huejutla de Reyes, Hidalgo.

¿Cómo alimentaste esa inclinación por componer?

Bueno, mire, esto, como le digo, realmente lo trae uno de nacimiento, cuando uno escucha música se refuerza, se va uno a donde hay música, yo desde niño solía ir a donde los tríos tocaban, eso me atraía bastante, ya lo sentía desde niño, incluso a los ocho años empecé a tocar con un trío, como lo menciono en el disco.

¿O sea que ya has sido parte de tríos?

De un trío, hace muchos años, Los Tres Luceros, del pueblo.

¿Allá sigues viviendo?

Sí.

¿A qué te dedicas normalmente en Coacuilco?

Soy apicultor, ora sí que “milusos”, también herrero, a la música, a la composición...

¿Tocas la quinta?

La guitarra, y con algunos compañeros que tocan en un trío hacemos los arreglos pertinentes, para hacer los huapangos y tocarlos en un trío.

¿Cómo surgió el proyecto para grabar este disco?

Mi fuerte es el bolero, pero creo que, como buen huasteco, quise empezar por la música huasteca, me dije si puedo hacer boleros, por qué no voy a hacer huapangos, que es nuestra música, y empecé por ahí, hice el primer huapango, luego otro y otro hasta que junté doce, luego decidimos grabarlos, con un trío del mismo pueblo.

¿Los 3 Alacranes?

Así es.

Oye, cuando dices hacer huapangos, ¿te refieres a la pura letra?

A la letra y a la música, todo es original, los huapangos son inéditos en toda la extensión de la palabra, en este disco viene un huapango que ya es muy tradicional en la música folclórica del estado de Hidalgo, que es “El pispis”, muchos me preguntaban qué es el pispis, entonces hice la letra para explicar que es, ése es el único huapango conocido, la música, pues la letra yo la hice, los demás son netamente míos.

Háblame de los apoyos que recibiste para hacerlo.

Hablé con el profesor Efrén Fayad, que es el encargado de Cultura a nivel estado en Huejutla [sic], fui con él, le platiqué de mi proyecto, sí, cómo no, dijo él, vamos a hablar con la licenciada Lourdes Parga para ver en qué te puede apoyar, ella me pidió que hiciera una solicitud, que fuera directamente a su oficina, hicimos todo lo pertinente, y sí salió el proyecto.

¿Dónde lo grabaron?

En [la ciudad de] México, es un disco que realmente vale la pena, costó un poco carito, pero sí vale la pena, es un buen disco...

¿Por qué dices que vale la pena, aparte de que incluye temas tuyos?

Más que nada por el tipo de grabación, porque hay grabaciones que valen diez mil, doce mil pesos, pero ésta salió un poco más cara y tiene un sonido muy bueno...

O sea que es una grabación profesional...

Exactamente.

¿Cuántos discos hiciste?

Mil discos.

¿Cuándo lo hiciste?

Mire, salió en abril.

¿De este año?

Sí, quisimos sacarlo para el festival [de la Huasteca] de San Felipe Orizatlán, pero ya no fue posible, se retardó un poco la grabadora, ya no pudo darnos los discos a tiempo, pero, digo, ahora que le tocó a Tamaulipas dije vamos a ver qué se puede hacer...

¿Entonces no has hecho la presentación oficial del disco?

Oficialmente no.

Ni en Hidalgo...

No, en ningún lado.

¿Lo estás empezando a distribuir de modo propio?

A vender, así es. Más que nada para dar a conocer nuestra música, porque creo que la música huasteca no debe parar en los huapangos que ya existen, sino que debe haber nuevos compositores para que la música huasteca se siga proyectando más adelante para la juventud, para que esto no muera...

Me decías que eras fuerte en el bolero...

Sí, pero también tengo danzones, soy un compositor versátil.

¿Eres un compositor lírico, como decían antes, o alguien te enseñó?

No, lo traigo de nacimiento, me sale por sí solo, tengo de todo un poquito, soy versátil.

¿Éste es tu primer disco?

Es mi primer disco, le digo que quise empezar por nuestra música.

¿Tienes planes de grabar más?

Así es.

¿Qué quieres grabar?

Pues mire, hay tantas cosas que podría uno grabar más adelante, unos boleros, tengo cumbias, salsa incluso, danzón...

¿No tocas en ningún grupo?

En ningún grupo.

¿En qué tiempo fue lo de Los Tres Luceros?

Cuando fui niño, el trío ya desapareció. Ahora que me encontré con mis paisanos decidí grabar éste.

¿Cuál es tu fecha de nacimiento?

El 1 de enero de 1956.

¿Entonces tienes 54 años?

Así es.

Ahora que ya tienes el disco, el asunto es distribuirlo, venderlo, darlo a conocer, ¿cómo te ha ido?

Parece que está funcionando muy bien, y digo parece porque es la primera vez que vengo a vender, aquí en Tampico, en el festival...

¿Lo ha comprado la gente?

Así es, más que nada por lo inédito, de que son huapangos nuevos.

¿Ya lo llevaste a alguna radiodifusora?

Estamos en eso, de llevarlo a la radio, con la licenciada Lourdes Parga, en Pachuca, para que, más adelante, se proyecte este disco.

¿Hay alguna influencia de algún trío o huapangueros, no en el disco, sino en tu formación musical?

Más que nada es el sentir del huapango, como huasteco, que uno ya lo trae, esto se complementa escuchando a los viejos tríos, como el “Viejo” Elpidio, el “Negro” Marcelino, y todos esos tríos antiguos, y no se diga de los compositores, como Nicandro Castillo y varios más que hay en la huasteca hidalguense, de ahí nacen, con más fuerza, las ganas de componer huapangos.

¿Qué me puedes decir del título, conoces a Miguel Compeán, que es conocido así?

No, no lo conozco, hasta ahorita que usted me lo está diciendo, más que nada le quise poner así porque simplemente siento ser huasteco de corazón, creo que lo importante es que nuestra música salga adelante y se proyecte, que los jóvenes conozcan nuevas versiones de nuestra música.

¿Deseas agregar algo?

Agradecerle por la entrevista y espero que la gente compre mi disco para que yo también tenga el ánimo y pueda seguir haciendo mi música.

¿Cómo puede contactarte la gente?

En Huejutla con el profesor Efrén Fayad (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.) y en Pachuca con la licenciada Lourdes Parga, por medio del Consejo de Cultura de Hidalgo, por si quieren conseguir mi disco.

“Huasteco de corazón” contiene doce huapangos: “El cantarito huasteco”, “El papán”, “La lagartija”, “Huasteco de corazón”, “El cantar de mi Huasteca”, “El pispis” (música tradicional), “El amor de una mujer”, “Pájaro primavera”, “Soñando con tu cariño”, “Triste huasteco”, “Caminitos de mi sierra” y “Xantolo”. Un disco fresco, que se disfruta. A mí me gustaron, especialmente, el primero, segundo y sexto temas. Además, el disco trae un cuadernillo con fotografías de Coacuilco, del compositor y su familia y del trío. Hay un texto en el que se habla de Javier y se indica que otras composiciones suyas han sido grabadas por los tríos Los Gallitos Huastecos, de San Felipe Orizatlán, y Los 3 Alacranes, así como por las bandas de viento La Coronita, Viento y Sol y Serenata Hidalguense. De esta forma, Javier Hernández Aquino contribuye a aumentar la ya abundante discografía huasteca del estado de Hidalgo, quizás la más copiosa de toda la Huasteca.

Foto: Javier Hernández Aquino en Tampico, durante el XV Festival de la Huasteca.
Azteca 21/Gregorio Martínez M.