Con piezas de Marcela Rodríguez, Alfred Schnittke, Hans Werner Henze y Blas Galindo, evocaron a David Alfaro Siqueiros  (Camargo, Chihuahua,  29 de diciembre, 1896 – Cuernavaca. Mor., 6 de enero de 1974) durante el 42 aniversario luctuoso del artista plástico mexicano en la Rotonda de las Personas Ilustres.

Ciudad de México.- 13 de Enero de 2016.- El subdirector de Patrimonio Artístico del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) de México, Xavier Guzmán, aseguró hoy que David Alfaro Siqueiros dio un vuelco a la plástica mexicana, en un homenaje por el aniversario 42 del fallecimiento del artista. 

"Esta conmemoración honra a un pintor que dio un nuevo rostro a nuestra plástica, puso al arte mexicano en el interés del mundo entero y en legítimo diálogo con las creaciones más sobresalientes del arte moderno y universal", señaló Guzmán. 

Con piezas de Marcela Rodríguez, Alfred Schnittke, Hans Werner Henze y Blas Galindo, evocaron a David Alfaro Siqueiros  (Camargo, Chihuahua,  29 de diciembre, 1896 – Cuernavaca. Mor., 6 de enero de 1974) durante el 42 aniversario luctuoso del artista plástico mexicano en la Rotonda de las Personas Ilustres.

En el evento participaron Xavier Guzmán Urbiola, subdirector general del Patrimonio Artístico Inmueble del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA); Magdalena Zavala Bonachea, coordinadora nacional de Artes Visuales del INBA; Taiyana Pimentel, directora de la Sala de Arte Público Siqueiros y de La Tallera; Xóchitl Gálvez Ruiz, jefa delegacional en Miguel Hidalgo, y David Constantino Rodríguez Ochoa Siqueiros, bisnieto del muralista.

Xavier Guzmán Urbiola destacó que la ceremonia es una oportunidad para reflexionar sobre la obra de David Alfaro Siqueiros y los momentos que caracterizaron su apasionante vida, entre éstos cuando expresó su amor por México y su solidaridad con las causas que buscaron una sociedad más próspera y a la vez justa y equitativa.

El funcionario del INBA recordó a David Alfaro Siqueiros como un creador extraordinario y uno de los pinceles más firmes de la plástica mexicana, destacado en su tiempo por sus figuras y movimientos de enorme riqueza y originalidad.  

Los sitios en los que reposan los restos del biólogo Ignacio González Guzmán y del escritor Jaime Torres Bodet, y que flanquean el mausoleo del muralista fueron testigos de la ceremonia realizada en el Panteón Civil de Dolores. 

“Esta conmemoración honra a un pintor que dio un nuevo rostro a nuestra plástica, puso al arte mexicano en el interés del mundo entero y en legítimo diálogo con las creaciones más sobresalientes del arte moderno y universal”.  

Xavier Guzmán Urbiola añadió que la ceremonia es una expresión sincera del reconocimiento que se le debe realizar a los hombres y mujeres ilustres y trascendentes por su obra, y una excelente ocasión para acercarlos a las nuevas generaciones.

“Hemos venido aquí para evocar al maestro David Alfaro Siqueiros, para agradecerle su generosa obra y su proverbial entrega a México”.

En tanto, Xóchitl Gálvez comentó que la ceremonia es el espacio ideal para conmemorar a David Alfaro Siqueiros, un maestro, un mexicano ilustre que en este México de enormes desigualdades y contrastes “nos hace recordar su lucha y fuerza”.

Xóchitl Gálvez recordó a Siqueiros como un gran artista y un hombre que peleaba por las causas más justas “para lograr la igualdad en este país”.

La violonchelista Natalia Pérez amenizó la ceremonia con las piezas Lumbre 2, de Marcela Rodríguez; Improvisation, de Alfred Schnittke; Epitafio, de Hans Werner Henze, y Sonata, de Blas Galindo.

Fuente: (CONACULTA)