Motivado y apasionado por la historia, el autor de 19 novelas, tres libros de cuentos, otros de historia, varias antologías, libros de reportaje y crónica publicados en 21 países, presenta la publicación antes mencionada, que cuenta la historia de la revolución liberal que derrotó a Antonio López de Santa Anna y enfrentó la Guerra de Reforma, en el siglo XIX.

Ciudad de México.- 1º de Junio de 2017.- Historiador y escritor, prófugo de tres escuelas superiores, participante del movimiento estudiantil del 68 y fundador del género neopoliciaco en América Latina, Paco Ignacio Taibo II (1949) invitó a mirar y hablar de la mejor cara del país.

Entrevistado a propósito de su más reciente libro, “La gloria y el ensueño que forjó una Patria”, se preguntó por qué no medir la posibilidad de futuro de este país con los que protestan, resisten, no se dejan, argumentan, descubren, destrampan y no con las mayorías silenciosas.

El también autor de obras como “Ernesto Guevara, también conocido como el Che” o “Pancho Villa. Una biografía narrativa”, expresó su confianza de que México saldrá muy pronto de la mala racha por la que atraviesa.

“México está en los momentos duros, pero salta para delante, pero ¿qué tanto nos funcionan como reflejo? Mucho. El libro lo dice en el lema: esos polvos provocaron tolvaneras, esas tolvaneras provocaran tormentas que hoy vemos. “Este país está al borde del cambio, y un cambio profundo que lleva mucho tiempo pidiendo y espero que este libro sirva para motivar, ilustrar, volver más amena y apasionante e interesante y con más referencias la vida de los mexicanos que van a cambiar este país”,

Motivado y apasionado por la historia, el autor de 19 novelas, tres libros de cuentos, otros de historia, varias antologías, libros de reportaje y crónica publicados en 21 países, presenta la publicación antes mencionada, que cuenta la historia de la revolución liberal que derrotó a Antonio López de Santa Anna y enfrentó la Guerra de Reforma, en el siglo XIX.

Bajo el sello de la editorial Planeta, la obra es el resultado de años de investigación histórica basada en documentos de primera mano que develan lo ocurrido de 1854 a 1858, es decir el periodo comprendido entre la Revolución de Ayutla y la Guerra de Reforma. “Escribí precisamente un libro sobre la revolución liberal, la etapa del juarismo armado contra la dictadura de Santa Anna, la Constitución de 1857, la Reforma, la Intervención Francesa, el Imperio de Maximiliano y resistencia de esos años con dos motivos. “El primero, fue una historia que nos la contaron mal y cada vez que la iba leyendo me resultó muy atractiva; y el segundo caso radica en devolvernos el placer y sentido de la historia, recuperar el pasado que es nuestro”, abundó.

Además, continuó, “que sirviera como reflejo y decir: estos fuimos, estos somos y esto era un gobierno republicano democrático. Es como los cuatro jinetes del Apocalipsis vestidos de pirrín; y era un contrapunto continuamente, pues conforme iba escribiendo la imagen del pasado crecía más y se contrastaba de una manera más brutal en el presente”. Y es que para el Premio Nacional de Historia INAH 1986 y Premio Internacional de Novela Planeta-Joaquín Mortiz la historia con la que muchos mexicanos han crecido no es como se las contaron, o bien “no es como quisieran constárnosla. “Pero esto es una verdad permanente, el problema es recuperarla, es decir que se puede esperar de un lector de 17 o 18 años y decirle: aquí está la revolución liberal, y, obvio, se sorprenderá porque no solo son cifras, datos y batallas, sino que tenemos una historia llena de vida y repleta de calor”.

Para el presente texto, Taibo II expuso que indagó las memorias de todos los personajes basados en mil 200 fuentes, 20 años, y que ocupó dos años para escribirla, siendo su principal motivación la propia historia de la historia. “La historia me motiva un fenómeno de identidad. Fui de aquellos estudiantes que en 1968 andaba en la calle iluminados por el Mayo Francés, las canciones de protesta, la canción cubana, la dictadura del ‘Che’, pero nos faltaba tierra debajo de los pies, no teníamos tierra mexicana, veníamos de un largo periodo de supuesta paz. “Y a mí la historia me llevó a esta necesidad de tener pasado, no me sentía a gusto con el nombre de calle, la ceremonia cívica, el nombre de aeropuerto, la estatua chafa, quería saber que hay más ahí. Y cuando llegué a la época de la República Liberal, desde la caída de Santa Anna al fusilamiento de Maximiliano, encontré este calor que estaba buscando y espero transmitírselo a los lectores”, destacó.

Fueron, dijo, muchos años de trabajar en la época, y es el atractivo de ciertos personajes, “me volví apasionado de Melchor Ocampo, esa lucidez con la que mira el futuro, es un desastre conyugal, esa genialidad en el detalle y esa dureza me capturó; (también) me capturo Guillermo Prieto. “Los hombres que, en el parlamento, hacían los discursos que el México que leía, lo hacían vibrar, era poetas, escritores, abogados, estadistas, economistas y se improvisaron como soldados y durante 14 años dirigieron una resistencia militar contra el conservadurismo, el dinero de la iglesia que pagaba a bandas reaccionarias, los franceses que eran el mejor ejercito del mundo. Esta generación, conforme ibas leyendo más te apasionaba”, subrayó.

Recordó que cuando inició su interés por recuperar la imagen de Francisco Villa, antes este personaje “era un desconocido y en un par de años, logramos que la figura del Centauro del Norte volviera a verse, a leerse y crear interés. “Con este libro ahora soy más optimista; el que sepa ver, verá y el que tenga esperanza será recompensando, el que crea que el cambio viene, lo verá”, aseveró. “La gloria y el ensueño que forjó una Patria” es presentado en una gira por el país que inició el 27 de mayo y se extenderá hasta el 21 de junio, visitando 14 ciudades, entre ellas Torreón, Querétaro, León, Celaya, Culiacán, Monterrey, Puebla y Xalapa, entre otras.

Fuente: (Notimex)