Se trata de imágenes de fotógrafos mexicanos y extranjeros, profesionales y aficionados, que cubrieron la lucha armada en varias zonas geográficas y durante más de dos décadas, especialmente en el periodo de 1910 a 1924.

Ciudad de México.- 19 de Noviembre de 2012.- Con una exposición y una ceremonia cívica, autoridades de la Secretaría de Cultura del Distrito Federal, conmemorarán mañana martes el 102 Aniversario de la Revolución Mexicana en el Museo Nacional de la Revolución (MNR), en esta ciudad.

De acuerdo con el área de prensa de la Secretaria de Cultura, la ceremonia estará encabezada por la titular de dicha dependencia, Nina Serratos, así como por Edgar Damián Rojano García, director del museo, e invitados especiales, quienes por la mañana se darán cita en la explanada del Monumento a la Revolución.

Por la noche, se inaugurará la muestra "Contra la colonización de la mirada", que en realidad se trata de una invitación a indagar el por qué sólo ciertas fotografías, principalmente del archivo Casasola, colonizaron el imaginario de la nación a lo largo de una centuria.

Y cómo la reiterada edición y distribución de esas imágenes que inspiró a no pocos pintores, artistas gráficos, novelistas y cineastas, acabó por convertirse en una especie de monumento nacional intocable e inamovible, que sepultó por muchos años cualquier intento de ver y abordar la revolución mexicana desde otra óptica.

Curada por Miguel Ángel Berumen, la investigación es un intento por encontrar el orden perdido en el trastorno de esa memoria, y por explicar cuál fue el papel que jugó la fotografía en la dimensión cultural que tuvo la revolución política.

En ese sentido, la exposición es una advertencia contra el peligro que implica la monopolización de la mirada, y propone una revisión de la revolución mexicana a través, no de una, sino de cientos de miradas, muchas de ellas inéditas.

Se trata de imágenes de fotógrafos mexicanos y extranjeros, profesionales y aficionados, que cubrieron la lucha armada en varias zonas geográficas y durante más de dos décadas, especialmente en el periodo de 1910 a 1924.

Es de mencionar que bajo toneladas de concreto, a los pies del Monumento a la Revolución y en los sótanos de lo que alguna vez se pensó sería el gran Palacio Legislativo del gobierno de Porfirio Díaz, vive el Museo Nacional de la Revolución, un espacio de vanguardia museística dedicado a la divulgación del proceso histórico de la Revolución Mexicana.

El MNR cuenta con tres áreas de exhibición: Museo de sitio, donde se pueden apreciar las distintas etapas constructivas del Palacio Legislativo, además de que el visitante puede observar parte de la estructura de acero de lo que iba a ser el Palacio Legislativo.

Una sala de exposiciones temporales, donde periódicamente se exhiben diferentes muestras con temas específicos que complementan la información sobre el movimiento armado de 1910.

Además de su exposición permanente, estructurada en orden temático y cronológico a través de ocho salas: La Consolidación del Estado mexicano, El Porfiriato, La Revolución democrática, La Revolución política, La Revolución Popular, La guerra Civil y la constitución, Las bases del nuevo estado mexicano y El Cardenismo.

Entre sus principales atractivos está el conjunto de elementos escultóricos de fibra de vidrio y poliuretano que se ubican en la parten central del recinto y rinden homenaje a 'La bola', además de tener en sus vitrinas algunas de las principales piezas que conforman una de las colecciones más importantes en el país sobre el movimiento armado de 1910 y que cuenta con más de tres 300 objetos.

Fuente: (Notimex)