* Se integraron a la cripta los nombres de Víctor Rosales, Pedro Moreno y Francisco Xavier Mina; se realizaron trabajos de remodelación al interior del mausoleo

Con respecto al traslado de los restos óseos de los Héroes de la Patria a la Columna de la Independencia, así como del proceso de conservación y al estudio de antropología física a los que fueron sometidos, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) comunica lo siguiente:

1. Habiendo concluido su exposición en Palacio Nacional, fueron retirados los restos óseos de los Héroes de la Patria, luego de ser visitados por más de un millón de mexicanos, con motivo de las conmemoraciones del

Bicentenario del Inicio de la Independencia de México y el Centenario del Inicio de la Revolución.  Los restos permanecieron un mes en reposo al interior del Palacio Nacional por razones de estabilización y controles de humedad relativa, así como de prepararlos para su retorno a la Columna de la Independencia.

2. Como es del dominio público, el 30 de mayo de 2010 fueron extraídos de la Columna de la Independencia, en el Paseo de la Reforma de la Ciudad de México, los restos óseos de catorce héroes nacionales: Miguel Hidalgo, Ignacio Allende, Juan Aldama, José María Morelos, Mariano Matamoros, Mariano Jiménez, Vicente Guerrero, Leona Vicario, Andrés Quintana Roo, Nicolás Bravo, Guadalupe Victoria, Francisco Xavier Mina, Pedro Moreno y Víctor Rosales. Los restos de estos tres últimos pudieron corroborarse mientras los especialistas aplicaban procedimientos de conservación y hacían estudios osteológicos, durante la permanencia de dos meses y medio que tuvieron los restos en el Castillo de Chapultepec, antes de ser llevados a Palacio Nacional.

3. El INAH asumió la honrosa tarea de brindar un tratamiento integral de conservación de los restos óseos, que presentaban desorden, un proceso en ciernes de pulverización y, en algunos casos, amenaza de humedad y presencia de microorganismos. En consecuencia, un equipo multidisciplinario de restauradores, radiólogos y antropólogos físicos realizaron tareas de Rayos X,  profilaxis, limpieza, consolidación, remineralización, y conservación preventiva. Igualmente, separaron y clasificaron cada una de las osamentas para proceder al estudio de antropología física. Todos los esqueletos, los objetos asociados a las urnas y el interior de las urnas mismas, se protegieron de acuerdo con las normas internacionales de conservación vigentes, con el fin de preservarlos para la posteridad.

4. Por lo que respecta al mantenimiento de las criptas funerarias al interior de la Columna de la Independencia, este fue encabezado por un equipo de expertos en museografía; se renovó el sistema eléctrico y de iluminación; se sustituyeron las luminarias convencionales por otras de luz fría (LED), se remozaron las bases interiores que soportarán las urnas, se colocaron tres nuevos nombres en la puerta de la cripta: Víctor Rosales, Pedro Moreno y Xavier Mina; se pusieron asentamientos de madera de encino en los pisos, con sellado mate; se fabricaron bases de madera para la ceremonia de traslado; se sellaron los cristales del recinto para evitar filtraciones de lluvia; y se colocó un sistema de monitoreo de condiciones de humedad dentro del mausoleo, entre otros procedimientos para asegurar su conservación.

5. Los restos de los héroes nacionales quedaron colocados cuidando el antecedente histórico.  Las osamentas de los iniciadores del movimiento de Independencia: Hidalgo, Allende, Aldama y Jiménez, se depositaron nuevamente en la urna de cristal en la que han permanecido desde 1925. Sus huesos largos fueron envueltos en paños de seda, debidamente separados, y depositados en la urna libro, protegidos de cualquier agente externo. Los huesos cortos recibieron el mismo tratamiento y se colocaron en la urna en que fueron depositados originalmente.

Los restos óseos de los otros diez héroes reposarán cada uno en urnas individualizadas, que previamente fueron restauradas.

Fuente: (CONACULTA) (INAH)