Por Coordinación editorial Azteca 21 

Ciudad de México. 30 de mayo de 2016. Hace unos días concluyó la segunda edición del “Festival Huellas. Música antigua y tradicional”, que se efectuó en Pátzcuaro, Michoacán, del 13 al 22 del presente mes con la participación de más de 50 artistas nacionales e internacionales, así como también se llevaron a cabo talleres, charlas y exposiciones para mostrar el vínculo entre ambas expresiones musicales.

De acuerdo con un comunicado de los organizadores, las actividades iniciaron el viernes 13 con la inauguración con globos de Cantoya de Cherán, la exposición “Memorias. Fotos del Festival Huellas 2015” y el concierto de Los Carácuaros de Serafín Ibarra con motivo del disco conmemorativo por el 85 aniversario de la agrupación musical michoacana.

El sábado 14 inició el taller de globos de Cantoya, hubo un concierto de música tradicional con el grupo Media Luna y la inauguración de la exposición de obra impresa en el Taller Martín Pescador y grabados de Artemio Rodríguez. El domingo 12 se realizó un concierto de música purhépecha con el grupo Los Rayos del Sol.

El martes 17 se efectuó un fandango de Tierra Caliente, con el Conjunto de Arpa Grande El Lindero, denominado “Homenaje a don Isaías Corona, músico de tradición, por su 105 aniversario”, que comenzó por la tarde con el sembrado de tarima. El miércoles 18 se realizó la plática “El vínculo entre la música antigua y la música tradicional mexicana”, impartida por Raúl Eduardo González y Eloy Cruz, así como el concierto de música tradicional con el trío Balcón Huasteco, que presentó su disco “Mujer potosina”. El jueves 19 hubo un concierto didáctico de guitarra barroca, a cargo de Eloy Cruz, y más tarde uno de música antigua, de violín barroco, por parte de Rebecca Huber.

El viernes 20 se presentó el libro “Dijera mi boca”, de Álvaro Alcántara, seguido de un concierto de son jarocho denominado “Calma chicha”. Después hubo un concierto a cargo del Conjunto Regional Ajuchitlán. El sábado 20 se canceló, por “causas de fuerza mayor”, el concierto del músico mexicano Santiago Cumplido, programado para el mediodía, pero luego hubo un concierto extraordinario a cargo del Conjunto Regional Ajuchitlán, del violinista calentano J. Natividad Leandro Chávez “El Palillo”, con Hugo Reynoso como invitado especial.

Por la noche se realizó el concierto de música antigua a cargo de la Orquesta Barroca dirigida por Rebecca Huber. Finalmente, el domingo 22 se clausuraron las actividades con un concierto de música tradicional a cargo del grupo Semilla. El pintor zacatecano Ismael Guardado y su esposa Rebeca García, reconocidos amantes de la música tradicional, fueron constantes asistentes a las actividades de este promisorio festival.

Cabe señalar que el Festival Huellas es organizado por diversas instancias y personas y es el primero en México que busca expresamente “mostrar el vínculo entre la música antigua y la música tradicional”. Se llevó a cabo en diversas sedes de Pátzcuaro, como el Antiguo Colegio Jesuita, el Templo del Sagrario, el Centro Cultural La Jacaranda, el Palacio de Huitzimengari, el Templo de la Compañía y la Casa de los Once Patios. Además, muchos eventos son de cooperación voluntaria y otros de entrada libre. En suma, un festival que se distingue de muchos otros por la calidad de su programación, la participación de la sociedad civil para lograr su realización y el amor y la entrega de los organizadores. 

Comentarios a esta nota: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

Fotos: cortesía de Galileo Cambrón Figueroa y Sitio Oficial

El Conjunto regional Ajuchitlán durante su participación exitosa en el Festival Huellas 2016.