Algunas de las participantes en talleres, pláticas, clases gratuitas y exhibiciones son Wendy Allen y Sandi Ball, bailarinas del grupo que generó este movimiento en EUs; la española Silvia Salamanca, la exponente de Tribal Nouveau, Nagasita; la bailarina de Tribal Fusion, Sabine; Caro Dumanni de Costa Rica y de México, Dakia Le Fay y Alessa Fortuna.

Ciudad de México.- 9 de Marzo de 2016.-  Con el propósito de difundir la filosofía que hay detrás del tribal bellydance, género dancístico cuya práctica es creciente en México, se llevará a cabo por primera ocasión el Festival Internacional de Tribal Bellydance.

Del 23 al 27 de marzo en La Cantera Estudio de Danza (Ponciano Arriaga No. 31, colonia Tabacalera, a una calle del Monumento a la Revolución) habrá talleres, pláticas, stands, clases gratuitas, exhibiciones de danza y la participación de exponentes de Estados Unidos, España, Costa Rica y México.

Walky Ardaat, una de las intérpretes y promotoras de este género en nuestro país, consideró que a diferencia del bellydance o danza del vientre, el tribal bellydance tiene que ver con fuerza, empoderamiento femenino, trabajo en equipo y una fusión étnica de danzas que van de Argelia, Túnez, Egipto, Irán, Paquistán y Marruecos, hasta llegar a España.

“Es una danza para todos los cuerpos y edades, donde está presente la fortaleza femenina. Elbellydance es más airoso y sexy, en cambio para nosotros la estética y el vestuario tiene que ver con una proyección feroz de lo que es la femineidad. Trabajamos a nivel interno para desarrollar la belleza interior y compartirla con lo demás”.

El vestuario también refleja la fusión de diferentes culturas, con faldas propias del contexto flamenco, con mucho vuelo y metraje, hechas de telas de India, joyería kuchi (gargantillas, brazaletes, pendientes, cinturones, anillos, aretes, tocados) y un maquillaje dramático que potencia la sensación de misterio o de origen étnico.

Aunque este arte se compone de diversas raíces tradicionales del Medio Oriente, Walky Ardaat explicó que la identidad radica en el concepto de tribu, el manejo de la estructura del círculo y la cooperación.

“Aquí trabajamos con improvisación grupal dancística. Entre todas aprendemos a leernos corporalmente y en algún momento todas asumimos el papel de líder, así que co-creamos juntas”.

La directora de Be Tribal Bellydance destacó que este primer festival no sólo se dirige a la comunidad de tribal bellydance, sino a los interesados en conocer más sobre la riqueza histórica y artística de este género, por lo que explicó que en México tiene presencia desde hace 15 años y se originó en San Francisco, California, Estados Unidos, con dos estilos: tribal americano y tribal fusión.

“Hace 10 años era algo un tanto underground, casi no había maestras en México y me di a la tarea de empezar a traerlas, después nació Ghytiastudio, único espacio especializado en el tribal bellydance en todo México y la compañía Be Tribal Bellydance con la que tengo ocho años.

“Ahora voy a festivales en Monterrey, San Miguel de Allende y Mérida; comparto lo que hago con talleres y juntamos a la comunidad que está creciendo y se puede encontrar en cualquier parte del país”.

Algunas de las participantes en talleres, pláticas, clases gratuitas y exhibiciones son Wendy Allen y Sandi Ball, bailarinas del grupo que generó este movimiento en Estados Unidos; la española Silvia Salamanca, la exponente de Tribal Nouveau, Nagasita; la bailarina de Tribal Fusion, Sabine; Caro Dumanni, de Costa Rica, y de México, Dakia Le Fay y Alessa Fortuna.

En cuanto a los talleres gratuitos, Walky Ardaat impartirá uno sobre la historia del tribal bellydance;Najibah May estará a cargo del taller de improvisación con faldeo y Kambrah Gil dará un curso debellydance gótico.

Para más información sobre la programación del Primer Festival Internacional de Tribal Bellydance consulte la página Internet: http://betribalbellydance.com/ o en Facebook Be TribalBellydance.

Fuente: (CONACULTA)