De acuerdo con el historiador Hugo Leicht en su obra Las Calles de Puebla, La Casa del Mendrugo fue edificada por los sacerdotes jesuitas con los mendrugos (limosnas), que recibían provenientes de sus feligreses angelopolitanos y fue propiedad de esta orden religiosa hasta los jesuitas fueron expulsados en 1767.

Puebla, MX.- 30 de Diciembre de 2018.- La cultura y la gastronomía confluyen en un mismo espacio ubicado a una cuadra de la Catedral de la ciudad de Puebla. Se trata de La Casa del Mendrugo, inmueble declarado monumento histórico protegido en el año de 1914.

De acuerdo con el historiador Hugo Leicht en su obra Las Calles de Puebla, La Casa del Mendrugo fue edificada por los sacerdotes jesuitas con los mendrugos (limosnas), que recibían provenientes de sus feligreses angelopolitanos y fue propiedad de esta orden religiosa hasta los jesuitas fueron expulsados en 1767.

Posteriormente, pasó a ser propiedad de la Iglesia Católica formando parte del Colegio del Estado y en la segunda mitad del siglo XIX perteneció a particulares, cambiando de propietario con frecuencia.

Entre 1990 y 2008 la casa permaneció abandonada y presentaba un grave deterioro hasta que el inmueble cambió nuevamente de propietario. Se inició un proyecto de recuperación autorizado y supervisado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) para convertirlo en vivienda y espacio cultural.

Es así como el Museo Casa del Mendrugo cuenta con un museo etnográfico que presenta el pasado histórico de la ciudad al interior de una casona de la época de fundación, que formó parte del Colegio de San Jerónimo, el primero de los cinco pertenecientes a la Compañía de Jesús en la capital poblana.

En este espacio se encuentra un entierro relacionado con la cultura olmeca, localizado en las inmediaciones del patio de la casona con piezas de cerámica y osamentas humanas con 3 mil 500 años de antigüedad.

Reconstruida a partir de su osamenta con técnicas forenses, los restos de una mujer hallada en el entierro fue rebautizada con el nombre de “Chuchita” y su tumba se exhibe en una ventana arqueológica.

También está la exposición de Mayólica y Talavera con una colección restaurada de cerámica mayólica y talavera antigua de la época de la fundación de la ciudad, recuperada durante la reconstrucción de la casa.

Por último, en la exposición Amos por siempre, los visitantes pueden apreciar una extraordinaria colección conformada por cráneos humanos con deformación intencional, huesos largos, caracoles trompeta gigantes, jambas y dinteles de piedra caliza y otros objetos provenientes del estado de Oaxaca.

Con una museografía novedosa, líneas del tiempo y cédulas didácticas, el museo transporta al público a un pasado remoto que se hace presente ante sus ojos.

Además del museo, La Casa del Mendrugo alberga un restaurante que resalta los sabores locales, producto de la mezcla entre lo indígena y lo español, una galería-tienda de arte indígena contemporáneo y un café temático.

La Casa del Mendrugo está ubicada en Calle 4 Sur 304, Puebla, Puebla. Horarios: Martes a domingo, 10:00 a 18:00 horas. Además de información, su página web ofrece un recorrido virtual: https://www.casadelmendrugo.com/

Fuente: (CONACULTA)