Al presidir la ceremonia alusiva a 100 años del recinto museístico, Diego Prieto Hernández, director general del INAH, señaló que el reto a futuro es que este museo sea el espacio fundamental de la referencia histórica de Guadalajara.

Guadalajara, MX.- 12 de Noviembre de 2018.- Fundado en 1918, el Museo Regional de Guadalajara (MRG), del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), posee un acervo aproximado de 38 mil números de inventario, lo que habla de una de las colecciones más importantes al interior del país. Dicho recinto festeja su centenario de vida con la apertura de la primera Sala Permanente: Arqueología 1. Primeros habitantes de Jalisco y la develación de una placa conmemorativa.

Al presidir la ceremonia alusiva a 100 años del recinto museístico, Diego Prieto Hernández, director general del INAH, señaló que el reto a futuro es que este museo sea el espacio fundamental de la referencia histórica de Guadalajara.

“Con gran alegría estamos aquí para celebrar 10 décadas de historia, pero tenemos el compromiso de terminar la renovación de los 24 espacios expositivos, que contempla 17 salas temáticas, de las cuales ocho están intervenidas, sin omitir la rehabilitación de fachadas, azoteas y el mejoramiento de accesibilidad e inclusión”, expresó.

El antropólogo añadió que el recinto que alberga el MRG se ubica en una de las edificaciones más emblemáticas de Guadalajara. Fue construido en el siglo XVIII para ser sede del Seminario Conciliar de San José. Al estallar la Guerra de Independencia, el inmueble se ocupó como cuartel militar y un año después como prisión.

Tras la expedición de las Leyes de Reforma, en 1857, se convirtió en biblioteca. Durante la época porfirista fue liceo para varones. El 10 de noviembre de 1918, a instancias de Ixca Farías y Jorge Enciso (1879-1969), se transformó en el Museo de Bellas Artes, Etnología e Instrucción de Bellas Artes, y en 1939 se integró al recién fundado INAH.

Diego Prieto puntualizó que al vislumbrar esta efeméride, en 2014 el INAH inició el proyecto de renovación integral del museo en los siguientes rubros: reajuste de guiones científicos, propuestas museográficas modernas, estudios de público, creación de coloquios interdisciplinarios y seminarios de investigación.

Como frutos de este proyecto, citó el titular del INAH, destacan la exposición Semillas de vida, la sexualidad en occidente, que después de su itinerancia por distintos museos del INAH regresará al MRG, y la realización del 1er Coloquio Estudios Culturales del Occidente de México: 100 Años de Investigación en los Museos.

Así como la rehabilitación del patio de petrificados y de las áreas donde se exhiben Huitzilapa: prestigio y poder; Esencias, riquezas y secretos del Museo Regional de Guadalajara, 100 años custodiando el patrimonio; y De Sevilla a Guadalajara. La serie pictórica de la vida de san Francisco de Asís; además de las salas Roberto Montenegro y Siglo XX: B y C.

En la ceremonia de aniversario también estuvieron Humberto Carrillo Ruvalcaba, director del Centro INAH Jalisco; Roberto Velasco Alonso, titular del MRG; así como el investigador emérito del INAH, Otto Schöndube, uno de los dos curadores de la Sala Permanente: Arqueología 1. Primeros habitantes de Jalisco, quienes develaron la placa conmemorativa por los 100 años del espacio museístico, obra del artista David Aceves, hecha de cerámica mayólica.

Sobre la sala permanente, el arqueólogo Daniel Ruiz, copartícipe de la curaduría, señaló que se divide en dos grandes secciones, la primera comprende la megafauna de Jalisco y el ambiente del Pleistoceno (30,000 a 10,000 años antes del presente), e incluye las reproducciones de los rostros de pobladores tempranos del territorio que hoy ocupa México: Naia, Mujer del Peñón III, Hombre de Tepepan y Mujer de las Palmas.

Aparte del Mamut de Catarina (pieza emblemática de la sala), encontrado en la región de Santa Catarina, al suroeste de Guadalajara, en 1962, también se exhiben aproximadamente 300 piezas de fragmentos de megafauna hallados en la entidad, relativos a caballos, osos, ciervos, perezosos, tigres dientes de sable, entre otros. El espacio abre con la exhibición del cráneo del rinoceronte de Juchitán.

La segunda, sección denominada “Etapa lítica”, muestra diferentes puntas de proyectil, entre ellas las conocidas como “Clovis”, cuya antigüedad se calcula entre 12,000 y 10,000 años de antes de nuestra era, encontradas en los municipios de Zacoalco de Torres, Sayula, Teuchitlán y Mezquitic. Además presenta lítica pulida como hachas y morteros, y elementos etnológicos (cestería, calabazos y guajes).  

“El montaje contempla herramientas táctiles, interactivos y audiovisuales que remiten a los mecanismos de aprendizaje. Se planea continuar la sala hacia una segunda etapa que aborde la vida en Jalisco previa a la llegada de los españoles. Buscamos un lenguaje incluyente donde se deje fuera la idea que el hombre se asentó, sino que haya equidad con la mujer, y por ello el discurso museístico habla de un poblamiento humano”, especificó.

El evento fue amenizado con un concierto de la arpista Caroline Bembia, acompañada del violonchelista Christian Jiménez, el flautista Antonio Dubatovka y el violinista Iván Pérez. Enseguida, se presentó Big Band Jazz, de la Universidad Autónoma de Guadalajara, bajo la dirección del maestro Juan José Valdivia. La conmemoración finalizó con la presentación dancística del Grupo Folklórico Ollinemeztli, acompañados del mariachi tradicional “Tierra Mestiza”.

El Museo Regional de Guadalajara se ubica en la calle Liceo N° 60, Centro  Histórico de Guadalajara, Jalisco. Horario: martes a domingo, de 9:00 a 17:00 horas. Costo de acceso: 60 pesos, quedan exentos de pago los niños menores de 13 años, estudiantes, maestros y personas de la tercera edad con credencial vigente. Los domingos el acceso es gratuito para público nacional y residentes.

Fuente: (INAH)