La propuesta curatorial concilia un recorrido cronológico y un análisis temático. Tras una introducción a su juventud en Inglaterra y en Francia, donde destacó en el grupo surrealista, la seguimos en el exilio, primero en Nueva York y después en México, país al que arribó en 1942 y en el que vivió de manera casi ininterrumpida hasta su muerte en 2011.

CDMX.- 25 de Agosto de 2018.- El Museo de Arte Moderno, en colaboración con el Museo del Palacio de Bellas Artes, en coproducción con el Museo de Arte Contemporáneo de Monterrey, y con el generoso apoyo de la Fundación Leonora Carrington A.C., celebra el legado artístico de la artista de origen británico Leonora Carrington (1917-2011). A 24 años de su última retrospectiva en México y como cierre de los festejos del centenario de su nacimiento, Leonora Carrington. Cuentos mágicos es la primera exposición que, en una perspectiva transdisciplinaria, explora las diferentes facetas de la artista: pintora, escultora, escritora y lectora, así como sus incursiones en el teatro y el cine.

“No es pedantería, pero el catálogo de la exposición Leonora Carrington. Cuentos mágicos es el mejor libro que se ha escrito sobre la artista, en el sentido de que es el más completo”, aseguró Sylvia Navarrete, directora del Museo de Arte Moderno (MAM), durante la presentación de dicho material en la Biblioteca Vasconcelos.

Señaló que este volumen atrapa por las ilustraciones, fotografías y textos dedicados a las distintas facetas de la pintora, incluyendo su papel como escritora, lectora, ecologista y feminista, además de que se presenta su postura frente al movimiento estudiantil de 1968. “Leonora era extraordinaria, imaginativa y una fiera; fue una mujer muy interesante en todos los sentidos”, indicó la funcionaria.

En el evento, Miguel Fernández Félix, director del Museo del Palacio de Bellas Artes, recordó que la exposición Leonora Carrington. Cuentos mágicos fue organizada por el recinto de dirige y el MAM, donde puede disfrutarse hasta el próximo 23 de septiembre.

Comentó además que en este libro, editado por la Fundación Mary Street Jenkins, aparecen 16 textos inéditos de 14 autores, de los cuales seis son nacionales y ocho extranjeros. Mencionó que se pueden leer también más de 20 testimonios, muchos de ellos muy divertidos, que marcan la vida de esa maravillosa artista que vino a México en los años 40 y que se enamoró, como en las telenovelas, de un destacado artista alemán: Max Ernst.  

Gabriel Weisz, poeta e hijo de la artista, señaló que las mitologías de Leonora fueron creadas por ella misma. En cada obra, la amiga de Breton, Varo y Rahon abre un relato que enciende al espectador a la posibilidad de imaginar, son obsequios visuales que cada individuo se lleva a su espacio interno.

La curadora y crítica de arte Mónica López Velarde afirmó que la muestra Leonora Carrington. Cuentos mágicos congrega una gran cantidad de obras que el público mexicano poco conocía, por lo que es una gran experiencia para el espectador, que puede discurrir por salas con ambiente de laberinto y misterio, como corresponde al mundo de la autora.

Dijo que el catálogo resalta la labor de una de las creadoras más importantes del siglo XX. “El libro nos arma de valor para mirar a la artista de tierra y mar, de mundo y sueños, de alfabetos secretos y enigmas oscuros. Todo en Carrington parece sagrado, como si fuera una diosa”.  

La propuesta curatorial concilia un recorrido cronológico y un análisis temático. Tras una introducción a su juventud en Inglaterra y en Francia, donde destacó en el grupo surrealista, la seguimos en el exilio, primero en Nueva York y después en México, país al que arribó en 1942 y en el que vivió de manera casi ininterrumpida hasta su muerte en 2011.

Los núcleos de la exposición distinguen ciertos temas recurrentes en la obra de Carrington: la presencia de la Diosa Blanca, símbolo de la recuperación del poder femenino; el reino animal, que refleja su respeto por la naturaleza y su convicción acerca de la igualdad entre animales y humanos; la reelaboración de motivos religiosos y míticos, en vista de explicar los misterios de la vida y el universo; y el mundo de la magia y lo oculto como herramientas para la evolución de la conciencia.

El vínculo de Leonora Carrington con México se ilustra con el mural "El mundo mágico de los mayas" y un conjunto de evocaciones de la cultura mexica. En cada sección, una pintura realizada por artistas contemporáneos, sus amigos cercanos, ofrece un juego de espejos con su trabajo.

Su obra literaria, así como diversas colaboraciones en el teatro, restablecen el diálogo con su plástica y ponen de manifiesto la postura de Carrington ante temas tan candentes hoy como el feminismo y la ecología.

A través de 223 obras provenientes de colecciones de México, Estados Unidos y Europa, y que incluyen pintura de caballete y mural, gráfica, dibujo, escultura, máscaras y diseños escenográficos, textiles, fotografías, documentos, libros y objetos personales de Leonora Carrington, muchos de ellos inéditos, se revelan las analogías iconográficas, simbólicas y literarias que nutrieron su imaginario desde la infancia y fundamentaron su energía creativa en la edad adulta.

Fuente: (mam.inba.gob.mx/leonora-carrington-cuentos-magicos y bellasartes.gob.mx)