Las obras de Picasso a exhibirse son 31, de las cuales 26 corresponden a aguatintas de toreros y toros en el ruedo que además de retratar a los protagonistas, dinámicas y suertes ejecutadas de la fiesta taurina; también explican los principios de la tauromaquia escritos en el siglo XVIII por Pepe-Hillo, libro que fue inspiración para otros artistas como Francisco Goya y Jean Cocteau.

Puebla, México.- 20 de Octubre de 2017.- Las obras que Pablo Picasso realizó hace más de seis décadas para ilustrar el libro La tauromaquia o el arte de torear escrito por el español José Delgado Guerra (1754-1801), mejor conocido como Pepe-Hillo; así como algunos trazos y bocetos que el creador del cubismo realizó para dicha publicación, son parte de la exposición Picasso, la estela infinita, que se inaugurará el próximo jueves 26 de octubre en la Galería de Arte del Palacio Municipal del Estado de Puebla.

“Para nosotros estas obras son importantes porque la curaduría fue creadas ex-profeso para la Ciudad de Puebla y esto permitirá que una selección tan completa de la obra de Picasso pueda introducirse a otros estados. Nosotros no estamos en la capital, somos provincia y sabemos lo difícil que es que las obras lleguen hacia nosotros, estamos haciendo una apuesta por la descentralización”, comentó Anel Nochebuena Escobar, directora del Instituto Municipal de Arte y cultura de Puebla. 

Las obras de Picasso a exhibirse son 31, de las cuales 26 corresponden a aguatintas de toreros y toros en el ruedo que además de retratar a los protagonistas, dinámicas y suertes ejecutadas de la fiesta taurina; también explican los principios de la tauromaquia escritos en el siglo XVIII por Pepe-Hillo, libro que fue inspiración para otros artistas como Francisco Goya y Jean Cocteau.

“Me parece interesante tener Tauromaquia, una colección completa de Picasso creada para ilustrar el libro de Pepe-Hillo, un texto de 1796 que incluso Goya tiene un trabajo de él. Picasso realizó las aguatintas en 1956 y nos relatan la manera en que el artista español traspasó —de manera pensada y consciente— el estilo neolítico a esas pinturas”, señaló Nochebuena Escobar.

Es decir, agregó, el artista usó una técnica que a la vista de los espectadores es de trazos simples y sin variaciones cromáticas, “que reflejan ese estilo neolítico, en donde Picasso plasmó que la tauromaquia es uno de los mitos fundamentales como lo es el mito Orfeo, porque la muerte y la vida, representada con el toro y torero, se debaten en el ruedo de una plaza”.

La funcionaria precisó que estas aguatintas que miden 37 por 108 centímetros y 35 por 50 centímetros., no proceden de ningún museo, ya que forman parte del acervo de un coleccionista, por lo tanto, fue un largo camino el poder convencer al depositario de la obra porque son obras que se manejan con recelo ya que nunca se han expuesto de manera conjunta en ningún país.

“Es inédita y se estrenará en México, seguramente posteriormente viajará a España. Junto con esas aguatintas, mostraremos unos libros de Pepe-Hillo que tienen trazos inéditos de Picasso, es decir, exhibiremos un total de 31 piezas del artista español”, dijo.

Sobre los trazos en los libros, añadió, son inéditos, por lo que la exposición albergará una primera edición del manual del siglo XVIII, cuatro bocetos de Picasso enmarcados y una pieza más en donde se apreciará la firma del creador de El Guernica y Los tres músicos.

PICASSO VIGENTE. Picasso, la estela infinita también incluirá la exhibición de 23 obras de nueve artistas españoles contemporáneos, tales como Eugenio Merino, Kepa Garraza, Pierre D’Argyll, Manolo Valdés, Alberto Corazón, Miquel Navarro, Juan Garaizábal, Ignacio Martín de la Cruz y Bernardí Roig, quienes han expuesto en el MET de Nueva York, Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía y Gugenhaim Museum de Bilbao.

“En esta parte de la muestra se genera un diálogo con la obra de Picasso porque los artistas más representativos en España del arte contemporáneo debaten con el artista. Es interesante ver a los españoles hablar entre ellos, preguntarse si Picasso ya fue superado, si fue suficiente explotado o no”, destacó Nochebuena Escobar.

Como ejemplo, la funcionaria detalló la instalación Aquí murió Picasso, de Eugenio Merino, que retrata el cadáver del Picasso  con un estudio minucioso de su rostro, el tamaño de su cuerpo, la forma de sus de las manos  y todas las facciones del artista. Otras piezas a mostrarse son Pensando Gernika, de Pierre D’Argyll; Picassiana; de Navarro y Acción de asalto al tren número 15, Nueva York, de Garraza.