Integrada por más de 125 piezas, la muestra hasta ahora ha recibido alrededor de 20 mil visitantes. A lo largo del recorrido, el público se adentra a un universo de luces y sombras mediante una selección de los trabajos más representativos del artista español, que incluyen las series de grabados: "Los caprichos", "Los disparates" y "La tauromaquia".

Ciudad de México.- 21 de Enero de 2017.- La labor de un genio en la pintura y el grabado está plasmada en la exposición Francisco de Goya, único y eterno que hasta el 20 de marzo se presenta en el Museo Nacional de San Carlos, para exhibir pinturas y grabados de uno de los creadores más influyentes en el arte que le sucedió.

Integrada por más de 125 piezas, la muestra hasta ahora ha recibido alrededor de 20 mil visitantes. A lo largo del recorrido, el público se adentra a un universo de luces y sombras mediante una selección de los trabajos más representativos del artista español, que incluyen las series de grabados: "Los caprichos", "Los disparates" y "La tauromaquia".

Miguel Ángel Torres Valdés, encargado de exposiciones externas del Museo Nacional de San Carlos y curador de la exposición, subrayó que se trata de la segunda retrospectiva de Goya que se exhibe en México.

En cuanto a los núcleos en que se divide la muestra, señaló que son los retratos que realizó en las cortes de España, la crítica al clero, temática social y los grabados, por lo que las obras no se presentan de manera cronológica.

Entre los cuadros destacó Estudiantes de la Academia Pestalozzi (1806-1807), pintura que se da a conocer por primera vez en nuestro país y el óleo de Locadia Zorrilla, proveniente del Museo Nacional del Prado.

También sobresale el boceto de El pelele y retratos como el del General José de Palafox, el de Doña María Teresa de Vallabriga y Retrato de una niña.

Francisco de Goya, único y eterno se complementa con obras de otros autores, como los retratos de Carlos III y Carlos IV, de Mariano Salvador Maella; La familia de Carlos IV, de Eugenio Lucas Villamil; La marquesa de san Andrés, de Agustín Esteve y el Retrato de Goya, de autor desconocido.

Luis Charles, mediador voluntario, quien ofrece visitas interpretativas por la exposición comentó que durante el recorrido se hace hincapié en la figura de Goya dentro de su entorno político, cultural y social.

Consideró que en el caso de series como Los caprichos, a los visitantes les llama la atención los aspectos chuscos de las imágenes que representan gráficamente dichos y refranes populares con fuertes críticas hacia los sectores altos de la sociedad española.

“Me gusta esa crítica con ironía y humor que hace sobre su sociedad. Es un artista adelantado a su época, pero al mismo tiempo muy consciente de su contexto”.

Las obras proceden de acervos nacionales e internacionales, como el de los museos Hammer, Meadows, Soumaya, Franz Mayer y de la Basílica de Guadalupe, así como de las colecciones de la Fundación Zuloaga, Pérez Simón y Jorge Ramos.

El objetivo de la muestra es dar a conocer las peculiaridades plásticas e influencia artística de Francisco de Goya como un artista clave en la historia del arte universal.

Francisco de Goya, único y eterno estará abierta al público hasta el 20 de marzo en el Museo Nacional de San Carlos, ubicado en Puente de Alvarado No. 50, colonia Tabacalera. Horario: Martes a domingo  10:00 a 18:00 hrs. $45. Domingos, entrada libre. Entrada gratuita a estudiantes, maestros e INAPAM con credencial vigente y niños menores de 13 años.