Castillo León comentó que la idea de compilar estas recetas y relatos surgió hace más de una década luego de que, por cuestiones de trabajo, llegara a vivir a la casa de Constantina, una mujer xiqueña. “Fue en su cocina, entre cazuelas, ollas, jarrones y jarritos, con historias que ella me iba narrando sobre cómo llegaron a su familia algunos objetos que albergaba ese espacio de la casa.”

Ciudad de México.- 25 de Noviembre.- Las cocinas del municipio de Xico, en Veracruz, abren sus puertas para mostrar la riqueza de sus comidas y bebidas, acompañadas de rituales y prácticas que se han transmitido de generación en generación, a través de la publicación "Historias y recetas de la Cocina Xiqueña", de la autora Guadalupe Margarita Castillo León.

En este libro, que se presentó esta mañana en el marco de la tercera edición de la Feria del Libro de Cocina Tradicional FLICO en el Museo Nacional de Culturas Populares, la autora narra la preparación de recetas a partir de nueve historias y cuentos que abordan el tema de los alimentos, las tradiciones y vivencias del pueblo xiqueño, y que representan un retrato de su cosmovisión.

“La intención de que no sólo fuera un libro de recetas se debe a que me di cuenta que en Xico lo que se vive va muy de la mano con lo que se come. Son nueve recetas y relatos en relación a la preparación de los moles, los atoles, algunos dulces y los vinos, muy característicos del lugar”, comentó en entrevista la autora.

Esta publicación, la número 70, forma parte de la Colección Cocina Indígena y Popular, editada por la Dirección General de Culturas Populares, Indígenas y Urbanas de la Secretaría de Cultura, que lleva en su haber 74 títulos editados en torno al tema y que abarca la cocina tradicional de diversas comunidades de la República Mexicana.

Castillo León comentó que la idea de compilar estas recetas y relatos surgió hace más de una década luego de que, por cuestiones de trabajo, llegara a vivir a la casa de Constantina, una mujer xiqueña. “Fue en su cocina, entre cazuelas, ollas, jarrones y jarritos, con historias que ella me iba narrando sobre cómo llegaron a su familia algunos objetos que albergaba ese espacio de la casa.”

Lo que llamó la atención de la escritora fue la magia y el respeto con el que en Xico se elaboran los alimentos. La comida se prepara con recogimiento, con reverencia a la naturaleza por todo lo que provee y ofreciéndolo con generosidad a los asistentes a la mesa. Las y los cocineros me compartieron noblemente sus secretos culinarios, que guardaban de generación en generación”.

Los lectores de esta publicación conocerán los platillos emblemáticos de Xico, municipio ubicado en la región central del estado de Veracruz, en cuyo poblado de casas de teja roja y calles de piedra y adoquín son característicos los frijoles con xonequi, planta que crece de manera silvestre todo el año y son el alma de este platillo endémico del lugar; así como su famoso vino de mora, fruta silvestre que crece entre los potreros y que es recolectada y preparada por los habitantes de las montañas.

La autora destacó el cuidado que los pobladores le ponen a la consagración de los ingredientes en las fiestas patronales. “Se bendicen los alimentos antes de ser preparados para que rindan. Se juntan los chiles, las semillas y las frutas con las que se prepara el mole. El xiqueño tiene una visión muy generosa y hace el convite de una forma indiscriminada, todos están invitados a las mesas que se colocan en las calles”, comentó la escritora.

En este municipio rodeado de montañas, los tamales son preparados en silencio, las cocineras no deben estar enojadas porque si no, no se cuecen. Señaló que todos los momentos en la vida de los habitantes de este municipio están marcados por determinados alimentos. El manjar de arroz o el dulce de chilacayote se comen en Semana Santa; y en las velaciones de los santos o previo a una boda se prepara la bebida de champurrado acompañada con pan.

La dieta cotidiana de las comunidades de la alta montaña, donde la vida es muy sencilla, consiste en chileatole de gallina de rancho y platillos de flores del gasparito, flor de frijol y hongos. Mientras que en la ciudad colonial, adornada de un estilo barroco, por ser un sitio fresco, se elabora el tradicional mole, una diversidad de atoles y chiles rellenos.

Estos son sólo algunos de los relatos que unen la tradición, los alimentos y los ritos alrededor de la cocina de esta comunidad de Veracruz, que formaron parte de la presentación editorial "Historias y recetas de la Cocina Xiqueña", que se llevó a cabo en el patio Jacarandas del Museo Nacional de Culturas Populares. La autora estuvo acompañada de Lorena Acosta Vázquez y Gregorio Hernández Zamora. 

Guadalupe Margarita Castillo León, nació en Las Lomas, municipio de Coatepec, Veracruz. Estudió la licenciatura en Lengua y Literatura Hispánicas en la Universidad Veracruzana. A través del PACMYC de la DGCPIU publicó en 2001 Ecos de cafetal. Historia y narraciones populares, trabajo que incluye la historia de su lugar natal, así como sus mitos, cuentos, narraciones y leyendas.

Desde su creación, coordina el proyecto Piedra de Cielo. Relatos de los abuelos contados por los niños, un trabajo de rescate sobre memoria histórica y vida cotidiana con alumnos de primaria del Colegio Simón Bolívar, campus sureste, institución para la que trabaja actualmente.

Fuente: (CONACULTA)