Obra adaptada y dirigida por Octavio Michel que fusiona el estilo neoclásico francés con el steampunk. Tendrá funciones en el Teatro del Bosque, Julio Castillo, del 29 de noviembre al 16 de diciembre, así como del 10 de enero al 10 de febrero de 2019  

CDMX.- 24 de Noviembre de 2018.- Con respeto a los cánones de la época, la propuesta escénica de la obra Las preciosas ridículas de Molière, a cargo de la Compañía Nacional de Teatro, fusiona el estilo neoclásico francés con el steampunk, género estético de retrofuturismo que vincula elementos de la Revolución Industrial y de la etapa isabelina.

Esta exploración plástica en el vestuario, y un tratamiento actual del texto del dramaturgo galo, se propone acercar a espectadores de todas las edades y, principalmente, a jóvenes habituados al lenguaje de las historietas, a un teatro ágil y divertido que aborda un tema actual como la violencia de género.

Después de su exitosa temporada en La Corrala del Mitote, esta puesta en escena, adaptada y dirigida por Octavio Michel, se reestrenará en el Teatro del Bosque, Julio Castillo, del Centro Cultural del Bosque. Ofrecerá funciones de jueves a domingo, del 29 de noviembre al 16  de diciembre y del 10 de enero al 10 de febrero del próximo año.

Engranes, cadenas, diversos materiales metálicos y goggles, así como una serie de elementos provenientes de la corriente del steampunk, que alude a tecnologías anacrónicas o futuristas imaginadas por visionarios, conforman, en esta versión,  parte del vestuario de los personajes creados por Jean-Baptiste Poquelin, que, sin embargo, conservarán la postura física y el maquillaje del estilo neoclásico francés de Luis XIV.

La obra, representada por primera vez en Francia en 1659, fue adaptada por el director Octavio Michel, de forma que resulte atractiva y digerible para el espectador que pudiera relacionar este texto con algo difícil o aburrido, sin que esto implique hacer una farsa superficial y con chistes de bajo nivel.  

La actualidad de esta comedia reside, desde la perspectiva del director, en el tema de la violencia de género, debido a que los primeros movimientos feministas detectados en el mundo se relacionan con grupos de mujeres que se reunían para hablar sobre la lectura de distintos libros de ciencia, artes y filosofía, grupos a los que se unían algunos hombres en un intento por abrirles el paso a esas mujeres a un nivel intelectual al que no tenían acceso.

Octavio Michel sostuvo que entre las obras escritas por Molière,  Las preciosas ridículas es la que tiene mayor fuerza en cuanto al peso escénico del elenco femenino. Comentó que en el montaje, Cathos y Madelon se enteran de la corriente del preciosismo y quieren ser parte de esta.

Juegos dramatúrgicos realizados por el director, así como giros que conminan a confiar en el arte, la música y la poesía, como posible salvación, a la par que sugieren alejarse de vanos comentarios surgidos del entramado social, integran parte de la adaptación, que pone en evidencia al ser humano bajo la apariencia de los personajes, acercándolos a nuestra realidad.

Música ejecutada con clarinete, a partir de la pieza La marcha de los turcos,  escrita para El burgués gentilhombre de Molière, y variaciones de la canción barroca Amarilli bella mía, se escucharán en distintos fragmentos de este montaje, que enfatiza la capacidad de humillar que tienen los personajes masculinos por venganza ante lo que consideran un rechazo que los hace montar en cólera.

En palabras de Michel, Las preciosas ridículas genera una reflexión en torno a la idealización de pertenecer a un grupo, la prepotencia de las distintas clases sociales, la discriminación, el machismo, el intercambio de índole económico que había bajo los acuerdos matrimoniales, y los conflictos de clase  entre amos, criados, padres e hijas, todo en una puesta en escena que apuesta a un teatro clásico sencillo y divertido tan entrañable como una obra contemporánea.

Las preciosas ridículas cuenta con la adaptación y dirección de Octavio Michel; el diseño de movimiento y coreografía de Ruby Tagle; el diseño de vestuario de Libertad Mardel; el diseño de escenografía de David Molina; el diseño de iluminación de Patricia Gutiérrez y el diseño de maquillaje de Maricela Estrada.

En el reparto, integrado por actrices y actores del elenco estable de la Compañía Nacional de Teatro, se encuentran Rodrigo Alonso, Misha Arias de la Cantolla, Fernando Bueno, Karla Camarillo, Ana Ligia García, Marco Antonio García, Jorge León, Carlos Ordoñez, Cecilia Ramírez Romo y el músico Pablo Ramírez. El actor invitado es David Lynn.

Las funciones se realizarán los jueves y viernes a las 20:00, los sábados a las 19:00 y los domingos a las 18:00 en el Teatro del Bosque, Julio Castillo, del Centro Cultural del Bosque.

Fuente: (bellasartes.gob.mx/prensa)