Estefanía Ahumada, Anahí Dávila y Ana Corti exponen la amistad y la hipocresía entre amigas

CDMX.- 4 de Julio de 2018.- La puesta en escena Tarde para arrepentirse, escrita y dirigida por Alan Blasco, con las actuaciones estelares de las actrices Estefanía Ahumada, Anahí Dávila y Ana Corti, inicia temporada de reestreno en el teatro La Capilla.Estefanía Ahumada, Anahí Dávila y Ana Corti exponen la amistad y la hipocresía entre amigas

Luego de una serie de exitosas presentaciones en diversos foros de la Ciudad de México y Jalapa, Veracruz, la divertida comedia, definida como del género “negro” y “ácido” por su director, se presentará del 4 al 25 de julio, todos los miércoles a las 20:00 horas.

Alan Blasco se inspiró en Arte, un texto de Yasmina Reza, para escribir una obra sobre el mundo feminista sumamente divertida que es una invitación a hombres y mujeres a reflexionar sobre el valor de la amistad, la solidaridad y la lealtad.

En poco más de 70 minutos las actrices en escena muestran como la confraternidad, el compañerismo y la fidelidad como valores universales son expuestos en el lado obscuro de la relación de tres amigas con personalidades, estratos sociales y formaciones profesionales diversas.

Los personajes: Abby, una joven soñadora sin una carrera universitaria y ambiciones profesionales, pero rica, sólo sueña en casarse; Angela, una mujer frívola, amargada y odiosa sumergida en el mundo de la política y Antonella, una escritora sin éxito se confronta por el un vestido de novia barato y feo, adquirido por Abby.

A través de la historia se desarrolla un recorrido de cómo se desvanece una añeja amistad cuando esta se sostiene con mentiras e hipocresía, de cómo el afecto se torna en odio y agresiones que generan una despiadada guerra por un acto aparentemente superficial.

Los sentimientos ocultos crean entre ellas ironía, euforia, odio y desconfianza, poniendo en tela de juicio su relación para encontrándose a la vez consigo mismas.

Es una obra que consigue dar una mirada mordaz e interesante a las relaciones humanas y un lado más duro y radical a la sociedad que se me mueve entre hipocresía o cinismo por procurar mantener sus intereses evitando el bochorno y la vergüenza.

El director y escritor Alan Blasco, añadió que la obra pretende “pasar más allá de un tema frívolo”, pues “aborda a profundidad el tema de la amistad a través de los personajes, quienes como seres humanos, pueden llegar a sacas su lado obscuro bajo ciertas circunstancias en la vida”.

La historia y sus personajes fueron producto de la inspiración de sujetos y momentos de la vida real, señaló Blasco, quien rechaza dejar un mensaje moralista al público, pero se exalta y pondera el valor de la amistad y demuestra un mundo que se desarrolla entre hipocresías.

Estefanía Ahumada, Anahí Dávila y Ana Corti, expusieron que lo relevante de la obra es que el público además de divertirse se cuestiona.

“El ser humano siempre está en un proceso de transformación. El teatro se trata de eso, de transformarnos. No nos gusta creer que no se puede cambiar. Si bien en esta obra abordamos el final de una amistad, no sabemos que será después de estas tres mujeres. Tal vez cambie su vida o no... La respuesta está en nosotros”.

Por otra parte “es necesario tomar en cuenta que la perversidad es algo que vive en nosotros. La vida está hecha decisiones de las cuales pueden surgir una transformación positiva o no”.

En su opinión los personajes muestran esa máscara de superficialidad que todos exponemos hacia la sociedad.

“En la obra se expone esa superficialidad que empieza a romperse. Es como un cascarón que se va quebrando poco a poco para poder ver qué más pasa con estas tres mujeres tan distinta, y porque fueron amigas durante 17 años, siendo que sus vidas tomaron caminos tan distintos”.

Asimismo el texto y el trabajo escénico convocan a pensar sobre la perversidad, “porque independientemente de que los personajes no cambien su esencia y forma de ser, hay algo que se transforma. Nada puede volver a ser los mismo por esa situación. Lo que les pasa a los personajes no es nada anejo en cuanto a relaciones personales”.

Tarde para arrepentirse, producida por el Círculo teatral, se presenta los miércoles a las 20:00 horas, del 4 al 25 de julio en el Teatro La Capilla, ubicado en Madrid 13, col. Del Carmen, Del. Coyoacán. Los boletos tienen un costo de $200 pesos entrada general y $150 con credencial de estudiante, maestro e INAPAM.

Fuente: (CONACULTA)