Por Coordinación editorial Azteca 21

Ciudad de México. 5 de febrero de 2016. “Conocí a Verónica Musalem y su obra al iniciar el proyecto interinstitucional de traducción y publicación ‘México-Francia: escribir el teatro hoy’, oportunidad inédita para dar a conocer autores de ambos países cuya tradición teatral viene desde lejos y cuya actualidad es de una inmensa riqueza.

Ella venía a París con el afán de enriquecer su trabajo con la alteridad. Nuestro encuentro se plasmó en este marco, un enriquecimiento mutuo. Dirijo teatro desde hace 15 años. Siempre quise, como bien nos lo enseña la historia del teatro, conocer a un autor que fuera capaz de llevarme a sus territorios y a la vez que estuviera traído hasta los míos. Dos espacios fronterizos, el del texto y el de la representación.

El encuentro con Verónica Musalem fue así, fue eso: vital, esencial en mi trayectoria artística y humana. Desde hace tres años no he hecho más que desarrollar y fortalecer este vínculo”, dice David Ferré, director de “Punta Cometa”, que tendrá su función inaugural el jueves 11 de febrero en el Teatro Orientación de esta ciudad.

De acuerdo con un comunicado de prensa, el director francés añadió que “la dramaturgia mexicana oscila entre modernidad y tradición. Ciertamente, en México existen autores muy cerca de las formas de expresión artística occidental contemporánea y, por otra parte, un movimiento más realista, social, local y tradicional, heredero de la tradición mexicana del siglo XX. Musalem, y más precisamente con ‘Punta Cometa’, rompe esta dicotomía al reconciliar varias formas de escritura (desde los códices prehispánicos hasta la dramaturgia contemporánea).

El teatro mexicano nos remite a los mitos fundadores de la civilización y, a la vez, se distingue por el mestizaje cultural que vincula: ésta es una de sus mayores fuerzas. Y punto nodal tanto de este texto como el hecho de llevarlo a escena”. 

“Punta Cometa” cuenta el reencuentro de una familia después de años de ausencia. En la víspera del cumpleaños e inminente muerte del patriarca de la familia, llegan a la casa cuatro hermanos: dos hombres y dos mujeres. Todos ellos son seres desencantados de la vida. También están la madre y la enfermera, dos personajes extraños y etéreos, en un espacio-tiempo suspendido. El patriarca les pide que, para poder hablar de su herencia, tienen que preparar una representación basada en textos del “Popol Vuh”.

Es, entonces, un viaje místico a través del inframundo, espacio mágico y mítico, donde cada uno de los personajes tendrá una transformación. En la puesta en escena actúan Miguel Flores, Juan Carlos Vives, Lourdes Echevarría, Muriel Ricard, Gabriela Betancourt, Sonia Franco y Francisco Mena. El Teatro Orientación se localiza en el Centro Cultural del Bosque, Paseo de la Reforma y Campo Marte, estación Auditorio de la línea 7 del metro.

Comentarios a esta nota: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Foto: cartel de la obra.

Cortesía.