KFC es el restaurante “con más mejoras” en la tabla de puntuación de este año, obteniendo una “B-“ en comparación con la “F” que recibió el año pasado. En marzo, KFC, que únicamente sirve pollo, se comprometió a solo comprar aves que crecieran sin antibióticos médicamente importantes para finales de 2018.

27 de Septiembre de 2017.- Más de la mitad de las 25 principales cadenas de restaurantes en los Estados Unidos han tomado medidas para restringir el uso rutinario de antibióticos en la producción del pollo que sirven, de acuerdo con un nuevo sistema de puntuación presentado hoy por un grupo de organizaciones ambientales, de salud pública y de consumidores.

El tercer reporte anual de Chain Reaction, que califica a las compañías en sus políticas y prácticas del uso de antibióticos, descubrió que 14 restaurantes han tomado medidas, una alza con respecto a los 9 del año pasado. Mientras que las cadenas de restaurantes lograron un gran progreso con el pollo, los grupos descubrieron que no hubo nuevos compromisos con el límite de antibióticos utilizados en la carne de res y cerdo.

El 70% de los antibióticos médicamente importantes en Estados Unidos se venden para el uso en ganado, y por lo general se utilizan para prevenir enfermedades en granjas industriales saturadas e insalubres. Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) y otros eminentes expertos médicos concuerdan con que el uso generalizado de los antibióticos para la producción de carne amenaza la salud pública al contribuir a la creación y propagación de súperbacterias resistentes a los medicamentos.

De acuerdo con los CDC, las infecciones resistentes a los medicamentos enferman al menos a dos millones de personas cada año y al menos 23,000 mueren como resultado de esto. Debido a las políticas federales estancadas sobre el mal uso de antibióticos en la producción de carne, los grupos han instado a los restaurantes a poner de su parte para proteger la salud pública.

“Debemos dejar de malgastar antibióticos en animales que no están enfermos cuando estos medicamentos vitales están perdiendo su habilidad para luchar contra las infecciones en las personas,” dice Jean Halloran, Directora de Iniciativas de Políticas de Alimentos en Consumers Union, la división de movilización y políticas de Consumer Reports. “Los restaurantes de comida rápida tienen un poder inmenso en el mercado y deberían usar su influencia para ayudar a lidiar con esta crisis de salud pública acabando con el mal uso de los antibióticos.”

“Cuando se trata de nuggets de pollo, hemos visto un cambio impresionante en unos cuantos años, pero las hamburgesas y el tocino son otra cosa,” dice Lena Brook, defensora de políticas de alimentos en el Consejo de la Defensa de los Recursos Naturales (Natural Resources Defense Council). “Para que nuestros antibióticos que salvan vidas sigan funcionando cuando las personas los necesitan, toda la industria de la carne, incluyendo la de res y la de puerco, debe comenzar a usarlos de forma responsable.”

El reporte Chain Reaction III fue producido por Consumers Union, Natural Resources Defense Council, Food Animal Concerns Trust, Friends of the Earth, U.S. PIRG Education Fund y Center for Food Safety. Entre sus principales hallazgos:

• Panera y Chipotle siguen siendo líderes de la industria y obtuvieron una calificación de “A” por tener políticas integrales que restringen el uso de antibióticos en casi toda la carne de res, cerdo, pavo y pollo que sirven en sus restaurantes. Subway ha hecho el compromiso de implementar una política similar para el 2025.

• Mientras que más de la mitad de las principales cadenas se han comprometido respecto al pollo, 22 de 25 restaurantes no han adoptado compromisos con fechas determinadas para limitar el uso de antibióticos en la carne de cerdo y de res. McDonald’s recientemente delineó una visión global para reducir los antibióticos en la carne de res y cerdo, pero no ha establecido una fecho para lograrlo.

• KFC es el restaurante “con más mejoras” en la tabla de puntuación de este año, obteniendo una “B-“ en comparación con la “F” que recibió el año pasado. En marzo, KFC, que únicamente sirve pollo, se comprometió a solo comprar aves que crecieran sin antibióticos médicamente importantes para finales de 2018.

• 6 restaurantes, todos con políticas importantes respecto a los antibióticos en el pollo, obtuvieron calificaciones de “B+” o “C-“ (Subway, KFC, Chick-fil-A, McDonald’s, Wendy’s y Taco Bell).

• Los amplios cambios en las políticas de antibióticos en el pollo en el sector de los restaurantes han contribuido a grandes mejoras en toda la industria del pollo. Casi la mitad de los pollos en Estados Unidos son criados por proveedores que siguen prácticas responsables de antibióticos y que se han comprometido a hacerlo en el futuro a corto plazo.

• 6 restaurantes recibieron una calificación de “D” por diversas razones, incluyendo el tener políticas limitadas, la falta de implementación y/o auditorías insuficientes de sus proveedores para asegurar el cumplimiento de las políticas: Pizza Hut, Starbucks, Dunkin Donuts, Jack in the Box, Burger King y Papa Johns.

• 11 restaurantes obtuvieron una “F” por fallar en adoptar y publicar políticas efectivas de administración de antibióticos: Sonic, Cracker Barrel, Olive Garden, Applebee’s, Domino’s, Chili’s, Little Caesars, Buffalo Wild Wings, Dairy Queen, Arby’s y IHOP.

“Las bacterias resistentes a los medicamentos matan a miles de estadounidenses y enferman a millones cada año, así que necesitamos que las grandes empresas redoblen esfuerzos y lidien con el uso de antibióticos en la carne de res y de cerdo,” dijo Matthew Wellington, Director del Programa de Antibióticos de U.S. PIRG Education Fund. “McDonald’s cambió a sus proveedores de pollo, y recientemente publicó una sólida visión para lidiar con el mal uso de los mismos en la carne de cerdo y res. Al convertir su visión en una realidad, McDonald’s puede presionar a la industria de la carne para terminar con el mal uso de antibióticos que salvan vidas y que están alimentando a estas súperbacterias.”

“A pesar de que más de la mitad de las empresas encuestadas han hecho compromisos respectos a los antibióticos, las grandes cadenas como Olive Garden siguen arrastrando los pies, promoviendo la retórica vacía en lugar de un cambio concreto,” dijo Kari Hamerschlag, subdirectora de alimentos y tecnología en Friends of the Earth. “Los consumidores están buscando opciones más saludables para comer, que incluyan carne producida sin medicamentos. Si las compañías como Olive Garden se niegan a implementar cambios responsables, verán sus ingresos decaer mientras los consumidores y accionistas se llevan sus dólares a restaurantes que no pongan en riesgo la salud pública.”

“Los compromisos de los restaurantes han ayudado a estimular el cambio positivo en la industria, pero las políticas federales que prohíben los usos rutinarios de los antibióticos en la producción de alimentación animal aún son necesarias,” dijo Cameron Harsh, Gerente Senior de Políticas Animales en el Centro por la Salud de los Alimentos. “Sin firmes regulaciones que sometan a todos a estándares más altos, los malos actores de la industria pueden continuar con sus negocios como de costumbre y seguir poniendo la salud pública en riesgo.”

“Los compromisos hechos por la industria de comida rápida definitivamente han ayudado en la lucha contra las súperbacterias, pero necesitamos más transparencia,” dijo Steven Roach, Director del Programa de Salud de los Alimentos del Fondo de Preocupaciones de la Alimentación Animal. “Las compañías necesitan dar a conocer a los consumidores lo que están haciendo para asegurarse de que sus proveedores cumplan y aún más importante, deben comenzar a requerir que sus proveedores reporten qué tantos antibióticos están utilizando.”

###

La misión del Center for Food Safety es empoderar a las personas, apoyar a los granjeros y proteger a la Tierra de los impactos dañinos de la agricultura industrial. A través de acciones legales, científicas y comunitarias, protegemos y promovemos tu derecho a alimentos y un ambiente sanos. Por favor únete a nuestros más de 900,000 defensores a lo largo del país en www.centerforfoodsafety.org. Twitter: @CFSTrueFood, @CFS_Press

Consumers Union es la división de políticas y movilización de Consumer Reports. Consumers Union trabaja por las reformas de salud, alimentos y seguridad de productos, reformas financieras y otros problemas de los consumidores en Washington, D.C., los estados y en el mercado. Consumer Reports es la organización independiente de pruebas de productos más grande del mundo. A través de sus más de 50 laboratorios, centro de pruebas de autos y centro de investigación de encuestas, esta empresa sin fines de lucro califica miles de productos y servicios anualmente. Fundada en 1936, Consumer Reports tiene más de 8 millones de suscriptores a su revista, sitio web y otras publicaciones.

Food Animal Concerns Trust expande las opciones de alimentos seguros y producidos de forma humana al apoyar a los granjeros humanos y abogar contra el sobreuso de antibióticos y el uso dañino de los medicamentos en los animales de granja. Nuestro Programa de Agricultura Humana invierte en granjeros familiares que buscan criar animales de forma humana, mediante la entrega de subvenciones, becas y webinarios. Nuestro programa de Salud de los Alimentos aboga por políticas corporativas y federales más sólidas que eliminen el sobreuso de antibióticos y medicamentos veterinarios conocidos por ser dañinos para los consumidores. Juntos, expanden las prácticas seguras y humanas en granjas a lo ancho del país.

Friends of the Earth lucha por crear un mundo más saludable y justo. Nuestras campañas actuales se enfocan en promover la energía limpia y las soluciones al cambio climático, asegurándonos de que la comida que comamos y los productos que usemos sean seguros y sustentables, y protegiendo a los ecosistemas marinos y a las personas que trabajan cerca de ellos.

The Natural Resources Defense Council (NRDC) es una organización ambiental internacional sin fines de lucro con más de 2 millones de miembros y activistas en línea. Desde 1970, nuestros abogados, científicos y otros especialistas ambientales han trabajado para proteger los recursos naturales del mundo, la salud pública y el ambiente. NRDC tiene oficinas en New York City, Washington, D.C., Los Angeles, San Francisco, Chicago, Bozeman, Montana y Beijing. Visítanos en  www.nrdc.org y síguenos en Twitter @NRDC.

U.S. PIRG Education Fund es un grupo independiente e imparcial que trabaja para los consumidores y el interés público. A través de investigaciones, educación pública y divulgación, servimos como contrapartes de la influencia de intereses especiales y poderosos que amenazan a nuestra salud, seguridad o bienestar