En este espacio artístico experimental niños y niñas, de entre seis y 10 años, conocieron la vida del escritor, dieron lectura a fragmentos de sus poemas y, basándose en ellos, dibujaron pinturas que reflejan lo que para ellos Octavio Paz trató de expresar en sus versos.

Ciudad de México.- 12 de Noviembre de 2016.- En la 36 Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil (FILIJ) se presentó el libro El árbol habla. Octavio Paz para niños. El volumen es resultado del taller de ilustración La palabra pinta, organizado por la Coordinación Nacional de Desarrollo Cultural Infantil Alas y Raíces en 2015, que impartió el pintor y tallerista Roberto Martínez en la Escuela Primaria Independencia, ubicada en Mixcoac, barrio donde Octavio Paz nació y vivió su infancia.

En el evento participaron Dolores González-Casanova, coordinadora editorial del libro y los creadores gráficos Cristian Juárez Flores, Eduardo René Ortega Ruiz, Miguel Ángel García Torres, Emiliano Tenopala Luna, Aranza Ochoa Ontiveros, Camila Casillas Juárez, Ana Ximena Saltillo y Elías Hazael Marín.

En este espacio artístico experimental niños y niñas, de entre seis y 10 años, conocieron la vida del escritor, dieron lectura a fragmentos de sus poemas y, basándose en ellos, dibujaron pinturas que reflejan lo que para ellos Octavio Paz trató de expresar en sus versos.

El árbol habla. Octavio Paz para niños es el séptimo título de la colección Poesía para Niños y está integrado por 45 ilustraciones que acompañan versos destacados de la obra de Octavio Paz seleccionados de los libros Obras completasObra poética I (1935-1970) y Obras completas, Obra poética II (1969-1998).

Estas imágenes son acompañadas también por Sueño en voz alta, una semblanza de Octavio Paz a cargo del escritor Felipe Garrido, fotografías en blanco y negro del Premio Nobel, así como cartas de los niños dirigidas a Octavio Paz y a su esposa Marie José en el que externan sus dudas, inquietudes y gusto por la obra del autor.

Participar en el libro El árbol habla. Octavio Paz para niños fue un sueño hecho realidad, una experiencia divertida y especial, una maravilla, una actividad de gran felicidad y una enseñanza “que nos provocó mucha alegría y emoción; nos permitió aprender muchas cosas, como dibujar o aprender más de Octavio Paz, convivir con nuestros compañeros y expresar nuestros sentimientos”, consideraron los ocho creadores gráficos. 

En la presentación, Dolores González-Casanova destacó que el propósito del libro es acercar a los niños a la obra de Octavio Paz “y ser el inicio de una aventura, un aprendizaje y un acercamiento a la poesía”. 

Mientras que los niños también conversaron sobre su experiencia en el taller, los mensajes de sus pinturas, el proceso creativo de sus dibujos y cómo ha cambiado su vida desde la publicación del libro.    

Para Eduardo René Ortega participar en este taller se trató de una experiencia divertida y feliz, mientras que para Ana Ximena ha sido lo mejor que le ha pasado en su vida.

Respecto a los mensajes que quieren transmitir al público con sus pinturas, Cristian Juárez dijo que es expresar sentimientos y sensaciones, como la alegría, mientras que Miguel Ángel García comentó que trató de retratar la libertad.

Sobre el tema de cómo cambió su vida, Aranza Ochoa refirió que después del libro empezó a leer más textos y poemas, y Elías Hazael compartió que le abrió la puerta para investigar sobre la vida y obra de otros escritores mexicanos.

El árbol habla. Octavio Paz para niños tiene un tiraje de tres mil ejemplares y es editado por la Secretaría de Cultura, a través de la Coordinación Nacional de Desarrollo Cultural Infantil Alas y Raíces, y la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México.

“Es un texto que todos pueden leer y que les va a gustar a los adultos y a sus hijos. Además es un libro que muestra cómo las personas pueden expresar sus sentimientos, no sólo con palabras, sino de otras maneras, como el arte”, concluyó Emiliano Tenopala.  

Fuente: (CONACULTA)