¿Liberarse de la maternidad? No, gracias

Por Nieves García

Cuando Madame Curie trabajaba al lado de su esposo, como su mejor colega, no dejaba de ser un ente extraño con bata blanca en los pasillos de la Sorbona. Pero para la mujer de hoy, al menos en la llamada sociedad occidental, ya no hay techos de cristal. Una de las conquistas más valiosas de esta

Leer más...