En entrevista con la Agencia Informativa Conacyt, la doctora Lidia Esther Vargas Osuna, coordinadora de la red temática y profesora investigadora de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), explicó que la red se conformó al percatarse de la escasa participación de jóvenes en carreras de ingeniería.

Ensenada, Baja California. 23 de enero de 2018 (Karla Aguirre-Agencia Informativa Conacyt).- La Red Ecosistema STEM (Science, Technology, Engineering and Mathematics) diseñó talleres que permitirán llevar conocimientos sobre ciencia, tecnología y arte a estudiantes de educación básica tanto de zonas urbanas como rurales.

1-HEAD_red2218.jpg

Los miembros de la Red Ecosistema STEM, red temática del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), han establecido como uno de sus objetivos incorporar a más jóvenes al campo de estudio de las ciencias exactas e incrementar la participación de niñas y mujeres en estas áreas.

En entrevista con la Agencia Informativa Conacyt, la doctora Lidia Esther Vargas Osuna, coordinadora de la red temática y profesora investigadora de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), explicó que la red se conformó al percatarse de la escasa participación de jóvenes en carreras de ingeniería.

“Hicimos jornadas en preparatorias, al final hacíamos una encuesta y nos dábamos cuenta de que solamente 20 por ciento de los jóvenes quería estudiar ingeniería y de ese 20 por ciento, solamente siete por ciento eran muchachas las que querían estudiar esta carrera”, apuntó.

Ante este escenario, la Red Ecosistema STEM entabló colaboración con la Red Ciencia, Tecnología y Género para implementar estrategias que impulsen la incorporación del sector femenino en carreras de ingeniería y tener la participación de hombres y mujeres por igual.

Coordinación de esfuerzos

Para la doctora Lidia Esther Vargas, resulta preocupante que en una región con grandes zonas industriales y ofertas de trabajo en este campo, los jóvenes no estén interesados por las carreras de ingeniería y que la participación de mujeres profesionistas en dicho sector sea mínima.

Fue por ello que la UABC coordinó esfuerzos con la Universidad Politécnica de Baja California (UPBC) y la Universidad Estatal de Sonora (UES), instituciones que forman parte de la Red Ecosistema STEM, integrada por 35 investigadores, 18 especialistas de la iniciativa privada y 14 estudiantes.

“Como red, lo que hemos logrado es ir articulando poco a poco el ecosistema STEM. De repente veíamos que la UPBC hacía algo, en la UABC se hacía algo por separado, inclusive en otros estados de la república se hacen cosas relacionadas pero no van dirigidas, son de manera desarticulada”, afirmó.

Refirió que a través de la red se promovió la coordinación entre diferentes actividades como ferias de ciencias y concursos de innovación, con la participación de equipos multidisciplinarios que integran perfiles profesionales que van desde físicos y químicos hasta psicólogos y pedagogos.

1-stem2218.jpg“Entre todas las disciplinas se enriquece el trabajo y en las actividades que estamos haciendo, de alguna u otra forma, integramos la participación de la industria y el gobierno”, agregó la coordinadora de la red.

Laboratorios STEM

Como estrategia para extender el alcance de las actividades de divulgación de la Red Ecosistema STEM, en octubre de este año se celebró la primera Feria STEM, donde se incorporó el componente artístico a través del Instituto de Cultura de Baja California (ICBC).

La coordinadora de la red temática señaló que se han propuesto que a largo plazo la feria se consolide a manera de laboratorios STEM, que sean accesibles para toda la población, tanto en colonias populares como zonas rurales.

“La idea es realizar un laboratorio dirigido a los niños de niveles básicos y teniendo como mentores a chicos de preparatoria, licenciatura y posgrado, de manera que se abarquen todos los niveles educativos”, adelantó.

Agregó que en los laboratorios los niños podrán participar en talleres que plantean problemáticas reales y los introduzcan de forma amigable a los campos de ciencia y tecnología.

Un nuevo modelo

La doctora María Amparo Oliveros Ruiz, miembro del Comité Técnico Académico (CTA) de la Red Ecosistema STEM y profesora investigadora de la Facultad de Pedagogía e Innovación Educativa de la UABC, subrayó la importancia de integrar a los talleres nuevos componentes que potencien el aspecto humano dentro de las ciencias.

“Lo que hemos estado haciendo es la parte del rol model. Si a los niños les llevas un investigador o una investigadora o una persona importante de la industria, los vas inspirando, y otra parte es relacionar el arte: la física y la música, la pintura y la química, toda esa área donde se integra la parte científica con la parte artística y vas generando un ciudadano más integral”, comentó.

Señaló que el objetivo de este modelo está ligado a las nuevas políticas educativas y lleva como propósito generar el interés por el arte y la ciencia en las nuevas generaciones para que eventualmente se conviertan en profesionistas que contribuyan con el desarrollo económico del país.

“Por eso la importancia de este tipo de ferias, este tipo de laboratorios y de que las actividades no sean nada más para las escuelas sino que se puedan practicar ya en la familia, esa es la parte importante”, aseveró la doctora Oliveros Ruiz.

Fiesta del conocimiento

Para la organización de los talleres, la Red Ecosistema STEM incorpora como parte esencial la participación de estudiantes de preparatoria y licenciatura que se convierten en los principales transmisores de conocimiento.

La doctora Amparo Oliveros Ruiz detalló que primero se establece una temática sobre ciencia y los alumnos que impartirán los talleres, junto a su profesor, generan el material didáctico que será dirigido a los distintos niveles educativos.

“Todo es elaborado por los alumnos: material didáctico, metodologías, todo. Los muchachos hicieron sus proyectos de ingeniería, arte, pedagogía, es una experiencia increíble de todas las áreas que ellos por sí solos generaron la metodología, tuvieron el contacto con los niños, generaron el material, y las expresiones y comentarios de los niños y jóvenes era que había sido una experiencia increíble”, expresó.

Consideró que la experiencia de la primera Feria STEM se convirtió en una fiesta donde la ciencia, el arte y la tecnología se conjuntaron de manera libre y amena, obteniendo además un impacto positivo en los jóvenes y niños que participaron.

1-primera2218.jpg

arroba14010contacto 1 Dra. Lidia Esther Vargas Osuna
 corrico dos      Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.">

• Dra. María Amparo Oliveros Ruiz