Con la voz entrecortada por el sentimiento, el actor de Lola de mi vida (Miguel Barbachano-Ponce, 1965) y Club eutanasia (Agustín Tapia, 2005) manifestó su alegría reencontrarse con sus viejos ídolos, colegas y amigos, por lo que invitó al público para que conozca la muestra. “Me dio gusto ver a Joaquín Pardavé, a Capulina, a El Loco Valdés... a todos estos artistas", mencionó y dijo: "Me emociona verlos y recordarlos".

Ciudad de México.- 12 de Agosto de 2016.- Terminado está el tiempo de las viejas carpas y espectáculos de revista, las congregaciones dominicales ante los vodeviles callejeros y el humor picaresco de las pastorelas novohispanas, pues en pleno siglo XXI la comedia mexicana ha tomado nuevos rumbos. Sin embargo, Sergio Corona aún recuerda. 

El bailarín y actor tuvo oportunidad de reencontrarse con aquellos personajes que definieron su pasado en el teatro, el cine y la televisión, gracias a su paso por La Galería de la Cineteca Nacional, la cual alberga alrededor de 700 piezas, entre fotografías, carteles, caricaturas, videos y objetos personales propios de la historia del humor en México en la exposición ¿Actuamos como caballeros o como lo que somos? El humor en el cine mexicano.

Luego de la visita de Alfonso Arau, en junio, Sergio Corona compartió sus impresiones y remembranzas en una conversación con José Antonio Valdés Peña, subdirector de Información y Proyectos Especiales de la Cineteca Nacional, como parte del ciclo Charlas sobre el Humor en el Cine Mexicano que se llevó a cabo en la Sala 6, Roberto Gavaldón.

Sin posible pudor por la voz entrecortada por el sentimiento, el actor de Lola de mi vida (Miguel Barbachano-Ponce, 1965) y Club eutanasia (Agustín Tapia, 2005) manifestó su alegría reencontrarse con sus viejos ídolos, colegas y amigos, por lo que invitó al público para que conozca la muestra. “Me dio gusto ver a Joaquín Pardavé, a Capulina, a El Loco Valdés... a todos estos artistas", mencionó y dijo: "Me emociona verlos y recordarlos".

De entre todos los personajes a los que se rinde homenaje en la exposición, Sergio Corona destacó a Joaquín Pardavé, a quien considera “el actor más completo” y a quien recuerda con afecto. "Compositor, cantante, bailarín; hacía interpretaciones de árabe, de español, de mexicano de pueblito... hizo muchos personajes que le vi y admiré".

El intérprete también evocó su propia carrera en la farándula y subrayó en su amor por la música clásica, que desde niño fue el impulso que lo llevó a participar en el espectáculo dancístico: “Más que el baile, al principio lo que buscaba era disfrutar la música”. Tanto la danza como el humor, aseguró, son parte de una identificación personal con la vida y dijo que la pasión por la música está directamente relacionada con la felicidad que despierta la comedia.

Abierto a propuestas, está consciente que los tiempos ya no son los mismos. Al concluir su charla y a manera de comentario para las nuevas generaciones de comediantes que, con el auge del stand-up comedy, levantan sus carreras a través de nuevas plataformas de comunicación, el ex-bailarín apuntó: “Lo que recomiendo es el estudio. Hay que estudiar”      

Las charlas sobre el humor en el cine mexicano continuarán el martes 23 de agosto con la ponencia de la doctora en sociología, Siboney Obscura: Cinco actrices cómicas de la Época de oro del cine mexicano, donde se analizarán las actuaciones de Dolores Camarillo, Consuelo Guerrero de Luna, Delia Magaña, Fanny Kaufman (Vitola) y Sara García.

Para conocer la programación del ciclo Humor en el Cine Mexicano, consultehttp://www.cinetecanacional.net/php/cartelera_ciclos.php?ClvCic=2133

Fuente: (CONACULTA)