En entrevista, compartió parte de su historia: "Vengo de una familia mariachera, somos la quinta generación en cuestiones del mariachi, mi padre fue el primer violín en el Mariachi Salinas, el cual se puede clasificar como el último de estos grupos tradicionales importantes; mi papá era sobrino del director del mariachi, Jesús Salinas''.

Cocula, Jalisco.- 8 de Noviembre de 2015.- Francisco Hernández Nande, de 68 años de edad e integrante de una tradicional familiar de mariacheros, expresa con orgullo que el municipio de Cocula es la cuna mundial del mariachi.

En entrevista, compartió parte de su historia: "Vengo de una familia mariachera, somos la quinta generación en cuestiones del mariachi, mi padre fue el primer violín en el Mariachi Salinas, el cual se puede clasificar como el último de estos grupos tradicionales importantes; mi papá era sobrino del director del mariachi, Jesús Salinas''.

''Nuestra historia musical viene de familia, desde mi bisabuelo, lo más curioso es que nos pega por los dos lados, por parte de mi abuelo y también de mi abuela, por lo que orgullosamente la música del mariachi la llevamos en las venas'', mencionó.

Indicó que los hermanos de su abuelo tenían un grupo muy famoso Los hermanos Cabrera, que hizo su buena época por los años de 1905 y 1910, ''también de parte de mi abuela paterna eran mariacheros, y de parte de la familia de mi mamá también sus hermanos tenían sus grupos, como Los Hermanos Nande''. 

''Mi papá dominaba todos los instrumentos, su fuerte era el violín, y era bueno para cantar, tenía muchos instrumentos y su ilusión era que todos supiéramos tocar: una hermana llegó a tocar violín, otra el guitarrón, y yo tocaba la vihuela, por lo que todos estábamos infiltrados en el ambiente del mariachi", dijo.

Hernández Nande recordó que normalmente en casa de sus papás se hacían los estudios del grupo de mariachi, "por ahí en 1952 vinieron unos norteamericanos a hacer unas grabaciones, yo estuve un día previo a la grabación porque ensayaban las melodías que iban a grabar". 

Comentó que el día que se iba a hacer la grabación él la quería presenciar, pero no lo quería llevar su papá porque la instrucción de esas personas "era la de no niños, entonces me insistía mi papá y me decía: es que no te puedo llevar hijo".

Dijo que insistió hasta que lo convenció: "Mi papá me mandó con mi mamá para que me pusiera un pantalón, ya que en aquellos años la situación económica en la mayoría de los hogares aquí en Cocula era muy precaria, yo me acuerdo que andaba con calzón de manta y nos los amarrábamos a la cintura". 

Manifestó cuando fue con su mamá le dijo: "¿no estás oyendo que no te puede llevar?, por lo que ahora tuve que convencerla a ella, y finalmente fui a esa grabación". 

"Lo más curioso es que cuando hacían las grabaciones yo metí mi voz inconscientemente en un son y quedó grabado, entonces cuando oyeron la voz les gustó y dijeron: 'que le siga el niño'; entonces, tengo la grabación a medias pero sí aparece mi voz ahí, incluso se escucha cuando yo les digo a los músicos listos?, y ellos responden listos", recordó. 

Hernández Nande subrayó que en 2007 se encontró al historiador Jesús Jáuregui, a quien le platicó esta anécdota.

"Él me decía con cierta desconfianza: 'qué seguridad tienes de que ellos vinieron a grabar un disco', por lo que le contesté que yo le preguntaba a mi papá qué estaban haciendo y me contestaba un disco mi hijo; incluso hay unas fotografía en las que salgo a los pies de mi padre, muy chiquillo, como de unos ocho años". 

Expresó que Jesús Jáuregui fue a Estados Unidos, ''al mes de que tuvimos la plática me habla y me dice: 'acabo de localizar las grabaciones y las fotografías que me comentaste'''. 

Evocó que cuando llegó a Cocula fray Miguel de Bolonia en 1532, ''se da cuenta que los indígenas cocas ya tocaban música con los caracoles y se hacían acompañar de flautas de carrizo, y amenizaban sus fiestas con este tipo de instrumentos''.

Mencionó que ''cuenta la historia que Cocula fue uno de los pueblos en donde no se derramó sangre y se conquistó con la música a los cocas''. 

"Cuando descubre el talento de los cocas, Miguel de Bolonia les trae maestros de la ciudad de Texcoco y empiezan a formar sus grupos, y ellos mismos hacían sus violines", afirmó.

Hernández Nande precisó que había un rancho, hoy desaparecido, "de donde era mi papá, que se llamaba La Colmena, y ahí había esos grupos de mariachis que les nombraban los violines del cerro o violines hechizos".

Añadió que cuando llegan los españoles, "adaptan el violín y la guitarra, originalmente, después del caracol y la flauta, y estuvo implicado un tiempo, alrededor de 100 años, la chirimía, con tambora". 

Agregó que evoluciona el mariachi y en 1880 depuran al grupo del mariachi y separan a la chirimía y quedan ya los puros instrumentos de cuerdas: dos violines, el guitarrón y la vihuela, "todos vestidos a la usanza de calzón, camisa de manta blanca, ceñidor de algodón, cotón y huarache". 

Relató que con el paso de la historia crecieron los grupos y el gusto por la música del mariachi, "porque ellos venían del rancho de La Colmena aquí a la cabecera municipal de Cocula a tocar su música, como decía mi papá: vamos a buscar la tortilla". 

Indicó que en Cocula había "un grupo fuerte, el Cuarteto Coculense, de Justo Villa, por ahí los dueños de la hacienda la Sauceda los llevan a una fiesta, les gustó y se los llevaron al gobernador, a quien le interesó y lo mandan a la capital del país para un cumpleaños del presidente Porfirio Díaz en 1905". 

Describió que hicieron su actuación con vestimenta "rudimentaria, se regresan y en 1907 los vuelven a llevar, no había casas grabadoras en México sino eran tipo de agencias y los contratan para grabar en 1908, 60 melodías graba el Cuarteto Coculense y se empieza a agarrar forma el gusto por el mariachi". 

Manifestó que comenzaron a llegar a la capital otros grupos, Cesáreo Medina, Concho Andrade, y el Mariachi Coculense de Cirilo Marmolejo. 

Compartió que Cirilo Marmolejo no nació "en estas regiones, él es de Teocaltiche, pero radicó en Tecolotlán". 

"Llega Concho Andrade a la capital en 1912-1913, a la cantina el Tenampa, que anteriormente era sólo un changarrito, pero el dueño es de Cocula y los apoya con dejarlos dormir, darles hospedaje y les empieza a dar trabajo, por lo que empieza a agarrar forma el Tenampa", platicó. 

Explicó que Concho Andrade le escribe a su compadre Cirilo Marmolejo para que se venga a la capital, "quien ya tenía su grupo Mariachi Coculense".

Hernández Nande resaltó que en 1925 la primera transmisión de radio de música con mariachi la hizo Concho Andrade.

"Para 1926, Cirilo Marmolejo hace sus primeras grabaciones, de 1928 a 1936 graba más, luchó mucho y Lázaro Cárdenas lo hace mariachi oficial de su campaña y le asigna un sueldo al grupo y pues ya vive más desahogadamente", dijo. 

Destacó que para 1907-1912 llega un mariachi de Cocula con siete elementos, ''que es el Mariachi de Cesáreo Medina, pero ya vestidos más elegantes, y los demás grupos se comienzan a fijar en eso, a vestirse más civilmente, como andamos nosotros; y para 1918 Don Cirilo y Concho Andrade empiezan a imitar el traje de los hacendados, se empiezan a vestir de esa forma y a la fecha así lo vemos''. 

Comentó que a Manuel Esperón le pregunté en una ocasión cómo nace la canción de Cocula, ''me comentó que para la película 'El peñón de ánimas', le pidieron algo diferente y pensó en lo que él ya había escuchado de los mariachis, y Jorge Negrete fue el primero que la cantó''.  

Añadió que Manuel Esperón fue a la plaza Garibaldi y preguntaron a los grupos que estaban ahí que de donde eran y todos decían de Cocula, ''y pues de Cocula es el mariachi; y empieza a hacer la letra, la hace Ernesto Cortázar y la junta Manuel con el talento musical que tenía, y se estrena en la película 'El peñón de las ánimas' en 1946''. 

Subrayó que ''el éxito tiene muchos padres, el que es huérfano es el fracaso, este grupo de mariachi triunfó y ahora todo el mundo dice que es de su tierra: Rosamorada, Nayarit; Nochistlán, Zacatecas; y Tecolotlán, Jalisco, también lo reclama''. 

"Si en un pueblo o ciudad está la palabra escrita mariachi antes a 1695 el mariachi es de ustedes, yo tengo una copia de un documento, al que se le hizo estudios por parte de la UdeG para confirmar que era original y nosotros lo tenemos para mostrar al mundo que somos los creadores de esta música", mencionó. 

Hernández Nande afirmó que en virtud de que ha habido muchos pueblos interesados en decir que el mariachi es de su tierra, ''yo mandé registrar la frase: 'de Cocula es el mariachi' por lo que estamos protegidos de que ya está reconocido por el derecho de autor". 

''Existe otro documento por parte de la UNESCO, en donde declaran al mariachi como Patrimonio de la Humanidad; son documentos que yo tengo, que abiertamente invito a cualquier gente que quiera comprobar lo que estoy hablando'', dijo.

Fuente: (Notimex)