5 de Marzo de 2014.- Según informó el Instituto Nacional de Estadística, México registró un ascenso de su Producto Interior Bruto del 1,1% en 2013. Una cifra que está por debajo de las previsiones expuestas por el Gobierno, puesto que los datos esperados eran como mínimo, similares al crecimiento registrado en 2012 con un 3,9%. De hecho, a comienzos del pasado año el Gobierno mexicano afirmó que las cifras rondarían el 3,5% de crecimiento. Con el paso de los meses, los datos no fueron del todo positivos y hubo que conformarse con poco más de un punto de subida, pese a que en el último trimestre de 2013 se registró un aumento del 0,7%.

 

Para los expertos, las cifras sitúan el crecimiento mexicano en un proceso bastante moderado y sin demasiado optimismo. Desde el año 2008 no se habían cerrado unos datos así. Y las causas se centran, principalmente, en el descenso de la actividad industrial. Pese a que México es uno de los puertos comerciales más importantes del mundo, gracias a sus exportaciones por todo el continente americano y tras ser la segunda economía más importante de América del Sur (sólo superado por Brasil), los problemas económicos por los que ha atravesado Estados Unidos también han afectado al país. En cualquier caso, se espera que durante este año y después de la última cumbre de líderes de América, las relaciones prosperen y las mejoras comiencen a notarse. Otros sectores enclavados dentro de la industria como la minería, energía eléctrica o manufacturas se han visto perjudicados también por la crisis, lo que ha provocado un aumento del desempleo.

El escaso crecimiento del PIB afecta directamente a la economía doméstica, ante tal panorama, se encuentra en la tesitura de tener que frenar su gasto para poder cumplir con sus obligaciones mensuales. Además, el aumento de los impuestos energéticos (sobre todo en época de temperaturas polarizadas), impide que en ocasiones, con un solo jornal, se puedan realizar todos los pagos a tiempo. Esto obliga a un gran volumen de la población a recurrir a kredito24.mx para adquirir los ingresos necesarios. En el último año las solicitudes de préstamos online se han disparado, debido principalmente a la falta de liquidez en la economía doméstica.

Para 2014, se prevé que el crecimiento oscile entre el 4,1% y el 3,7%. El Bank of America Merrill Lynch afirmó que el crecimiento sería lento, debido al aumento de los impuestos y la caída en la confianza de los consumidores. Pese a ello todos los analistas son muy optimistas y aseguran con certeza que, por fin, la crisis ha cerrado su puerta y ahora es turno de que el país progrese lenta pero adecuadamente.

Foto: Internet