Puebla, México.- 7 de Diciembre de 2015.- La presencia y el portentoso sonido de  la locomotora de vapor OdeM2, construida por la H. K. Porter Locomotive Works en 1942, en Pittsburgh, Pennsylvania, provocó el júbilo de 2,100 personas que acudieron al tradicional y esperado concierto Sinfonía Vapor en el Museo Nacional de los Ferrocarriles Mexicanos en la ciudad de Puebla, la tarde de este domingo 6 de diciembre.

Y es que esta maquinaria se convierte en un instrumento fundamental de Sinfonía vapor compuesta por  Melesio Morales hace 145 años con motivo de la inauguración de la estación del ferrocarril en la ciudad de Puebla, y que es la pieza estelar del programa.

El resto de la presentación estuvo integrada por Música para charlar de Silvestre Revueltas y la piezaTren 503 del compositor polaco Ryszard Siwy, una fantasía para orquesta sobre la canción mexicana “La Rielera”.

“Yo soy rielera tengo a mi Juan, él es mi vida y yo soy su querer. Y cuando dicen que ya se va el tren, adiós mi Rielera, ya se va tu Juan”, entonaban los asistentes al ritmo de la música, en especial, los adultos mayores.  

Las interpretaciones estuvieron a cargo de la Filarmónica 5 de Mayo, dirigida por Fernando Lozano y  la Banda de Música de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Puebla.

Los músicos también ejecutaron Las cuatro estaciones, de Arturo Márquez, escrita ex profeso para Sinfonía vapor en 2004, acreedora de una mención honorífica en la categoría Profesional Música Sinfónica del segundo Concurso de Composición Musical “Melesio Morales”.

“Es un concierto que llama la atención por hacerse en un espacio no tradicional y abierto en el que el tema ferrocarrilero permite que la gente esté rodeada de máquinas y equipo”, destacó la directora del Centro Nacional para la Preservación del Patrimonio Cultural Ferrocarrilero, Teresa Márquez.

A lo largo de su historia, Sinfonía vapor se ha enriquecido con el trabajo de importantes investigadores musicales con la figura del Comité Melesio Morales, establecido en 2004,  que ha convocado a músicos y compositores, como Arturo Márquez, Eugenio Delgado, Ricardo Coral, Francisco Viesca, Helio Huesca y Juan Guillermo Contreras.

Cuando tocó el turno de escuchar la pieza Sinfonía vapor, decenas de niños acompañados de sus familias se congregaron en las áreas verdes del recinto museístico ubicado en el Centro Histórico de Puebla para ver su avance de algunos metros  sobre los rieles.

Fue el caso de la señora Rosalía Martínez, quien acudió por segunda ocasión en compañía de sus hijos, para estar cerca de un medio de transporte tan antiguo en nuestro país.

“Al principio se asustan con el ruido tan fuerte del silbato, pero después se emocionan, quieren correr casi a un lado de él y quieren sacarse una foto”.

Macario García, quien trabajó 44 años en Ferrocarriles Nacionales de México, aseguró que el concierto es una oportunidad única para quienes vivieron el esplendor del ferrocarril y quienes lo conocen por primera vez.

“Me parece muy bonito. Me encuentro con muchos compañeros que hace años no veía y por otro lado, me da gusto ver la emoción de los niños que tal vez no tuvieron la oportunidad de subirse a una locomotora, pero la tienen cerca y les agrada. Para las personas que lo vivieron y se vuelven a encontrar con esta imponente maquinaria es muy alentador”.

A 11 años de realizarse de manera ininterrumpida, la presentación apoyada por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (CONACULTA), a través del Centro Nacional para la Preservación del Patrimonio Cultural Ferrocarrilero, tiene el propósito de impulsar la cultura ferrocarrilera en México y consolidar los avances en la conservación y difusión de su patrimonio artístico e histórico.

Fuente: (CONACULTA)