La primera de ellas fue "XLIII Memoriam Vivire", de Marisol Jiménez, comisionada por el Festival Internacional Cervantino, que se estrenó en nuestro país con una fuerte ovación por parte del público. 

Ciudad de México.- 23 de Octubre de 2015.- Dos piezas hechas por compositores mexicanos destacaron en el concierto que ofreció la reconocida agrupación británica London Sinfonietta en la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes.

La primera de ellas fue XLIII Memoriam Vivire, de Marisol Jiménez, comisionada por el Festival Internacional Cervantino, que se estrenó en nuestro país con una fuerte ovación por parte del público.

La obra se caracterizó por los sonidos poco convencionales de los instrumentos que en ocasiones se escuchaban como susurros de palabras hasta llegar a un silencio de 43 segundos que culmina en un grito de esperanza y de memoria.

La segunda fue Acoussence, de Enrico Chapela, obra abstracta en cinco movimientos con influencia de jazz y técnicas extendidas, inspirada en un perfume creado a partir de aceites esenciales elegidos por el compositor.

Y es que el músico obtuvo las notas y ritmos luego de calcular la posición de las moléculas de la sustancia activa de los olores de madera, cítricos, flores, semillas y hierbas, lo cual dio como resultado un mosaico musical.

La presentación arrancó de manera dramática con Wonderful no-headed nightingale, de Luke Bedford, inspirada en un cartel publicitario del siglo XIX de los cantantes siameses Millie y Christine McCoy.

La música evocó la tensión que podrían experimentar estos hermanos que desean estar separados, pero finalmente aceptan que si quieren vivir deben permanecer unidos.

El programa descrito por el director Garry Walker como “armónicamente atrevido”, también incluyó creaciones comisionadas por la London Sinfonietta. Es el caso de Chamber symphony No. 2, del compositor británico Laurence Crane, en la que sobresalieron las cuerdas, el piano y las percusiones.

La pieza Contraflow, de Colin Matthews, comisionada en 1992, permitió a los músicos dar muestra de su talento al incluir breves partes solistas de flauta, trompeta, viola, violín, clarinete, violonchelo, trombón y oboe.

El concierto concluyó con Carmen Arcadiae mecanicae perpetum, considerada una obra maestra de Harrison Birtwistle, uno de los mejores compositores de Inglaterra, la cual data de 1977, para instrumentos de cuerda, aliento y piano.

Fundada en 1968, esta orquesta de cámara se ha enfocado a la divulgación de la música moderna y contemporánea, al encargar más de 300 obras que abarcan una variedad de géneros, como el jazz y la música electrónica.

Cabe señalar que en el Corredor Ángela Peralta, ubicado a un costado del Palacio de Bellas Artes, decenas de personas disfrutaron también del concierto de la London Sinfonietta, ya que fueron colocadas una carpa, una pantalla gigante y butacas.

La London Sinfonietta ofrecerá un concierto más este sábado 24 de octubre a las 21:00 horas en el Teatro Juárez de Guanajuato, en el marco del 43 Festival Internacional Cervantino.

Fuente: (CONACULTA)