El Mensaje del Rey

Has permitido demasiado. ¡Establece!

Por Lourdes María Nuñez Encinas.

Un habitante del reino debe ser determinante, confiado, gosozo de lo por venir, seguro de su victoria. Si, de su trayectoria por éso está escrito en el reino: Te llevaré de victoria en victoria. El habitante del reino no debe permitir la opresion, no debe permitir estar atado, no puede estar encadenado al dolor, a la falta de fuerza, a falta de fortaleza. No pueden estar agachado tratando de levantarte, cómo teniendo un gran peso que subir cuestas.

Estarias solamente tapando los hoyos de la barca, sin tener oportunidad de salir al paseo. Ni siquiera tener la oportunidad recorrer la orilla de la bahia, mucho menos cómo podrías conquistar nuevos horizontes.

Te inquietaré con más de ésto.

Toma el cetro. ¿No has comprendido? Establece. Han estado mas reocupados de el porvenir, que reconociendo su maravilloso presente en nuestro reino. Eres mi tabernáculo.
Debes reconocer quién vive en ti. Entonces trata de alagar a tu hueped, de atenderlo, de hacerlo sentir agusto. Sino parece que me atrapé en ustedes, en corazónes llenos de dolores y quejas.

Salgan de éso. Establece que vivo en tu corazón. Camina en ello, hablemos y lo demás desaparecerá. Reconoce que en el reino las malas obras han sido desechas, no lo ignores, ni guardes en el closet.
Considera desecha, destruida la mentira y establece la verdad, la armonia, la misericordia, el cuidado, la realidad. Vivo en ti y tú en Mi. Mi deseo es darte vida en abundancia, para darte el futuro lleno de esperanza y el final que esperas. Tengo por tí, pensamientos de paz y no de mal.

Reponte. Hazlo; estableciendo internamente la verdad. A veces parece mas facil dejarse llevar por el dolor y apapacharlo o acogerlo. Piensa que es como “un juego” y en ello hay circunstancias y cosas que tratan de paralizarte. No lo permitas. Éste juego trata de sacarte de la cancha, trata de que no te percates del score, de que no reconozcas ni siquiera a los compañeros de tu equipo. Ni siquiera quiere que el equipo se entere que solo es un juego.

Tu tienes que reconocer ¿Cuál es el terreno? Reconoce que te pertenece, que nadie puede sacarte, que tus ojos reconocerán a tu equipo. Sobretodo, Quien es el dueño de el equipo, cuál es el Espíritu de el equipo y jugar, enfrentar, disfrutando el partido, de principio a fin.

Te diré antes de empezar, que vas a ganar. El score estará a tu favor. Mientras el partido ocurre, serás fortalecido como equipo, seras afilado como jugador, serás tratado como quien purifica al oro, por que debes brillar cada vez más. Sabrás quien eres conforme avancen los minutos, en los descansos recobrarás fuerzas, establecerás estrategias para continuar. Disfrutar, es la regla principal, disfrutarte tú, a tu equipo, al dueño del equipo, a El Espíritu del equipo y para disfrutar la Victoria con todos.

Entrena, asiste puntualmente, conoce los reglamentos. Ponte tu uniforme, permanece listo y atento.

La nueva temporada va a empezar. ¡Establece!

Esto te hace saber el Rey

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.